La historia del vello púbico en 10 obras de arte
Arte

La historia del vello púbico en 10 obras de arte

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

3 de octubre, 2017

Arte La historia del vello púbico en 10 obras de arte
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

3 de octubre, 2017


La adoración hacia los genitales es un signo inequívoco de la evolución de la humanidad. Se trata de un rasgo presente en la mayoría de culturas antiguas, que aún sin saber cómo funcionaba su cuerpo para crear vida, intuían que ciertas partes de su corporeidad estaban involucradas en un proceso tan maravilloso como intrigante.


¿Qué podría ser más importante que asegurar la reproducción y con ella, la perpetuación de la especie por el planeta? La aparición de cuerpos desnudos y sus proporciones fue común con el desarrollo de la pintura y la escultura por milenios. Los mayas, los egipcios y los escandinavos eran tan sólo algunas de las civilizaciones que honraban al falo, al tiempo que los pueblos asentados alrededor del Mediterráneo veneraban las representaciones de Venus, diosa de la fertilidad.


Sin embargo, tales representaciones sufrieron un efecto durante la Edad Media: a partir del auge del cristianismo, los desnudos redujeron su aparición drásticamente en Europa y los que aún se conservaban, omitieron un aspecto tan natural del cuerpo humano como escandaloso e inaceptable para la moral cristiana: el vello púbico.


Durante el Renacimiento, los cuerpos desnudos y perfectamente moldeados vuelven de la mano de los grandes mecenazgos europeos y la labor evangelizante de la Iglesia. A pesar de que el humanismo suaviza la rigidez moral del Medioevo acogiendo el canon clásico de los cuerpos desnudos que reaparecen como algo natural, el vello púbico seguirá censurado.


Los órganos sexuales masculinos aparecerán constantemente libres de capilaridad o apenas cubiertos por elementos vegetales, mientras las mujeres desnudas se encuentran de espaldas o bien, con las piernas lo suficientemente cruzadas como para ocultar el nacimiento del vello en el Monte de Venus. Los pasajes bíblicos y la mitología clásica serán los principales temas de aparición de cuerpos desnudos, con especial énfasis en la recuperación de una figura adorada desde la Antigüedad y romanizada con ahínco por los renacentistas: la diosa Venus, todas libres de vello.


La historia del vello púbico en 10 obras de arte 1

Arriba: Caída del hombre, pecado original y expulsión del paraíso, sexto fresco de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel (1509). Abajo: El nacimiento de Venus (1484) de Sandro Botticelli.

La historia del vello púbico en 10 obras de arte 2


-

La historia del vello púbico en 10 obras de arte 3

Arriba: Venus de Urbino (1538). Abajo: Venus recreándose en la música (c.1550), ambas de Tiziano.

La historia del vello púbico en 10 obras de arte 4


Finalmente, a finales del convulso siglo XVIII la desnudez –especialmente la femenina– habrá de aparecer en el arte en toda su naturalidad y con ella, el vello púbico. “El origen del mundo” (1866) de Gustave Courbet causó un auténtico escándalo en la conservadora sociedad de entonces: una dosis de realismo sin parangón que no sólo le plantó cara al romanticismo y neoclasicismo, también a las buenas costumbres. Transgresión a través de un par de piernas abiertas que tiene como punto de fuga el sexo femenino a detalle: los pliegues entre las nalgas, los labios vaginales externos y un exceso de vello púbico componen una obra que significó un parteaguas en la forma en que se plasma el cuerpo femenino desde entonces.


La historia del vello púbico en 10 obras de arte 5

“El origen del mundo” (1866) de Gustave Courbet


-

La historia del vello púbico en 10 obras de arte 6

“La verdad desnuda” (1899) Gustav Klimt


-

La historia del vello púbico en 10 obras de arte 7

“La Maja Desnuda” (1800) Francisco de Goya


Décadas atrás, el propio Goya había provocado una fractura dentro del neoclasicismo cuando le dio vida a una de sus obras más famosas, “La maja desnuda” (1800). Desde el nombre de la obra, queda claro que no se trata de representación sagrada o Venus alguna, sino de una mujer real con un alto grado de erotismo, cuyo punto de fuga parte del fino vello que sube a través de su pubis y una actitud tan complaciente como provocativa.


A inicios del siglo XX, Modigliani irrumpe en las vanguardias con su serie de distintos desnudos realizada a finales de la década de los veinte, cargada de un erotismo que marcó su censura provocada por las mentes menos liberales de la época. Más tarde, la obsesión de Dalí por los genitales (especialmente los femeninos) habría de crear un vínculo entre el surrealismo y el erotismo, con vello púbico luciendo de forma figurativa o abstracta, abriendo la puerta a un sinfín de manifestaciones y corrientes que desdeñaron la obtusa moral del pasado y representaron al vello púbico sin pudor.


La historia del vello púbico en 10 obras de arte 8

"Chica vista en un sueño" (1911) Egon Schiele


-

La historia del vello púbico en 10 obras de arte 9

“Desnudo femenino sentado” (1960) Salvador Dalí


-

La historia del vello púbico en 10 obras de arte 10

"Desnudo acostado" (1917) Modigliani


-

Conoce la historia detrás de las distintas representaciones artísticas de una de las criaturas mitológicas más fascinantes y universalmente reconocidas luego de leer "Sirenas: mitología, tabúes y sexualidad femenina en 11 obras de arte". Descubre "8 pinturas para comprender el Siglo de Oro holandés".



Referencias: