¿Por qué México no quiere a sus artistas?
Arte

¿Por qué México no quiere a sus artistas?

Avatar of Natalia Lomelí

Por: Natalia Lomelí

1 de junio, 2017

Arte ¿Por qué México no quiere a sus artistas?
Avatar of Natalia Lomelí

Por: Natalia Lomelí

1 de junio, 2017



Elena Garro, una de las plumas más importantes de la literatura mexicana, murió a los 82 años, sin dinero para pagar los tanques de oxígeno que necesitaba para tratar su enfisema pulmonar. La pintora María Izquierdo murió olvidada por todos, sumida en la pobreza cuando su esposo Raúl Uribe robó su dinero y la dejó luchar sola contra las secuelas del ataque de hemiplejía, que paralizó su lado derecho; aún así se vio forzada a continuar pintando hasta el final de sus días porque ningún seguro social garantizaba su derecho a la salud ni su pensión. Nahui Ollin, musa, pintora y poeta, vivió sus últimos años como limosnera e indigente.

maria izquierdo 10
Aunque se les reconozca como grandes exponentes del arte mexicano, poco hizo por ellas la nación a quien dedicaron su carrera artística en términos de seguridad social y calidad de vida. Pocas veces se habla de que los trabajadores de la cultura no tienen los mismos derechos que los del resto de los sectores y permanecen desamparados por la ley en cuestiones tan básicas como la seguridad social, carentes de prestaciones como el retiro. 

En 2011, María Rojo presentó un proyecto de ley que beneficiaba a artistas y gestores culturales, la estrategia proponía la creación del Fondo de Apoyo para el Acceso de Artistas, Creadores y Gestores a la Seguridad Social. Dar este paso implicaría reconocer a la cultura como inversión y motor económico del país, confiar en la industria cultural como el futuro de una nación rica en arte. Finalmente, la propuesta no se concretó.

Frida Kahlo, Autorretrato en la frontera entre México y Estados Unidos, 1932; 
Óleo sobre metal, 
31.8 x 34.9 cm.   Colección María y Manuel Reyero, Nueva York.

«Todo está en desorden y la iniciativa puede ser un detonante. Tenemos 50 años egresando bailarines, actores, del INBA y de la UNAM, y no tenemos instrumentos de inteligencia que observen la realidad cultural en relación con la fuerza de trabajo. Calculamos 60 mil actores en el país ¿de qué viven? Otros 60 mil alumnos estudiando arte, se calcula un número similar de músicos, ¿dónde van a trabajar? Es la gran pregunta: ¿Quién va a querer seguir estudiando artes en un mercado de trabajo que se define como trabajo precario? Evidentemente nadie quiere que sus hijos se dediquen a esto porque  las probabilidades de frustración profesional son mucho mayores». 

–María Izquierdo

master-exposicion-history


¿Cómo recibir incapacidad si sufres un accidente que no te permite seguir produciendo obras? o ¿Qué sucederá con los artistas cuando las secuelas de la edad impidan continuar el ritmo de vida y no tengan un fondo de ahorro para recibir un retiro digno?

El mundo del arte no garantiza un ingreso seguro, y cuando la salud se convierte también en un obstáculo, los artistas quedan completamente desamparados por el sistema. En cierta medida, esto se debe a que no tienen una personalidad jurídica definida, pues a
 veces son patrones, otras son profesionistas freelance o empleados. Sin embargo aunque no constituyen una figura empresarial por sí mismos, sí brindan servicios y trabajan como cualquier asalariado. 

Otro cuestionamiento que surgió a partir de la iniciativa de María Rojo fue: ¿quién administraría dicho fondo? Si se enfrentarían al peligro de caer en un monopolio que pudiera incidir en la libertad creativa y los contenidos, o decidirían asumir los riesgos de formar un sindicato que desafortunadamente en México parece sinónimo corrupción.

Lamentablemente, aún no existe una ley que asegure el derecho a la seguridad social y las prestaciones del retiro para la comunidad artística. Ante la ineficiencia del estado, la propia comunidad debe generar sus propias estrategias civiles. Si bien es una responsabilidad estatal y se tiene que mantener la exigencia al gobierno, no podemos quedarnos de brazos cruzados. 

master-exposicion-geometria


Ante este panorama surge Master, una asociación civil que enfrenta el vacío legal y el desamparo en el que habita la comunidad artística. Master nace de la necesidad de apoyar específicamente a las personas adultas que no tienen pensión para el retiro. Los artistas y curadores, como todos los agentes culturales, nos desarrollamos en un estilo de vida que no garantiza nuestras prestaciones. Al respecto, el director artístico de Master, Octavio Avendaño, asegura que él mismo forma parte de una generación que no ha tenido prestaciones a lo largo de su trayectoria. 

Por ello, Master se reunirá cada año para rendirle un homenaje a un artista mayor en condiciones de vulnerabilidad económica, el perfil de los artistas seleccionados es que sean mayores de 60 años que siempre hayan trabajado de manera profesional en el arte y qué han aportado al arte mexicano. Master no solamente propone apoyarlo en esos términos, sino para volver a activar su trabajo al ponerlo en circulación en una exposición colectiva junto con otros artistas de diferentes generaciones. En esta primera edición son 23 los creadores que se reúnen para rendir homenaje a la trayectoria de Helio Montiel.

helio-montiel-videojuego virtual

La curaduría de la primera exposición organizada por esta asociación civil parte de la obra de Montiel en términos formales, conceptuales y discursivos. Las obras incluyen disciplinas como pintura, escultura, instalación y fotografía, y en su mayoría fueron seleccionadas por su contundencia crítica para reunirse en un diálogo con el estilo fauvista, barroco y pop de Helio Montiel; un artista de la generación de la década de los ochenta, quien mantuvo una fuerte presencia en el Museo de Arte Moderno. Su estilo fue caracterizado por ser una exploración de lo barroco, desde estrategias del pop art y de la cultura popular en términos locales; generando una incidencia crítica en la historia de la pintura, al manifestar un aire sarcástico mezclado con un humor único y colorido que ha influenciado a los artistas contemporáneos. 

helio-montiel-rock

master-exposicion-arte

helio-montiel-grillos

Master involucra además dos visiones complementarias en su gestión, la mirada desde el coleccionismo y el mercado del arte que ejerce Claudia Peña, entusiasmada en profesionalizar a los compradores del arte mediante esta plataforma, y la mirada de Octavio Avendaño quien desde el campo de la curaduría ha convocado esfuerzos de artistas como: Tania Candiani, Miguel Fernández de Castro, Enrique Jezik, Eduardo Sarabia y Carolina Fusilier, entre otros. 

Master funciona como una micro comunidad temporal que busca una transparencia en sus decisiones, por ello no fue concebido como un proyecto galerístico, sino un punto de encuentro entre todos los involucrados en el campo del arte: artistas, curadores, galeristas, coleccionistas y compradores. Para que este encuentro sea exitoso se realizará en un espacio neutral: el Hotel Brick, en la colonia Roma Norte.

helio-montiel-space

Además, la misión de Master es promover y activar el mercado del arte con propósitos humanitarios. No es sólo una crítica al mercado, sino una iniciativa para entender que vivimos en un sistema neoliberal que no reconoce al artista como "relación laboral",  sin embargo, no podemos escapar ni bloquear este régimen económico, pero sí podemos encontrar espacios donde el capital ya sea público o privado, beneficie al arte de manera que el sistema no nos absorba, limite, ni someta.  

El mercado del arte sin duda es siniestro, como cualquier otro mercado, complejo y perverso, pero podemos hacer de él una oportunidad para empujar y hacer un proyecto como Master, una iniciativa social de artistas en beneficio de los artistas. La única forma de hacerlo y engañar al sistema es generar una microcomunidad como ésta, donde todos los niveles del campo artístico se reúnan para la causa común de humanizar y activar las tareas desde la efectividad. Es decir, que el comprador o coleccionista que vaya a Master no está comprando por comprar, por moda o impulso, sino porque está apoyando una causa específica. 

master-exposicion-azul

El proyecto se inaugura el 31 de mayo y permanecerá abierto al público hasta el sábado 3 de junio de 12:00 a 21:00 hrs. Con una cuota de recuperación de $100.00 público general y $50.00 estudiantes. El dinero recaudado será donado al artista, quien mantiene una postura crítica a la experiencia predominante que nos aqueja como sociedad: la impunidad, la corrupción, la violencia y la falta de respeto por las personas adultas en una sociedad de consumo y desecho.

master-exposicion-collage


**

No se pierdan esta exposición efímera y continuemos fomentando proyectos que propongan soluciones en los cuales la sociedad sume esfuerzos para generar verdaderos cambios en nuestro país.

*

Fuente

Proceso




Referencias: