Los performance más controversiales
Arte

Los performance más controversiales

Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

13 de septiembre, 2015

Arte Los performance más controversiales
Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

13 de septiembre, 2015


El contexto es un factor clave para el desarrollo de una pieza artística. La controversia que generan se debe en la mayoría de las ocasiones al impacto que causa en un momento determinado, pues en otra ocasión, probablemente no sería el mismo. Sin embargo, existen algunos que rompen los límites establecidos para lograr generar un producto cultural que nadie imaginaba, lleno de opiniones encontradas. Aquellos que consideran que no importa cuan controversial sea, aún puede considerarse una obra valiosa y ser motivo de la transformación y evolución de lo que ocurre en el mundo del arte. Otros, en cambio, consideran que los límites de lo aceptado se han roto y ahora todo se hace para lograr impactar más fuerte y así alcanzar a un público más amplio.

El Performance surge en 1916 como parte del dadaísmo. Se trataba de un arte conceptual que desafiaba las normas establecidas, lo correcto para lograr expresar su inconformidad y molestia ante los hechos que ocurrían en el mundo y las normas establecidas en el mundo del arte. No se trataba sólo de una vanguardia artística, sino una manera de vivir, de pensar y actuar ante el mundo.

De ellos surge un cambio de pensamiento que buscaba la libertad y espontaneidad contra el orden y la perfección. Por esta razón el performance siempre se basa en estos principios y busca que el espectador adquiera conciencia a través de la provocación y el escándalo que genera un nuevo panorama de lo que ocurre. De esta manera, en el performance se busca una reacción en el espectador. Sin embargo, la mayoría de los artistas tradicionales optan por rechazar al movimiento, por lo que, muchas veces, deja de considerarse como parte de las disciplinas artísticas. Algunos han llevado al extremo la conmoción que buscan generar y se han vuelto los más polémicos en toda la historia.



Sebastian Horsley, Crucifixión

performance más controversiales
El artista del performance Sebastian Horsley se hizo famoso cuando filmó su crucifixión en Filipinas. Sin ningún tipo de anestesia se clavó a una cruz para sentir el dolor y lograr alcanzar un sufrimiento extremo. Después de su experiencia realizó el proyecto Crucifixion lane en el que incluyó una película, libros y dibujos. Horsley declaró que se convirtió en un ritual sumamente poético, sin embargo, el dolor le causaba una agonía tan fuerte que no podía pensar en ninguna otra cosa.





Mao Sugiyama, Genitales cocinados

mao sugiyama
El artista japonés Mao Sugiyama publicó en 2012 un mensaje en Twitter: "Ofrezco mis genitales (pene, testículo y escroto) como comida por 100 mil yenes. Los prepararé y cocinaré como pidan los compradores en el lugar que elijan". Cinco personas asistieron para probar la receta: champiñones y perejil como acompañamiento al exquisito platillo. El artista que se considera asexual extirpó sus genitales unos días antes y los aprovechó para su macabro espectáculo.



Milo Moire, Plopegg

MILO MOIRE
La artista del performance Milo Moire decidió quitarse toda la ropa y asistir al evento de arte Art Basel, con sólo un par de tacones y su bolsa. Llenó su vagina con huevos con pintura y se acercó al exterior del recinto. Se subió en dos tarimas y comenzó a expulsar los huevos, los que poco a poco pintaban un lienzo que estaba debajo.

 


Aliza Shvarts, El aborto

Shvarts Aliza
En 2008, Aliza causó gran controversia por su proyecto de performance en el que decidía inseminarse artificialmente por un periodo de nueve meses y después inducía un aborto con medicamentos. Según la artista, con este proyecto buscaba provocar un debate entorno a la relación del arte con el cuerpo humano. Fue acusada de múltiples asesinatos y su trabajo fue comparado con los eventos de experimentación nazi.



Petr Pavlensky, Fixation

Petr-Pavlensky
En la plaza Roja de Moscú, Petr comenzó a desnudarse muy cerca del mausoleo de mármol que alberga el cuerpo de Lenin. Fijó sus testículos al adoquín rojo de la plaza y la recorrió arrastrándose con sus manos. Su performance fue parte de la serie de protesta contra el régimen totalitario de Putin. En su primera obra titulada Seam cosió su boca como protesta contra el encarcelamiento de Pussy Riot. Después envolvió su cuerpo en púas de metal con la obra Carcass.



Zhu Yu, Ingerir bebés muertos

Zhu yu

El artista chino Zhu Yu come los cadáveres de bebés muertos. Todo comenzó en la tercera edición de la bienal de Shanghai en 2000 cuando puso su mesa con mantel y cubierto y se deleitó con un feto previamente cocinado a la parrilla. Muchos cuestionaron si el artista en realidad comió el feto de un bebé humano, a lo que él aseguró que lo había robado de un hospital y que no había duda de que era humano. Con su obra buscaba retratar el significado de la vida y la muerte. Comenzaron a circular hipótesis en las que se asegura que el canibalismo es una práctica bastante común. 



Deborah de Robertis, Espejo de origen

deborah de robertis
Como una oda al cuadro de Courbet titulado El origen del mundo. En su tiempo este cuadro fue muy criticado y controvertido, pues Courbet decidió pintar una vagina en primer plano. En la actualidad, esta pieza se encuentra resguardada en Museo d'Orsay en París, y la artista Deborah de Robertis decidió reinterpretarlo en su performance. Proveniente de Luxemburgo, de Robertis tituló a su proyecto Espejo de origen, el que consistía en posar con un pequeño vestido dorado que sólo cubría el torso de su cuerpo y mostrar las piernas abiertas delante del cuadro original de Courbet. Mientras posaba, recitaba un poema que decía "Yo soy el origen, yo soy todas las mujeres. No me has visto, quiero que me reconozcas. Virgen como el agua creadora de esperma". La artista realizó su exposición sin ningún tipo de autorización del museo.

 



Lai Thi Dieu Ha, Skin iron
performance más controversiales
La artista vietnamita Lai Thi Dieu Ha se ha caracterizado por sus controvertidos performance, pero el más polémico de todos es Skin iron, en el que llenó un recipiente con vejigas de cerdo frescas y con las que se cubrió el rostro y extremidades. Después pasó la plancha sobre ellas hasta casi fundir su piel con la piel de cerdo. A pesar de que las tomas de imágenes estaban prohibidas, muchas se filtraron a través de las redes sociales, considerando al performance de esta mujer uno de los más aterradores.



Chris Burden,
Shoot

performance más controversiales
Ha producido impactantes obras de arte a lo largo de su carrera. En su obra Shoot de 1971, pidió a un amigo que le disparara con un rifle calibre 22. Supuestamente la bala sólo lo rozaría; sin embargo, ésta le atravesó el brazo.


***

Te puede interesar: La experimentación animal como performance

Referencias: