Arte

Global Rainbow

Arte Global Rainbow

Los pasados juegos olímpicos atrajeron todas las miradas a Londres, país sede de la justa deportiva. Las muestras artísticas y culturales no se hicieron esperar como evidencia de la diversidad que trae consigo un evento de trascendencia internacional. Tal es el caso de las piezas del británico Banksy, quien a través de dos fotografías critica la situación militar e inmigración presente en la unión inglesa, la exposición de carteles que se llevó a cabo en la Tate Gallery, la muestra fotográfica The Road to 2012, con 100 retratos de gente relacionada con este evento deportivo, sin dejar de lado la presencia de México con espectáculos de teatro, danza, música, performance, cine y artes plásticas. Lo anterior dentro del marco del London 2012 Festival, evento cultural que fue organizado de forma paralela a las olimpiadas.

 

Fue dentro de la llamada Olimpiada Cultural, una serie de eventos artísticos que ocurrieron en Londres previo a los Juegos Olímpicos, financiado por el Consejo de Artes de Inglaterra, Legacy Trust del Reino Unido y el Distribuidor Lotería Olímpica, que el cielo de la ciudad inglesa se iluminó con un arcoíris de láser.

 

Whitley Bay, Inglaterra, 1º de marzo. Un arcoíris nocturno que ya ha iluminado a Alemania, Francia y Estados Unidos, ahora hace escala en Londres. Siete rayos láser en rojo, naranja, amarillo, verde, celeste, azul y violeta atraviesan el cielo de la ciudad frente a la mirada de quienes observan asombrados un espectáculo neón. Global Rainbow es el nombre de la instalación que dio inicio al año cultural Londres 2012. Yvette Mattern es la artista detrás de este arcoíris itinerante que tiene como objetivo “ser proyectado en zonas urbanas densamente pobladas para abarcar la diversidad geográfica y social que simbolice una esperanza”.

Los láseres para dicha instalación fueron creados para ser montados sobre vigas extendidas iluminando la costa del norte de Tyneside, hasta unos 8 km desde su punto de origen. Una estructura de hierro colocada en lo alto de un edificio sostenía los siete rayos que se proyectaban sobre la ciudad sin ser obstruidos.

 

Global Rainbow brilló por primera vez en Nueva York el 19 de enero de 2009, en el centro de Manhattan, desde el Puente de Brooklyn pasando por las torres del World Trade Center. La obra tuvo su estreno británico en el norte de Tyneside, desde el Faro de Santa María en Whitley Bay, hasta la costa este de Newcastle. Este espectáculo se planeó para ser proyectado en varios lugares alrededor del mundo, tales como Londres, Berlín, Oslo, Jerusalén y Pekín.

 


Referencias: