PUBLICIDAD

ARTE

Los mandamientos de lo feo y por qué lo kitsch es lo mejor

Por más excéntrico que pueda resultar, esta tendencia nunca pasa de moda, debido a la fascinación que genera en muchas personas.

Podría pensarse que el minimalismo es una de las tendencias que más predominan en la actualidad, no solo en el interiorismo, sino en otras industrias como la de la moda, en la que los looks monocromáticos en blanco o negro se ven por todas partes.

Celebridades como el clan Kardashian Jenner han demostrado esto en la ropa que utilizan, así como en sus espectaculares mansiones que lucen impecables, por lo que podría pensarse que esta decoración es la favorita de muchos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, para la sorpresa de varios, existe otra tendencia que siempre ha fascinado por su extravagancia y esa es la de “el mal gusto”, la cual en algunas ocasiones nos hace decir: “Se ve horrible, pero me encanta”.

¿Qué es lo kitsch?

Es un estilo artístico considerado cursi, pretensioso y de mal gusto, el cual tiene su origen etimológico en el alemán (kitschen significa barrer mugre de la calle), por lo que empezó a llamarse así al gusto “vulgar” de la nueva burguesía que quería imitar a las personas que adineradas desde la cuna.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Posteriormente en 1870 se popularizó el término y se usaba para nombrar a los objetos de dudosa calidad, que eran vendidos únicamente a los “nuevos ricos”, para aportar un valor de supuesto estatus.

Fue en 1930 que se empleó como término para el arte, y algunos teóricos como Theodor Adorno aseguraban que eran obras “artísticas” diseñadas únicamente con el propósito de vender, y que las personas lo aceptaban con tal de conseguir lo que todos deseaban en ese momento.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El arte del “mal gusto”

En la actualidad, parece que lo kitsch alcanzó un nivel de fascinación que lejos de lo que se consideraba en sus orígenes, está tomando revuelo y es amado por varias personas, que por más millonarios que sean, gustan de decorar sus casas, autos e incluso vestir de una manera, que hasta termina siendo agradable para la vista.

¿Qué se necesita para que lo kitsch llegue a gustar?

De acuerdo con la diseñadora y directiva creativa, Julieta Wibel, existen algunos puntos para entender más este tipo de arte como:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El gusto por comprar y acumular objetos. Este pensamiento de que mientras más le agregues a algo, mejor se verá, es uno de los factores que contribuye a esta corriente.

Demostrar el poder adquisitivo al comprar lo más que se pueda, es una de las maneras de cumplir con cierto estatus.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Atractivo popular. La diseñadora explica, que lo kitsch tiene la característica de usar elementos de la cultura popular que nos recuerdan a algo que nos encanta, y los mezclan con más objetos para así hacer un combo ganador.

Fomenta estereotipos. El kitsch gusta a las personas, ya que en sus figuras representan estereotipos que están muy adentrados en nuestra sociedad y los enaltece.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Genera un sentimiento de nostalgia. Un ejemplo son los souvenirs, que son objetos que en realidad no aportan nada a tu vida, pero que compras porque te recuerdan a cierto viaje, momento o persona que quieres tener presente.

Maximalismo. Este tipo de estética se salta todas las reglas, y mezcla patrones, objetos, figuras, estampados, gráficos, tipografías y todo lo que se te ocurra.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO




Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD