Irene Dubrovsky: obras de arte para interpretar una noche estrellada
Arte

Irene Dubrovsky: obras de arte para interpretar una noche estrellada

Avatar of Natalia Lomelí Bautista

Por: Natalia Lomelí Bautista

19 de febrero, 2019

Arte Irene Dubrovsky: obras de arte para interpretar una noche estrellada
Avatar of Natalia Lomelí Bautista

Por: Natalia Lomelí Bautista

19 de febrero, 2019

La obra de Irene Dubrovsky es un mapa de estrellas y coordenadas que nos guía hacia la eterna pregunta acerca de nuestro papel en este Universo infinito.


En 1952, la pintora mexicana Cordelia Urueta realizó la obra abstracta Pintora de luna, en la cual plasmó en una escena tan cósmica como misteriosa la fuerza creativa femenina, capaz de originar astros y constelaciones. Ésta es representada por la figura de una mujer de pie sobre la superficie de un planeta -que podría, o no, ser la Tierra- mientras traza con un pincel la sombra de la Luna sobre el cielo estrellado. Tal como la protagonista de su obra, Urueta era una mujer espiritual cuya curiosidad por entender y cuestionar su papel en el cosmos se manifestó al representarlo gráficamente usando al color como lenguaje de lo inabarcable y de la paradoja de pertenecer y habitar un espacio que no era capaz de comprender más allá de lo que su mirada le permitía al voltear hacia el cielo. 

Con ese mismo espíritu curioso que abrumaba a Urueta al pensar en la incomprensible magnitud del Universo y al tratar de entender un concepto tan abstracto como el infinito, la artista contemporánea Irene Dubrovsky conceptualiza visualmente la vertiginosa sensación de saberse tan pequeña ante la inmensidad que la rodea. 

"Pienso que hay varios ejes en mi trabajo pero todos están estructurados en torno a ciertas inquietudes mías, muy profundas, en relación a la naturaleza de nuestra propia existencia. Preguntas que parecen muy elementales pero nos unen: ¿dónde estamos? ¿por qué estamos? ¿cómo llegamos aquí?". Irene Dubrovsky

Irene Dubrovsky: obras de arte para interpretar una noche estrellada 1

Esas inquietudes personales se reflejan a través de la cartografía, pues el mapa es para Irene una forma de conocimiento humano que le permite decir que el mundo que habitamos es este y es así. 

Irene se expresa mediante el lenguaje de la geometría, como vía para estructurar un sistema de puntos en el plano, unidades que multiplica y yuxtapone en capas y capas de retículas que se reproducen en pequeñas geometrías que, a su vez, permiten descubrir otros elementos detrás. Además de la intervención pictórica de la imagen, Dubrovsky utiliza la técnica del tejido en formas circulares que se vuelven espirales, así como el uso del papel que al ser un material muy dúctil le permite trasladarse de lo bidimensional a lo tridimensional con fluidez, así como perforarlo para colocar varios niveles y manipularlo con un gesto escultórico en la técnica del origami.  

"Cada material te permite decir ciertas cosas a diferencia de otro, y pienso que además el papel tiene toda una herencia que tiene que ver con la historia misma de la escritura, porque la escritura nació primero en los papiros, luego se trasladó a los pergaminos, hasta mutar a lo impreso que conocimos y ahora está en las bibliotecas porque la escritura actual es predominantemente digital". Irene Dubrovsky

Irene Dubrovsky: obras de arte para interpretar una noche estrellada 2

Así, su obra parece ser una traducción de códigos y signos lingüisticos, cuya primera referencia a la escritura es el papel. Quizá, cuenta Irene, está relación es vital en su obra porque nació en Buenos Aires, una ciudad que habitan los libros viejos. Pero más que un lenguaje, la cosmología en su obra alude a una disciplina muy concreta de la ciencia que intenta comprender el origen, la expansión y el futuro del Universo. 

Un ejemplo de ello es la serie Planeta Azul en la que interviene imágenes de las fotografías de la Tierra tomadas por un satélite para crear pinturas que nos demuestran que si observáramos la Tierra desde el espacio sabríamos que no es más que un punto azul. Todas las disciplinas que desarrollamos, como la astronomía, tienen sentido solamente desde una ubicación concreta. Nuestra idea de la Vía Láctea, en gran medida, está determinada por nuestro ángulo, así como cuando afirmamos cuáles son las estrellas más brillantes, la forma de las constelaciones, o la proximidad entre una estrella y otra. Y todo lo anterior podría ser distinto a lo que creemos, pues sólo desde nuestra localización el mundo se ve así. ¿Y si hiciéramos mapas de la Tierra desde la perspectiva de otros planetas?¿seríamos capaces de reconocer que hay otras posibilidades?

Estas son las situaciones que Irene explora al yuxtaponer mapas de la Tierra y del espacio para generar situaciones paradójicas que permitan desarrollar nuevas formas de mirar desde un ángulo distinto. 

Irene Dubrovsky: obras de arte para interpretar una noche estrellada 3

"Yo creo que hay diferentes maneras de ver la cartografía, porque una cosa es conocer el territorio y otra poner distancia con él y alejarlo para describirlo. ¿Cuál es nuestra relación con las cosas? ¿Es la postura de quien conoce las cosas o la de quien se involucra y vive la experiencia antes de hablar de ella?".

Entre esas posibilidades habría también una experiencia desnuda, es decir, que no está mediada por imágenes ni construcciones culturales. Por eso la obra de Irene son diagramas que pudieran representar la experiencia sintética de las cosas, apoyándose en la historia del mapa y lo que sabemos actualmente del cosmos. 

Del mundo de la ciencia, Irene consulta bancos de imágenes de la NASA provenientes de los satélites que orbitan el planeta, y esa información es un código en blanco y negro que luego es reprocesado pues al ser imágenes que se capturan fuera del espectro lumínico se deben traducir de lo infrarrojo o ultravioleta a un formato que nos permita observarlas. Y esos procesos, afirma Irene, no están tan alejados de ser procesos artísticos. 

En contraposición con aquella magnitud espacial, Irene se interesa también por el mundo microscópico de las imágenes. Como artista, se basa en enfoques interdisciplinarios, para poder establecer un diálogo entre una instalación plástica y  equipo utilizado en investigaciones científicas reales, o al visitar un observatorio astronómico durante el proceso creativo para que sus piezas nazcan de encuentros híbridos. 

Irene Dubrovsky: obras de arte para interpretar una noche estrellada 4

Su obra representa lo perceptible y lo invisible ante la vista humana, fenómenos como la temperatura de las partículas que involucran el mundo que compartimos y habitamos.

En sus obras utiliza la abstracción como el lenguaje primordial, porque constituye para la artista la mejor traducción de la intensa inquietud interior del hombre ante los fenómenos. Sólo así es capaz de manifestar el nivel de misterio que acompaña las revelaciones de la ciencia en el último siglo. Su obra cruza de ida y vuelta el borde entre la abstracción, el diagrama, y un esquema para acercarse al cosmos. 

Irene se cuestiona cómo utilizar los lenguajes propios de las formas geométricas, que son obsesivos y minuciosos, para generar un sistema que asemeje un código que bien pudiera ser la lectura de una noche estrellada.

Irene Dubrovsky: obras de arte para interpretar una noche estrellada 5

En la obra de Irene, se descubre a los mapas como el tablero en donde conectamos los puntos de nuestro pasado con la trayectoria que guía nuestro presente. Los mapas nos llevaron a nuevos mundos y hoy aún nos permiten imaginar otras travesías.

En su historia biográfica, mucha de su genealogía se relaciona con las migraciones de los viajeros. Su abuelo era marinero, y la supervivencia en un barco implica una relación directa con la astronomía como herramienta para la navegación, en sistemas de radares y la observación directa del cielo. Además, Irene recuerda que en su infancia poseía una colección de guías de viajes del estilo "Cómo conocer Pompeya en tres días" y en esas guías por un lado estaban los mapas de la ciudad y luego las piezas o fragmentos más impresionantes, con fotografías que guiaban hacia su localización. Así que cuando ella empezó sus estudios artísticos, le fue inevitable establecer un vínculo directo con los viajes, y ello la condujo hacia los mapas como representación gráfica de múltiples situaciones sociales y culturales.

"Desde mi punto de vista yo creo que la nacionalidad es algo muy discutible, porque habla de fronteras políticas exclusivamente, ya que si indagas un poco en el pasado descubrirás que no existía algo llamado "México" ni algo llamado "América", así que yo no tengo una relación con mi propia existencia a partir de afincarme en un lugar, sino que mi propio itinerario de vida me ha marcado nuevos territorios en un proceso de descubrimiento de quién soy, más allá de que lo que dice un pasaporte".

Irene Dubrovsky: obras de arte para interpretar una noche estrellada 6

Quien observa los mapas de Irene hallará varias capas de lectura, desde su historia personal hasta las preguntas con las que nacemos hasta que comprendemos que la vida consiste en intentar contestarlas. Y que el arte, es la creación de lenguajes que te acerquen hacia esas preguntas para rodearlas y generar más preguntas.

Durante febrero, Irene presenta la muestra Sobrevuelos  en la Galería El 123 como parte del programa 1 mes, 1 artista. En el interior de la galería, se encuentra una selección de obras que incluyen un recorrido por sus investigaciones actuales, desde fotografías intervenidas hasta su trabajo con mapas de la Tierra y de la astronomía para representar el cosmos. En sus más recientes obras, ha elaborado recreaciones de mapas de las compañías aéreas -aquellos donde marcan los puntos de conexión en los aviones- superpuestos con otros mapas astronómicos. También se han montado piezas que utilizan la imagen de los ríos de la Tierra proyectados en el cielo, en una reflexión en torno a cuál o qué tipo de recorrido de estrellas habría si se pudiera proyectar ese mismo río en el cosmos. 

"Sobrevuelo es una palabra que me hace pensar en la idea de los desplazamientos, es un título que nació al pensar cómo se surca una frontera y cómo esos desplazamientos marcan otras rutas de itinerancia y originan nuevos mapas".

Irene Dubrovsky: obras de arte para interpretar una noche estrellada 7

Conoce más sobre esta artista en su sitio web irenedubrovsky.com y en su cuenta de Instagram @irenedubrovsky y no te pierdas Sobrevuelos de Irene Dubrovsky durante este mes en la Galería El 123, ubicada en Artículo 123 No.123, Col.Centro

Esta muestra forma parte del programa 1 MES 1 ARTISTA cuyo reto es abrir el arte a nuevos públicos, revelar artistas y darles visibilidad, al ofrecer oportunidades de experimentar y exhibir de manera libre sin límites impuestos por el mercado y crear un nuevo centro neurálgico del arte en el Centro de la CDMX.

Irene Dubrovsky: obras de arte para interpretar una noche estrellada 8

Irene Dubrovsky: obras de arte para interpretar una noche estrellada 9

Las fotografías que ilustran este artículo son cortesía de Fernando Etulain, sigue sus redes sociales @fernando_etulain para conocer más de su trabajo.  

_

También te puede interesar:

Adela Goldbard: arte para destruir la violencia y la impunidad en México

Las pinturas místicas de una artista mexicana olvidada por la historia