Arte

Gabriel Orozco: de lo usual a lo desacostumbrado

Arte Gabriel Orozco: de lo usual a lo desacostumbrado


“Mi forma de trabajo es muy clara: exhibir siempre lo que estoy haciendo en ese momento, incluidos los errores”.
- Gabriel Orozco

Deutsche Guggenheim - "Gabriel Orozco: Asterisms",  2012


Gabriel Orozco nació en Jalapa, Veracruz, México, en 1962; estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas en la ciudad de México, para más tarde incluirse en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, España. Artista y viajero ávido,  utiliza el paisaje urbano y los objetos cotidianos encontrados en su alrededor, para girar las nociones convencionales de la realidad y comprometerse a la imaginación del espectador.

Deutsche Guggenheim - "Gabriel Orozco: Asterisms",  2012


La sangre de artista corriendo por sus venas: "Desde mi casa, con mi papá pintor trabajando muy de cerca con Siqueiros,  el arte creció en mí, una mezcla de política izquierdosa y el partido comunista mexicano con muralistas de tercera generación. Al mismo tiempo, en las escuelas a las que asistía, muchos de los papás de mis amigos también eran artistas. La mamá de mis amigos de la infancia, Manuel y Mauricio Rocha, es Graciela Iturbide, y la vi fotografiar de chavito. Así era el medio en el que crecí: muy artístico". Más adelanta, duerante su preparación profesional se encontró con otro número importante de artistas; mientras asistía al colegio Centro Activo Freyre, CAF,  convivió con Emmanuel Lubezki, Alfonso André, de Caifanes; Manuel Rocha, músico contemporáneo; así como Cuauhtémoc Cárdenas hijo.

Cats-and-Watermelons-Gabriel-Orozco


Dentro de una escala del 1 al 10, de artistas contemporáneos, Orozco se posiciona dentro de los primeros 5 puestos; obteniendo este sito al ser uno de los  artistas más valorados en el circuito internacional, reconocido autor de una gran y polivalente obra que abarca desde la escultura hasta las instalaciones espontáneas, pasando por la fotografía, el vídeo, el dibujo y el arte-objeto.

En los últimos años, la obra de Orozco resulta imprescindible en cualquier acontecimiento importante de arte contemporáneo, enriqueciendo las bienales y museos de América hasta Europa.

Gabriel Orozco


La obra de Orozco se percibe entre los aplausos y la crítica, aunque ésta última le favorece, al hacer énfasis en lo diferente que resulta su trabajo y la forma diferente y única en la que percibir el arte.

orozco4


Balones ponchados, desgastados, tapas  de envases de yogurt pegadas en las paredes, una manguera verde tirada en el piso o una caja de zapatos vacía a la mitad de una galería, resultan objetos que al ser observarlos pasarían desapercibidos e incluso no serían valorados como "arte"; pero  Orozco, los posiciona y los mantiene en un nivel diferente...  como grandes obras, Orozco mantiene su lugar como un gran artistas y, además, se posiciona como uno de los más importantes e innovadores dentro del arte contemporáneo internacional.

oroz-skull_1790205b


Convirtiendo cualquier situación en experiencia estética, el trabajo de Orozco resulta tan valorado como criticado; sin embargo, la gran trayectoria de este artista deja en claro que su popularidad se debe a algo: al contenido dentro de sus obras o la innovación dentro del arte. Un artistas que habla por sí mismo.


https://img.culturacolectiva.com/content/2013/06/Gabriel-Orozco-Empty-Shoe-Box-1993-shoe-box-40.6-x-50.8cm-.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/06/Ar_orozco-kurimanzutto_1.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/06/5466901596_03d6a31587_z.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/06/2.-Gabriel-Orozco-Pelota-Ponchada-1993..jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/06/Ar_maco-5-imperdibles_41.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/06/20-Orozco_YogurtCapsDetail.jpg


Referencias: