Repudiar el racismo y amar lo prehispánico como un nuevo modo de hacer arte
Arte

Repudiar el racismo y amar lo prehispánico como un nuevo modo de hacer arte

Avatar of Diego Cera

Por: Diego Cera

7 de julio, 2017

Arte Repudiar el racismo y amar lo prehispánico como un nuevo modo de hacer arte
Avatar of Diego Cera

Por: Diego Cera

7 de julio, 2017

Apropiar, reivindicar, empoderar. La lista de conceptos que los nuevos artistas utilizan para justificar sus trabajos y hacerlos parecer novedosos puede extenderse hasta los rincones más remotos del lenguaje. Algo que nos lleva a preguntarnos acerca de la necesidad de un abstract que explique al espectador puntualmente de qué va cada pieza que conforma una exposición.

Repudiar el racismo y amar lo prehispánico como un nuevo modo de hacer arte 0 Fotografía: Alejandro Gutiérrez.

¿No sería mejor apelar a la sensibilidad de las personas para que encuentren un significado especial en cada trabajo? Probablemente los artistas deban tener en cuenta que cada quien representa un mundo con sus propias reglas, y de esta manera logren que su obra cobre aún más vida al existir de forma diferente en una sensibilidad distinta.

Repudiar el racismo y amar lo prehispánico como un nuevo modo de hacer arte 1 Fotografía: "Lay Madonna", Male Valdes.

El trabajo de María Fernanda Leaño alude a esa sensibilidad para que su proyecto “La otra Malinche” llegue de una forma única a la mente de cada persona que se encuentra con su obra. Desde el nombre que abarca su creación, es posible darnos cuenta de las multiplicidad de discursos que giran en torno a sus performances o instalaciones.

Repudiar el racismo y amar lo prehispánico como un nuevo modo de hacer arte 2 Fotografía: "Doñita", Marian Coufal.

«La Malinche ha sido incomprendida a través de la historia como una "Eva Mexicana". A la vez, México y los mexicanos también hemos sido incomprendidos y juzgados».

María Fernanda Leaño

Repudiar el racismo y amar lo prehispánico como un nuevo modo de hacer arte 3

Esa incomprensión de la que habla Leaño, bien podría interpretarse como una visión diferente de la mexicanidad, aquella que nace de los prejuicios mal infundados con los que nos identifican alrededor del mundo. En este caso, María Fernanda —ya como “la otra Malinche”— ejecuta el papel de mediadora entre México y “los güeros” que tratan a toda costa de conquistarnos mediante el terror infundido por la amenaza de ser destruidos a causa de sus convencionalismos. Pues al parecer estamos en un momento en el que los mexicanos estamos pasando por una deshumanización similar a la de la conquista, cuando los indígenas no eran vistos como otra cosa más que bestias.

Repudiar el racismo y amar lo prehispánico como un nuevo modo de hacer arte 4

Sin embargo, no podemos caer en el error de pensar que se trata de una obra basada en la crítica o la protesta. "La otra Malinche", siendo un personaje urbano que percibe la realidad tal y como lo hacemos nosotros, encara a sus espectadores y los invita a no quejarse ni culpar constantemente al país vecino o al Gobierno de todo lo que pasa en el México. Su trabajo implica un diálogo constante con el que, más allá de limitar la percepción de su interlocutor, le invita a reflexionar acerca de lo que la artista ha puesto ante sus ojos para ser interpretado.

Tanto en la antigüedad como ahora, la figura de la Malinche es esencial para realizar una labor mediadora entre la realidad mexicana y otra extranjera que pretende imponerse ante un mundo que no comprende en su totalidad. Para Leaño la única vía en que ambas ideologías podrían reconciliarse es estableciendo un diálogo en el que la comprensión del otro sea el elemento principal de la conciliación entre dos mundos relativamente distantes.

Repudiar el racismo y amar lo prehispánico como un nuevo modo de hacer arte 5 Fotografía: "At Tenochtitlan", Joaquín Castillo.

«La otra Malinche es la versión contemporánea de una mediadora entre razas en el continente americano, y en vez de llamarlo Malinchismo, mi tirada es representar a mi México a través de un icono controversial que a la vez fue clave para el mestizaje en el nuevo mundo. Mi personaje es una nueva Malinche urbana, contemporánea, de realismo mágico; ella representa tanto el lado indígena de México como a la colonización. Es embajadora del tema, lo lleva al mundo en forma de arte».

María Fernanda Leaño

Repudiar el racismo y amar lo prehispánico como un nuevo modo de hacer arte 6

La importancia de que exista esta interacción constante en los diferentes momentos de la creación artística se nota en la inclusión de otros creativos, sobre todo fotógrafos como Alejandro Gutiérrez, Joaquín Castillo y Marian Coufal. De esta manera el proyecto se enriquece desde todas sus caras, los rostros de la mexicanidad se multiplican y nos permiten apreciar las diferentes formas en las que un mexicano se configura a sí mismo en distintos escenarios tantos espaciales como temporales. Finalmente «los espejos son portales» y la otra Malinche es esa superficie en la que podemos vernos reflejados para darnos cuenta de todo lo que, como espectadores, podemos encontrar de nosotros mismos en el trabajo de los demás.

Repudiar el racismo y amar lo prehispánico como un nuevo modo de hacer arte 7

**

Si quieres conocer más acerca de "La otra Malinche" y todo el trabajo de María Fernanda Leaño puedes visitar su sitio web y darte cuenta que incluso algo de ti está plasmado en su obra.


Referencias: