Arte

La locura que se convirtió en mierda de artista

Arte La locura que se convirtió en mierda de artista

"Todo lo que escupe el artista, es arte".
Kurt Schwitters




En 1933, cuando se producía el apogeo de las vanguardias europeas —como el dadaísmo que realizaba obras contrarias al concepto de razón— en un constante afán por escandalizar a la gente con creaciones cada vez más irreverentes, nació Piero Manzoni, uno de los artistas italianos más representativos y radicales del movimiento conceptual de la época.

De una creatividad desbordante, todas sus obras se caracterizaron por crear imágenes absurdas cargadas de un irónico y crítico discurso en contra de todo el orden establecido, pues consideraba que el artista no debía ser una figura suprema e intocable.

Con sus creaciones antropomórficas, sus siluetas de objetos extraños, sus amplias superficies encoladas o sus dibujos de líneas enrolladas en tubos de cartón, se abrió paso en un mundo donde lo normal estaba pasado de moda, y se hizo de un lugar en el arte cuando la conceptualización de éste se expandió.


mierda de artista


De esta manera, las obras de Manzoni eran una especie de "body art interior", su cuerpo era un productor de arte, por lo tanto, todo lo que saliera de él debía considerarse como tal. 
Así, en “Aliento de artista” infló globos con el aire de sus pulmones; en “70 huevos cocidos” se dedicó a marcar su huella dactilar para que cuando el público los consumiera, pudieran convertirse también en obras de arte; y con en “Esculturas vivientes” firmó los cuerpos de distintas mujeres para que se volvieran exhibiciones.

Esta locura imaginativa lo llevó a crear a los 28 años una de sus obras más revolucionarias y aclamadas: "Mierda de artista". ¿Y de qué se trata? Justo de eso, de sus heces enlatadas. Consistió en un total de 90 latitas repletas de sus defecaciones, decoradas con una etiqueta en la que se detallaba la fecha de “producción”, además de estar firmadas por él. Las vendió según la cotización del producto por el que se mide la economía: su mierda valía lo que el oro en aquella época. Aunque se dice que por la acumulación de gases muchas de éstas explotaron en la cara de quienes las adquirieron. 

Esta obra fue aclamada e insultada al mismo tiempo, pero dos años después de que murió en su taller de un infarto, el hecho sirvió como excusa para consagrarla como una de las creaciones más abrumadoras del siglo XX; sin embargo, en un alarde de egocentrismo artístico Manzoni pretendía demostrar la glorificación con la que se tenía considerada a los artistas, por lo que cualquier cosa que proviniera de ellos debía ser admirada.  


piero manzoni obras de arte

Estuvo influenciado por el dadaísmo duchampiano, el surrealismo de Dalí y las obras de Georges Bataille y Alfred Jarri, por lo que relacionar sus excreciones con lo sublime del arte no es otra cosa que evidenciar de la forma más feroz el consumo que se hacía en el arte. 

Se especula que después de que pasaran 30 años de la muerte del autor, su amigo Agostino Bonalumi reveló que las latas sólo contienen yeso, aunque al parecer ninguna ha sido abierta por lo que hoy es sólo una especulación.
¿Arte?, ¿burla? A Manzoni le daba igual, porque era Manzoni y podía realizar lo que quisiera, y así lo hizo. Su chiste marcó la diferencia y se encaró a la crítica de una forma tan mordaz, por lo que ahora su obra está expuesta en lo museos más importantes, y el valor de las latas se sitúa por encima de los 250 mil euros. 

Es probable que si Manzoni viviera y pudiera observar cómo las personas aún admiran su obra, reiría a carcajadas sólo para comprobar que todavía consumen lo que sea que les muestren como arte, aunque sea mierda.



Mierda de artista de Piero Manzoni


**

La vida de algunos artistas ha estado marcada por tragedias, problemas psicológicos, abusos, entre otros, por eso, si alguna vez te has preguntado qué es lo que pintan los esquizofrénicos para calmar su locura, descúbrelo aquí.








Referencias: