La colección de arte de Pablo Escobar
Arte

La colección de arte de Pablo Escobar

Avatar of Diego Cera

Por: Diego Cera

17 de febrero, 2017

Arte La colección de arte de Pablo Escobar
Avatar of Diego Cera

Por: Diego Cera

17 de febrero, 2017




¿Cómo esconderías 1,500 millones de dólares en un cuarto vacío?

En el mundo existen varias fortunas forjadas ilícitamente, quienes las poseen intentan ocultarlas invirtiendo en cosas que a menudo parecen tan absurdas, que su función es simplemente la de una máscara que oculta la realidad de sus dueños. En el corazón del Estado de México se han construido hoteles, radiodifusoras y una serie de edificios fantasma que aparecen y desaparecen de la noche a la mañana, dichas construcciones se han convertido en la señal más descarada de lavado de dinero en la entidad.

Claro que no todos los individuos que generan su fortuna rompiendo la ley tienen tan poca creatividad para esconder su dinero, algunos con un gusto más exquisito lo invierten en la compra de grandes propiedades o incluso piezas de arte invaluables, es el caso de Pablo Escobar, jefe del cartel de Medellín y uno de los capos más famosos en la historia del narcotráfico. Aunque ante el pueblo él siempre se mostró como una persona humilde y sin ánimos de alardear sobre su poder adquisitivo, su vida privada estaba llena de grandes lujos.

sonrisa pablo escobar

Escobar fue conocido por muchas personas por el sobrenombre "el Rey de los Excesos", y es que además de ser dueño de un zoológico privado en su hacienda de Nápoles, también celebraba grandes y maratónicas fiestas que  generalmente culminaban en orgías donde participaban personas de todas las edades, incluso menores de edad; pero hasta estas fiestas resultan insignificantes en comparación con la fortuna que "el Patrón" acumuló en obras de arte, incluso durante sus salvajes reuniones llegó a sortear algunas de ellas.

napoles pablo escobar

Hay quienes dicen que la familia del capo tenía en sus manos una colección de arte de más de 3,500 obras de artistas tan importantes como Dalí, Picasso, Botero, Miró y Velázquez, aunque se presume que también llegó a ser poseedor de pinturas hechas por David Manzur, Alejandro Obregón y Luis Caballero. La mayoría de estas piezas fueron compradas por Escobar en el mercado negro, por lo que podemos imaginar que en realidad pagó una cantidad aún más grande que su verdadero valor monetario, para darnos cuenta de lo que el narcotraficante gastó en arte, basta con mencionar que uno de los cuadros producidos por Obregón fue cotizado en 77 mil dólares. Aunque quizá el capo no tenía idea de que al obtenerlas de esta manera automáticamente su precio bajaría de forma considerable. 

casa blanca pablo escobar

Todos los artistas cuyas obras formaron parte de la colección privada del famoso narcotraficante posiblemente nunca tuvieron contacto directo con éste; aunque hay sospechas de que Botero, su compatriota, mantenía algún tipo de relación con el capo debido a que una buena parte de su colección estaba formada por cuadros de este pintor –además de los múltiples retratos que había hecho del narcotraficante–. Según declaraciones de la nieta de pintor, quien dicho sea de paso conoce detalles exactos acerca de la vida y obra de su abuelo, Botero siempre odió que se le relacionara con el narcotraficante, a decir verdad, lo único que lo movió para pintar al capo era que su imagen era, para su desgracia, un referente de Latinoamérica.

«No creo que Escobar, siendo un hombre de campo como lo que era, haya dedicado más de cinco minutos a pensar qué obra de arte tenía que comprar. Compraba sencillamente por nombre»


pablo pablo escobar

En efecto, la mayoría de las propiedades que poseía Pablo Escobar eran una estrategia para mantener su dinero a salvo, puesto que al principio solía enterrarlo o esconderlo en bóvedas donde corría peligro de ser devorado por las ratas, bueno, de hecho ya había perdido algunos millones por esa causa.

muerto pablo escobar

Algunas de las piezas de esta enorme colección han sido subastadas, sin embargo, la mayoría de ellas siguen ocultas y se desconoce su paradero, aunque se sospecha que están en algún lugar de Argentina, país  donde su familia se refugió después del desmantelamiento del cártel. Casi veinticuatro años después de que Pablo Escobar fuera abatido, la sociedad sigue pidiendo a sus hijos que vendan sus propiedades para poder reparar los daños que su padre, junto con el cártel de Medellín, le causaron a muchas familias. 

*
Fuente:

Vice
El Colombiano



Guardar

Referencias: