La discriminación social como inspiración en el arte
Arte

La discriminación social como inspiración en el arte

Avatar of Steven Alban Vera

Por: Steven Alban Vera

10 de febrero, 2016

Arte La discriminación social como inspiración en el arte
Avatar of Steven Alban Vera

Por: Steven Alban Vera

10 de febrero, 2016


“Mi pintura es para herir, para arañar y golpear en el corazón de la gente.
Para mostrar lo que el hombre hace en contra del hombre”.

Oswaldo Guayasamín.



Indiferencia, inclinación sublime frente a lo que no nos interesa. En la actualidad vemos y vivimos muchas situaciones que dejan perplejos a unos cuantos y a otros desubicados. Pero, ¿qué se sucede cuando nuestra capacidad de asombro ha perdido vitalidad?

¿Se esfuman todos nuestros deseos de admirarnos y sorprendernos por todo lo que sucede a nuestro alrededor?  ¿Somos presa fácil de la indiferencia que se empieza a abrir camino por nuestros caducos sentimientos e inconsistentes percepciones?

El dolor, el llanto, el sufrimiento ajeno, ¿nos dice algo?, ¿nos llama? O sencillamente ya dejó de hacerlo hace mucho tiempo…

guayasaminautorretrato

Oswaldo Guayasamín nacido en la ciudad de Quito-Ecuador traza, a través de sus murales, la realidad injusta que viven indígenas, negros y mestizos, sus obras sin duda están marcadas de su singular historia. Haber sido expulsado de siete colegios, la decepción de su padre al verle convertirse en artista y la pérdida de uno de sus mejores amigos por una bala perdida, marcan claramente ese estilo de protesta que el espectador visualiza en cada de sus cuadros.

elarteylaprotesta

Tonos sombríos, líneas remarcadas y rígidas, siluetas rectas son la máxime expresión del sufrimiento de una sociedad que resiste frente a los innumerables golpes de la injusticia y discriminación. Guayasamín siente desde el óleo y los colores como la desesperación que surge a través de la impotencia se carcome su corazón y le destroza vilmente todo deseo de esperanza

Guayasaminyelartedeprotesta

¿Y es que acaso nosotros también somos miembros impunes de la indiferencia social que golpea a nuestros pueblos y deteriora la desapercibida utopía del buen vivir?

Los rostros que pinta Guayasamín son muestra de esa inerte esperanza que yace escondida en la historia de cada persona y que sus grandes manos, abiertas al viento, esperan una respuesta radical que atienda sus necesidades, y que burle el oprobio de la indiferencia en la que yacen sumidas y enredadas.

La locura de la impotencia que se hace llaga en el cuerpo y plaga en el corazón de la humanidad.

laprotestacomoinspiraciondelarte

discriminación social

discriminación social

discriminación social


Referencias: