El efecto Lucifer y la maldad del ser humano en 10 obras de arte
Arte

El efecto Lucifer y la maldad del ser humano en 10 obras de arte

Avatar of Rodrigo Ayala

Por: Rodrigo Ayala

4 de mayo, 2017

Arte El efecto Lucifer y la maldad del ser humano en 10 obras de arte
Avatar of Rodrigo Ayala

Por: Rodrigo Ayala

4 de mayo, 2017



Gertrude Baniszewski se convirtió de un día para otro en el diablo. Cuando se quedó a cargo de sus sobrinas Sylvia y Jennifer Likens nadie se imaginó que la mujer sería capaz de torturar mental y físicamente a la primera de ellas.  Además no lo hizo sola: instigó a sus hijos y a algunos chicos del barrio a hacer lo mismo. Entre todos se conjugaron para atarla, golpearla, cortarla, quemarla, violarla y privarla de agua y alimento. Sylvia murió después de cuatro meses a causa de las heridas que le infligieron, además de las pésimas condiciones en que se hallaba. Gertrude Baniszewski se desquitó de todas sus frustraciones y odio con la adolescente de 16 años y encima de ello invitó a aparentes inocentes a acompañarla en este viaje de sadismo.

Esto no es una novela o una película. Ocurrió en 1965 en Indianápolis, Estados Unidos. El hecho fue calificado como “el caso de abuso físico más terrible del estado de Indiana”. La muerte de Sylvia Likens es un ejemplo de cómo los seres humanos somos capaces de hacer el mal si se nos dan las condiciones adecuadas para ello. El efecto Lucifer retoma las teorías de Zimbardo para asegurar que, con una influencia apropiada, alguien puede abandonar su ética y contribuir con la violencia y opresión, ya sea de manera directa o por inacción este sentimiento puede anidarse en la mente y el corazón de personas de todas las edades y condiciones sociales.

Diferentes artistas han explorado esta tendencia que tiene el ser humano hacia el mal a través de los años y por medio de múltiples representaciones…

 - 

Marina Abramovic

“Rhythm 0” (1974)

Setenta y dos diferentes objetos, incluyendo una pistola cargada, fueron puestos a disposición del público durante uno de los performances más siniestros de Marina Abramovic. En él, la artista serbia pidió a los asistentes que usaran en ella los objetos como quisieran. El performance fue subiendo de intensidad (de maldad) hasta llegar al punto en que uno de los asistentes tomó la pistola y apuntó con ella a Abramovic. "Lo que aprendí fue que, si dejas que el público decida, te pueden matar. Me sentí verdaderamente atacada: me cortaron la ropa, me clavaron las espinas de las rosas en el estómago, una persona me apuntó a la cabeza con la pistola y otra se la quitó", dijo la Abuela del performance.

 -

James Ensor

“The intrigue” (1890)

maldad del ser humano en obras de arte ensor

La vida se presentaba ante los ojos de James Ensor como un carnaval grotesco de rostros deformes, irónicos y malignos. Su arte se alimenta del sentimiento de zozobra que provoca el pensar que la muerte ronda nuestras vidas a cada instante. Este precursor del surrealismo no dudó en dotar a sus modelos de siniestras personalidades que muestran la cara oculta del ser humano. Entre la crítica social, el terror, el humor y la sátira, la pintura titulada “The intrigue” es un descenso real al rostro maligno que todos somos capaces de mostrar movidos por terribles propósitos.

 -

Wafaa Bilal

“La tensión doméstica” (2007)

maldad del ser humano en obras de arte wafaa bilal

El artista iraquí ideó una obra que se le salió de las manos con la que logró demostrar los alcances de maldad en el ser humano: se encerró en el cuarto de una galería de arte durante un mes y comía lo que el público le llevaba. En la misma habitación, una pistola de balas de pintura apuntaba al artista. Esta arma estaba sintonizada con una página de Internet en la cual los usuarios podían acceder y dispararle al artista a través de ella. Unos hackers alteraron el portal para que la pistola se disparara de manera automática, llegando a hacerlo cada minuto.

 -

Frida Kahlo

“Unos cuantos piquetitos” (1935)

maldad del ser humano en obras de arte frida kahlo

Cuando la pintora mexicana sufrió la infidelidad de su esposo con nada menos que su hermana menor, Cristina, decidió retomar un caso de nota roja para reflejar su sentir: un tipo lleno de celos asesinó a su mujer apuñalándola en reiteradas ocasiones. Al momento de su defensa, le dijo al juez: “Pero si sólo fueron unos cuantos piquetitos”. La pintura es una referencia simbólica al daño emocional de Frida pero también una denuncia social de los crímenes que son capaces de cometer los hombres en una situación de repentino odio.

 -

Diane Arbus

“Child with Toy Hand Grenade in Central Park” (1962)

maldad del ser humano en obras de arte diane arbus

¿Qué es lo que más asusta en esta fotografía? ¿El cuerpo escuálido y frágil del niño? ¿La expresión fantasmal y enloquecida en su rostro? ¿O acaso todo lo anterior aunado a que sostiene una granada en la mano? ¿Cuál es el motivo del niño y qué está planeando hacer en nombre del mal que lo posee? Diane Arbus explora los límites de la tensión humana y nos demuestra que en todas las edades existe ese delgado límite entre la fragilidad y la capacidad de hacer daño. 

-

Cindy Sherman

“Untitled #140” (1985)

maldad del ser humano en obras de arte cindy sherman

La maldad en estado puro es capaz de modificar el rostro de un hombre, confiriéndole siniestros aspectos. Toda bondad que alguna vez se alojó en su corazón se desvanece y los demonios internos emergen. Lo que alguna vez fuera una criatura de noble aspecto ahora es una especie de monstruo condenado a verse bestia.

-

Rubens

“La masacre de los inocentes” (1611-1612)

maldad del ser humano en obras de arte rubens

Según el Nuevo Testamento, el Rey Herodes mandó matar a todos los infantes recién nacidos hasta los tres años de edad ante la amenaza de que un niño lo despojaría de su reinado. Esta cruel masacre es retratada con maestría por Rubens en una pintura que nos muestra lo desalmado que puede llegar a ser un hombre. Si se mata sin piedad a cientos de niños, ¿qué más podría esperarse de la mente trastornada de un tirano?

-

Grace Garupe-Pillard
"Boy with a Gun: Saturday Night Special" (1992)


maldad del ser humano en obras de arte boy with a gun


La cultura bélica que tanto impera en los Estados Unidos se hace patente en este lienzo de Grace Garupe-Pillard en el cual nos enseña cómo la niñez es robada en nombre de la maldad y la violencia. Un infante convertido en soldado es una de las mayores anomalías que el mundo les ha heredado a las nuevas generaciones, las cuales ven cómo sus países se enriquecen o empobrecen cada vez más debido a las guerras. 

-

Gabriel Aztaroth 

"Mis demonios" (2010)



maldad del ser humano en obras de arte aztaroth

Una alegoría al dolor, a la putrefacción del alma y a los espíritus consumidos por el mal absoluto. Esa oscura cortina que nos tienta a saltar las leyes para nuestro beneficio o por el simple placer de llevar a cabo lo que está prohibido puede tener un alto costo: el remordimiento y la deformación del alma. 

**
La parte oscura y siniestra del pensamiento humano se ha presentado en diversas ocasiones en la creación artística, como en las morfologías del mal, el diablo en la historia del arte y en las 12 pinturas que te demuestran qué tan extraño y aterrador puede ser el arte.

*

Fuentes

Arte de hoy
University of Bristol




Referencias: