Las pinturas favoritas de Adolf Hitler
Arte

Las pinturas favoritas de Adolf Hitler

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

19 de septiembre, 2016

Arte Las pinturas favoritas de Adolf Hitler
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

19 de septiembre, 2016



El Nazismo más allá de ser un régimen político, fue un periodo de conflictos para todo lo que atravesaba ideológica y socialmente a la Europa de principios de siglo XX. Con alcances inimaginables a todo lo largo y ancho del mundo (porque no podríamos negar su presencia en las mentes de América, Asia u otros confines), fue el viejo mundo y sus nuevas propuestas de orden humano los puntos que más afectados se encontraron por su traza. El arte, como una de las expresiones más prontas de todo aquello que se ligue al hombre, se juzgó por el partido y franqueó entre la opinión dirigida del público.

pinturas favoritas de hitler kunst

“De acuerdo con una investigación finalizada en 2012 por parte de un historiador amateur de arte, se han encontrado 16 lienzos escondidos tras la II Guerra Mundial y que se presuponen como los favoritos de Adolf Hitler”.

Recordemos las muestras que se llevaron a cabo en 1937 por la Alemania nazi y la opinión del mismo Führer. Una, la del gran arte germano que mostró un sinfín de desnudos femeninos, características arias del hombre, paisajes heroicos y escenas de belicismo idealizado. La otra que exhibió una colección de arte modernista que iba en contra de los principios instaurados por el frente nacionalsocialista y que lucían ridículamente innecesarios ante los ojos del ejercito gobernante. En otras palabras, una exposición de Bellas Artes y otra de Arte degenerado.

pinturas favoritas de hitler fuhrer

Cuando Hitler se fascinó por la anatomía plasmada en las artes de la Antigua Grecia, identidicó a dicha pulcritud con la corporalidad alemana, leyó erróneamente la estética de Nietzsche y entendió a las vanguardias como un atentado en contra del “buen arte”. La pintura abstracta o no representativa pasó a un plano de prohibición o burla teórica que no hizo más que mostrar en su momento la postura conservadora del partido y su falta de entendimiento a la distancia.

“Con un interés estético en su totalidad, que engloba por lo tanto un aspecto político y antropológico, Hitler fijó su mirada en el arte del pasado –que no convenía a su perspectiva– para reconfigurar su futuro”.

pinturas favoritas de hitler banistas

Gracias a las recopilaciones fotográficas y a los recuentos históricos que existen en torno al Kunst –el arte bajo y sucio según el régimen– identificamos fácilmente qué no agradaba al canciller imperial, pero ¿qué era de su gusto entonces?

De acuerdo con una investigación finalizada en 2012 por parte de un historiador amateur de arte, se han encontrado 16 lienzos escondidos tras la II Guerra Mundial y que se presuponen como los favoritos de Adolf Hitler durante ese periodo que identificó a Alemania por largos años como una de las naciones menos abiertas y más destructivas de la Europa moderna.

pinturas favoritas de hitlersatiro

Jiri Kuchar, escritor checo responsable de este redescubrimiento, pudo rastrear el paradero de las pinturas preferidas por el Führer en el monasterio de Dokasny. Cabe destacar que historiadores expertos habían dado por perdidas estas creaciones desde 1945 y que se tenía poca información sobre su vínculo con el dirigente germano.

Siguiendo los datos que arrojó el exhaustivo estudio de este hombre, se sabe ahora que fue entre 1942 y 1943 que Hitler ordenó la compra de estas piezas cuando no su sustracción de otras colecciones. De entre ellas podemos mencionar las producidas por Franz Eichhorst y Paul Herrmann, quienes son el ejemplo perfecto de lo que tanto amaba el militar en la pintura: el enaltecimiento del sacrificio ario.


pinturas favoritas de hitler investigacion


“Recuerdo de Stalingrado” es una obra carente de valor artístico o de propuesta estética. Incluso podríamos decir que su contenido es soso y fácilmente confundible con cualquier otro cuadro de la época, pero destaca históricamente por el simple hecho de haber sido fascinación gustosa de ese hombre a quien sólo le atraían los acordes a su ideología.

Según palabras de Kuchar, Hitler ordenó la compra de la pintura el mismo año de su realización y, hasta su traslado al monasterio checo donde fue hallada. Parece ser que el líder nazi destinó horas a la contemplación de sus trazos, desolado ante el negro cariz que adquiría la guerra para Alemania. Escenario decisivo, por cierto, para que su colección privada fuera trasladada a un lugar seguro.

pinturas favoritas de hitler recuerdo de stalingrado

Con un amplio catálogo de arte saqueado por el partido nazi durante los doce años de gobierno  –se estima un total de 100 mil sin encontrar aún–, esas dieciséis exactas piezas coronan, además de la ya mencionada pintura de Eichhorst, a la creación simbolista de Arnold Böcklin: “La isla de los muertos”.

Con referencias directas a la mitología griega y a la cosmogonía dantesca, esta obra logra un retrato perfecto de las fijaciones y pasiones románticas del Führer a partir de sus elementos oscuros o imágenes tenebrosas. La obra se ha interpretado como una impresión del barquero Caronte y, parece que en efecto, el artista se inspiró en un cementerio real de Florencia donde había enterrado a su propia hija.

pinturas favoritas de hitler caronte

Con un interés estético en su totalidad, que engloba por lo tanto un aspecto político y antropológico, Hitler fijó su mirada en el arte del pasado –que no convenía a su perspectiva– para reconfigurar su futuro y deterioró la aparición de una nueva corriente para consolidar su posicionamiento. De consciencia puntual y acciones determinadas, que en el fondo comprendía la materialidad de un objeto y la importancia inmaterial que en él residía, el canciller nazi intentó manejar a la humanidad próxima. Sus juicios de gusto y apreciaciones estéticas, sí, obedecían a una educación iniciada en el arte, aunque simplista, pero sobre todo atendían a su inclinación por generar un sistema nuevo. Para conocer más de dicha época y sus conexiones con el arte, descubre cuáles son las 10 obras de arte que se salvaron de ser destruidas por los nazis y los conceptos de La perfección del cuerpo y la belleza según Adolf Hitler.









Referencias: