Arte

Los caminos del corazón y la mente de Edvard Munch

Arte Los caminos del corazón y la mente de Edvard Munch



“El arte deriva de un deseo de la persona para comunicarse con otro”.

– Edvard Munch

Es muy conocido el cuadro El Grito de Edvard Munch, pero muy pocas personas son las que se han preguntado cómo surge o el impacto que llegó a causar. Cabe destacar que no es el único cuadro de Edvard Munch, es el más famoso y conocido, pues es sólo una pequeña parte del mundo que nos muestra Munch con sus pinturas. El artista tuvo una habilidad codiciada por muchos pintores, ya que con sus trazos logró llegar al alma de las personas. Munch no sólo es una cara distorsionada evocando la imagen de un grito desesperado; es colores, luz, sombras y expresiones con la capacidad de calar hasta el alma y hacernos sentir igual que él al momento de pintar.

Pinturas de Edvard Munch

Edvard Munch no tuvo una vida fácil, a temprana edad su madre y su hermana murieron de tuberculosis y su padre era un hombre obsesionado con la religión. Recuerdos como el de su madre enferma, son lo que inspira y mueve a Munch a plasmar más que un retrato estético o un paisaje detallado y alegre. En las pinturas de Edvard Munch explora aquellos sentimientos inexplicables para el ser humano, logra desmembrar el alma y descubrir cuáles son los sentimientos más temidos y cómo terminar guiando nuestra vida.

munch atardecer

Soledad, angustia, celos, muerte, intentamos evitarlos pero son parte de nuestra vida, Edvard Munch lo sabía muy bien. En sus cuadros podemos apreciar rostros evasivos, colores oscuros, formas dispersas, todo en conjunto empieza un dialogo no sólo entre Munch y espectador, es Munch, el espectador y el corazón del espectador. Sentimientos considerados hermosos y esperanzadores, el amor, por ejemplo, es analizados desde una perspectiva pesimista para muchos pero apegada al corazón de Edvard Munch.

la nina enferma munch

Amante de la luz y del contraste de color, Munch no se limitaba a usar colores oscuros para transmitir tristeza o melancolía, tenía la habilidad de incomodar al espectador con los colores más brillantes y las escenas más atractivas visualmente. Un hombre que vivió excesos y desilusiones, un hombre capaz de mostrar de manera casi descarada los secretos más oscuros de su corazón. Edvuard Munch pintaba con el corazón, logró plasmarlo y, más importante, compartirlo con nosotros.

Pinturas de Edvard Munch

Pinturas de Edvard Munch

Pinturas de Edvard Munch


***
Te puede interesar:

“El Grito” de Edvard Munch animado con música de Pink Floyd


Referencias: