INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

El fantasma de la ópera: atormentó a su amante y la hizo sufrir por amor

25 de octubre de 2017

Julieta Sanguino

¿Cuántas veces has escuchado hablar de las maldiciones que acaban con la vida de reconocidas celebridades?



Durante los ensayos de una obra teatral llamada Aníbal, los nuevos propietarios de un reconocido teatro comenzaron a experimentar lo que parecía ser una maldición. Carlotta, la cantante consagrada del equipo, decidió interpretar parte de la ópera; sin embargo, mientras lo hacía el telón cayó, y en un súbito accidente, casi muere.

Entre quienes se encontraban presentes, el rumor de que un fantasma acechaba el escenario crecía. Antes habían experimentado extraños sucesos y accidentes que, aunado a esto, parecían demostrar que sin duda existían espíritus que no los dejarían trabajar en paz hasta que algún extraño ritual de exorcismo lograra que los entes descansaran para siempre.



Más tarde, cuando Carlotta fue sustituida por una talentosa joven llamada Christine (quien había sido parte del ballet) todos se dieron cuenta de que lo hacía excelentemente; sin embargo, después de su debut, desapareció.



Nadie sabía lo que ocurría o cómo es que ella se había esfumado sin dejar algún tipo de rastro. ¿Qué tenían que ver unos hechos con los otros? ¿En realidad existía un fantasma capaz de acabar con la vida de los asistentes? ¿Dónde diablos estaba la joven promesa?



Christine regresó sin dar muchas explicaciones, como bajo un hechizo con lo que le había ocurrido y entonces, amenazas comenzaron a invadir la atmósfera del teatro. De algún modo, el halo fantasmal que parecía efímero se había transformado en notas que prometían terribles hechos si Christine no protagonizaba la siguiente obra. Los productores y dueños del lugar hicieron caso omiso hasta que, de algún modo, el fantasma hizo que Carlotta croara como rana justo en medio de su interpretación. Entonces Christine tomó el papel protagónico.



Sin embargo, en una de las representaciones, uno de los asistentes murió en un repentino accidente (hecho que parecía venir del espíritu) y Christine corrió a los brazos de uno de los mecenas más importantes y atractivos, lo que sin duda provocó que el fantasma tuviera una respuesta fúrica contra el público: dejó caer una lámpara en medio del teatro.



El acontecer de los días era incierto y por más que se preguntaban qué ocurría, los tétricos hechos comenzaron a cesar hasta que volvieron con mucha más fuerza atacando a Christine y su nuevo amor...


Esta historia es parte de la trama de El fantasma de la ópera, una de las puestas en escena más importantes y reconocidas en el mundo entero. Escrita por Gaston Leroux en 1909, la obra cobró popularidad cuando Andrew Lloyd Weber la transformó en un musical que ha recorrido el mundo entero con más de 100 millones de espectadores.



En su obra, Leroux involucra temas de romance, misterio, terror y aventura, por lo que sin duda, en sus trabajos resalta la influencia de escritores como Edgar Allan Poe y Arthur Conan Doyle, además de escritores como Dumas y Stendhal.

Según Leroux, la historia del fantasma era real y, aseguraba, había encontrado evidencia de esto en el archivo nacional de música. Su público estaba fascinado con el relato y fue así como casi 20 años después de su éxito, Universal, la gran productora de Hollywood, realizó una película con la historia. En los 80, Lloyd Weber lo musicalizó para llevarlo a Broadway y hacerlo acreedor de más de 50 premios.



El éxito de Lloyd Weber es a causa, en cierta medida, del respeto que tuvo por la obra. La música, el horror y la mítica idea que tenemos sobre un teatro de ópera con laberínticas catacumbas que lo circundan crearon una fórmula casi mágica que funciona hasta nuestros días.



Si no, veamos la historia de La Bella y la Bestia, una de las películas favoritas de las niñas alrededor del mundo, o soñemos con King Kong o el Jorobado de Notre Dame, cuyas historias son hasta hoy un éxito que se reinterpreta en diferentes ámbitos. Puesto que, del mismo modo que El Fantasma, todos tenemos miedo a mostrar nuestro lado oscuro ante alguien con quien anhelamos pasar el resto de nuestra vida, todos hemos sentido un amor profundo que no está correspondido y todos hemos sido desplazados por alguien más atractivo que probablemente haga más feliz a la otra persona.



El fantasma de la ópera no es la única historia de Leroux que involucra personajes siniestros. Los fantasmas, vampiros, sangre y los muertos del autor son siempre un recordatorio de que en la época victoriana los psíquicos eran sumamente populares y los médiums podían dar testimonio de percepciones extrasensoriales en todo el mundo.



TAGS: Teatro Paranormal Arte clásico
REFERENCIAS: El espectador imaginario Pepper

Julieta Sanguino


Editora en Jefe

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Looks de Ezra Miller para aprender sobre estilo y nuevas masculinidades El reto de 30 días con el que tu mejor amiga y tú conseguirán el abdomen perfecto La brutal película que muestra realmente cómo es una posesión satánica La clave para asegurar el éxito en la vida, según un chavorruco La artista que convivió con muertos y retrató la violencia en su forma más cruda Las mejores canciones de Carlos Sadness para los románticos

  TE RECOMENDAMOS