¿Puede ser el futbol una de las más grandes formas de arte?
Arte

¿Puede ser el futbol una de las más grandes formas de arte?

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

23 de febrero, 2017

Arte ¿Puede ser el futbol una de las más grandes formas de arte?
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

23 de febrero, 2017



Durante una clase discutí con mis compañeras acerca de la validez de que el futbol es una forma de arte. La respuesta, además de general, fue negativa: ¿cómo un montón de personas corriendo detrás de una pelota podía compararse con algo remotamente artístico? Parecería que este deporte es algo similar a un soma que mantiene a sociedades, como la nuestra, lejos del progreso. No desistí de mi idea y es que el "deporte más hermoso del mundo" exalta las pasiones, necesita técnica,  improvisación y su belleza es subjetiva.

Citando a Santiago Gamboa: "El famoso gol de James a Uruguay es muy bello. Tanto por su gimnástico giro, como por el vuelo del portero y el salto inútil de los defensas. Una coreografía irrepetible. El lugar en el que está ubicado cada uno de los artistas es fundamental, un momento efímero que queda detenido en el tiempo sólo porque el balón golpeó la red.


No creo que en el fútbol la dificultad añada belleza. Hay goles difíciles que son desagradables a la vista, como esos que se marcan con pelotas enredadas dentro del área, un cañaveral de piernas y patadas por el que, de pronto, el balón encuentra un túnel y va al fondo de la red. Pero tampoco la facilidad crea belleza, de ahí que muy rara vez un penalty sea una obra de arte, excepto si el portero, que es el gran protagonista por ser la víctima, logra detener el balón con un vuelo armónico. En el penalty, como en los fusilamientos, el protagonista es quien recibe el disparo y no quien aprieta el gatillo. Esto lo vio muy bien Goya en uno de sus más célebres cuadros, "Los fusilamientos del 2 de mayo", poniendo de espaldas al anónimo pelotón de ejecución y en primer plano a quien va a morir un segundo después".

futbol obra de arte

El fútbol podría ser comparado con el teatro o la danza, artes que usan el cuerpo para expresar, pero creo que tal como lo hizo Gamboa, es la pintura con la que tiene una relación más adecuada. La técnica de cada jugador puede verse como las pinceladas de un artista y para comprender la importancia de cada obra. No es lo mismo el trazo perfecto de Caravaggio que la espontaneidad de van Gogh o Pollock, así como no es lo mismo ver a Messi burlar al equipo contrario, que sorprenderse con la increíble fuerza con la que Adriano o Roberto Carlos podían tirar desde fuera del área. 

futbol obra de arte ronaldinho

Pero no todo es visual. Así como el arte, el fútbol tiene una fuerte carga simbólica y social. Instaurado en el imaginario de millones, desde la infancia, hay pocas cosas tan presentes en la mente de alguien como el balompié y esa actividad. Como muchas veces ha dicho Juan Villoro, es determinante desde que somos pequeños y repercute durante toda nuestra vida: 

“Es posible que el futbol represente la última frontera legítima de la intransigencia emocional; rebasarla significa traicionar la infancia, negar al niño que entendió que los héroes se visten de blanco o de azulgrana”.

Pueden ser analogías sencillas para unos, pero su significado trasciende fronteras, jugadores y equipos. Cómo diría Eduardo Galeano: "¿En qué se parece el fútbol a Dios? En la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales".

futbol obra arte

Respondiendo a lo social, es un deporte en el que las familias se unen, incluso para separarse por el amor a una camiseta. Hay naciones rivales que demuestran poderío o tenacidad en la cancha y hay momentos históricos que nacen en esta y quedan en la historia; más que por un bello juego, por el contexto del partido. 

Andrés Escobar, colombiano asesinado un año después del narcotraficante más conocido del mundo, a causa de un autogol que supuestamente trajo perdidas millonarias al narco de su país. Cada disputa entre México y Estados Unidos convierte a cualquiera en un patriota digno de las filas de Zapata. El equipo de Islandia en la última Eurocopa, un país que reflejó las razones por las que son uno de los lugares con mayor bienestar del mundo; sin una liga profesional, con jugadores que tienen otros empleos, un grupo de amateurs, que se enfrentaron a los mejores jugadores del mundo. 



Puede ser espectáculo. Los reflectores apuntan a 22 personas sobre un escenario que se repite por todo el mundo con algunas variables. Se cotizan en millones y a veces el aura del arte brilla por su ausencia, pero es que el arte del fútbol resplandece por momentos. Necesita todos los elementos dispuestos de manera correcta para hacer que no sean 11, sino millones los que sientan que están jugando.

Sin más, no hay mejor forma de demostrar ese momento en que todo se une a la perfección: lo social, lo político, lo técnico, lo artístico y lo inmortal, en lo que bien podría ser considerada una de las más grandes obras del arte del siglo XX. 



***

Fuente: 

El País Colombia


Referencias: