Arte

La máquina de la felicidad

Arte La máquina de la felicidad

Las manos reconocen caminos que invaden la blancura del papel. Es la mar de tinta roja y negra. Son rascacielos construidos con escuadras y líneas rectas que forman calles líquidas. Son ciudades encontradas, arquitecturas de un solo plano con edificios colorados. Para conocer el mundo, tengo La máquina de la felicidad

 

 

Utilizando dos estilógrafos de tinta negra y roja, el artista inglés, Mark Lascelles Thornton, logró reunir ciudades como Nueva York, Chicago, Londres, Taipei o Kuala Lumpur en una pieza que se mueve entre la arquitectura y el dibujo, pero que definitivamente es una manifestación artística.

 

 

Thornton ha creado su propia versión de La máquina de la felicidad, nombre de su último proyecto en el que, partiendo del uso del viejo tiralíneas, dibuja con no más que un estilógrafo y apoyándose en reglas, paneles que asemejan edificios en tonos grises. El artista elabora una enorme ciudad en la que recrea joyas arquitectónicas de distintos puntos del mundo; así rascacielos íconos de la arquitectura de este siglo son delineados con tinta roja que resaltan dentro de una urbe grisácea.

 


 

El artista elabora minuciosamente edificios como planos arquitectónicos, pero también cuida detalles de la ambientación como las nubes, el cielo, el alumbrado o la naturaleza, los que acompañan a la pieza restándole rigidez en su composición.

 


https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/mon11.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/mon21.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/mon31.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/mon41.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/mon51.jpeg

 

Las dimensiones de la pieza son aún más sorprendentes que el detalle con el que Thornton va delineando La máquina de la felicidad. La pieza final se compone de ocho paneles que abarcan 2.4 m x 1.5 m. 

 


Referencias: