Kapoor, Eliasson y Kusama: arte con materiales reflejantes

Kapoor, Eliasson y Kusama: arte con materiales reflejantes

Por: Revista Codigo -

El uso de materiales reflejantes en el arte es relativamente reciente. Por ejemplo, el acero inoxidable acaba de cumplir 100 años desde que lo patentó el grupo alemán ThyssenKrup; desde entonces se ha visto en discretas intrusiones en el mundo del arte, pues su uso está principalmente destinado a la arquitectura.

Sherrie Levine FountainFountain (Buddha), Sherrie Levine

Manuel_Gorkiewicz_UntitledUntitled, Manuel Gorkiewicz

El factor común que enlaza las obras construidas con estos materiales durante el siglo pasado es su carácter monumental. Están envueltas en un halo de seriedad y permanencia, con cierto brillo que evoca glamour, que para aquella época debía conferir una sensación de seguridad en quien las contemplaba: la seguridad del acero.

John Armleder UntitledUntitled, John M. Armleder

Thomas Demand BullionUntitled, Manuel Gorkiewicz

Aquí dos obras destacadas construidas con materiales reflejantes:

1. Cloud Gate, Anish Kapoor

Anish Kapoor Chicago
Conocida como “The Bean”, esta escultura forjada con 168 láminas de acero inoxidable pretende ser una entrada a las nubes en medio del parque Millenium de Chicago. Según el artista indio, está inspirada en el mercurio líquido, lo cierto es que de alguna forma liquidifica el paisaje urbano creando una visión distorsionada del skyline, que hace dudar si lo que se ve está realmente ahí o no, desmaterializando todo. La escultura se ha convertido en un símbolo de la ciudad y un imán de turistas, lo cual devuelve el sentido público al arte a la vez que levanta las cejas de los críticos más escépticos, quienes lo categorizan “más como un destino que como una pieza de arte”.

Anish Kapoor Cloud Gate

2. Narcissus Garden, Yakoi Kusama

Yayoi Kusama Narcissus Garden

Como en una caverna de Platón de 800 bolas brillantes de acero inoxidable, ante la obra de Kusama uno nunca sabe si el reflejo es la realidad o si, por el contrario, todo son sombras proyectadas por una verdad que no se conocerá nunca. Las imágenes alcanzan desde todas las esquinas, confundiendo el equilibrio y provocando, incluso, un poco de vértigo. La visión tiene algo de abrumadora por lo inabarcable, pues no deja de ser cambiante, algo que es imposible de sujetar y es por ello que provoca una atracción irremediable.

Yayoi Kusama Narcissus
Para leer el artículo completo visita: revistacodigo.com

Referencias: