INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Because You Are a Girl: Obras de Eugenia Martínez que retratan la cultura machista en México

19 de septiembre de 2018

Natalia Lomelí

Las mujeres también ejercemos el machismo al repetir, sin darnos cuenta, los roles que nuestras abuelas y madres nos han enseñado.


"Patriarchy is a bitch", "Because You Are a Girl", "Broken Woman", "Bad Feminist" son oraciones que aisladas quizá parezcan clichés perdidos entre demandas repetitivas, pero cuando se unen pueden ser poderosas acciones artísticas cuyo mensaje se propaga en denuncias visuales hacia la sociedad del patriarcado que durante años ha predominado en una cultura machista que, sinceramente, fomentamos las mujeres tanto como los hombres.


Ese es el eje temático en la obra de Eugenia Martínez, quien aborda la problemática de género desde la construcción antropológica, histórica y social de los roles femeninos, y cómo han ido manteniéndose a través del tiempo. Entre textos metafóricos, fotografías antiguas intervenidas y frases reiterativas, Martínez construye una reflexión sobre el lenguaje como reflejo de la cultura mexicana, con sus contradicciones e incongruencias.



Su proyecto inició abordando la época colonial y las estructuras sociales que siguen vigentes desde esa época. Esto le permitió abordar el pensamiento judeocristiano, específicamente a través de la figura de Lilith, la primera mujer perdida en los libros apócrifos de la Biblia, hecha a la par de Adán. En homenaje a ella, Martínez intervino una fotografía de mujeres vestidas de negro cargando con la leyenda "Somos la otra costilla" para referirse al segundo término en el que se ha mantenido a la mujer a raíz de esas construcciones.


Lilith encarna el modelo de la mujer que no funcionó porque no era lo que se esperaba de ella, por ello fue etiquetada como un demonio y se le exilió del paraíso. En cambio, el modelo que adoptó el relato religioso es la mujer proveniente de Adán, siempre en segundo término de lo masculino y sometida a su voluntad: Eva.



Para su más reciente exposición "Because You Are A Girl", Eugenia realizó una intervención de carteles que remiten visualmente a los lenguajes de las protestas urbanas, cargadas con la contundencia de consignas y citas halladas en los libros de teoría que ha consultado. Con una estética gestual, su intervención bloquea políticamente el cubo blanco de la galería, mientras cada letra con pintura violentamente chorreada denota agresividad, en contraste con la pasividad en la que, como género, nos ha mantenido la historia.


"En ese mismo sentido, la intervención que Martínez realiza en la Galería de Arte Mexicano, cobra doble significado al tratarse del espacio de los grandes artistas mexicanos del siglo XX, entre ellos Diego Rivera, de ahí el gesto de la artista con el muralismo y por otra parte, la connotación del carácter machista de gran parte de los artistas modernos, no sólo en México sino a escala internacional". Octavio Avendaño, curador.



"Because You Are A Girl" cuestiona ¿cuántas cosas nos han sucedido o hemos aceptado sólo por ser mujeres?


Esas diferencias de género marcadas por la tradición que resulta un condicionante suceden cotidianamente, como la mujer rota de Beauvoir, a quien Eugenia aborda como ese rol moderno que no cumple con los cánones femeninos establecidos: tener hijos y atender un hombre. Y si alguna mujer decide salirse de esa tradición es etiquetada y juzgada por quienes la rodean -hombres y mujeres por igual- como "la quedada" o la "pobre mujer" exitosa en el trabajo pero sola porque eso intimida a los hombres.



Eso es lo que se refleja en las sensaciones que provoca sumergirse en la atmósfera de esta exposición, como la impotencia de ver a una niña con sus muñecas jugando a ser madre, con el rostro cubierto con perlas de porcelana en referencia a la Venus de Willendorf, uno de los primeros modelos femeninos en la historia de la humanidad. Una representación que no tiene más que "bolas" en el rostro, sin ojos ni oídos, ni nariz ni boca. Sólo unos enormes senos, caderas prominentes, el sexo expuesto y está embarazada, como si su única razón de existir fuera la reproducción.


A Eugenia le gusta pensar que seguramente en la cultura primitiva esta figura podría tener una connotación mágica, quizá como un tótem, pero finalmente es una de las primeras construcciones de los atributos que un hombre espera ver en la mujer. Y no importa ni interesa que vea, ni que oiga, ni que hable.



En otras piezas, la artista rodea a las protagonistas con fragmentos y picos de porcelana, piezas que tienen la connotación de ser un material delicado y frágil. Como las muñecas, la piel, lo femenino. Pero para contrastar esa idea, Eugenia las coloca como una barrera de pedazos filosos para convertir esa delicadeza en un elemento agresivo con el simple gesto de cambiar de postura. Así, en un simple giro de mentalidad y pensamiento, replicando el modelo de los vidrios que se colocan en las bardas para protección, se convierte en advertencia y barrera para detener todo aquello que no queremos que entre a nuestro hogar.



Las niñas y jóvenes de las fotografías que interviene la mano de Eugenia Martínez suelen vestir trajes de primera comunión, caracterizados por un blanco puro y virginal, de nuevo refiriendo a una crítica directa hacia los discursos religiosos. Además los textos que acompañan y enmarcan los retratos están pensados para no permitir que olviden su condición con la repetición cíclica de una simple consigna y condena "Eres niña"... y el mundo no permitirá que lo olvides.


"Cuando el ser mujer se vuelve una carga pesada es como un velo que cubre todo lo que hacemos". Eugenia Martínez





En el proceso creativo es imposible dejar de lado la autoreflexión y el autoconocimiento, incluso Martínez afirma que al leer a Chimamanda Ngozi Adichie, pudo notar las actitudes machistas que ella misma ha replicado como madre, hija y mujer. Para la artista está claro que el mensaje de su obra es la búsqueda de igualdad, en términos de equidad social, pero advierte que no debemos confundir la lucha de género con una venganza.


Pero eso no implica que no hay que visibilizar las posturas de respeto que demanda el feminismo. Y con esa idea en mente, publicó una convocatoria por internet, principalmente en redes sociales preguntando a las mujeres ¿qué significaban para ellas las frases de los carteles que realiza? Obtuvo respuestas de mujeres de todas las edades y ocupaciones. Desde los clichés hasta los crudos testimonios. El resultado es un video de más de una hora en el que se leen ininterrumpidamente las respuestas. Esta acción no sólo como funciona como un proceso catártico para la artista al leer las frases sobre temas como abortos y discriminación laboral, sino también para las mujeres que hallaron en su pieza una oportunidad para manifestarse.


Eugenia Martínez nos confronta con todo lo que hacemos nosotras mismas -de manera inconsciente- para ayudar al patriarcado. Entre sus límites ambiguos y críticos, es un ejercicio de autoconocimiento al convertir la galería, a través del arte, en un retrato de casos reales, historias cotidianas, en el cual resulta interesante la respuesta a su convocatoria, lo cual responde al hecho de que las mujeres aun tenemos mucho que decir sobre ello y no siempre somos escuchadas.




Al igual que la caligrafía en sus piezas, las piezas de Eugenia no inician ni terminan, son parte de un proceso tan arraigado y continuo que ya no podemos descifrar dónde inició ni podemos ver su punto final. Así, después de toda la investigación y la producción artística, Eugenia describe lo femenino como algo contradictorio y concluye:


"Las mujeres tenemos que arreglarnos para los ojos masculinos, mantenernos en cierto peso, y vernos de cierta manera. Como si fuéramos un mueble que al ponerse feo puede tirarse a la basura y sustituirse. Esa cosificación de la mujer es por esas enseñanzas que por años nos han inculcado, como dice una de la teorías feministas que consulté: las mujeres se la pasan decorando su propia jaula. Como yo lo veo hay dos mujeres: una que nació para servir y vive para sus hijos y la otra que sin dejar de lado a su familia opta por su autorrealización al trabajar. Pero al final del día tiene ambas labores".


_

Conoce más de su obra en su cuenta de Instagram: @eugeniamartinez.m y no te pierdas la exposición Because You Are A Girl a partir del 20 de septiembre en la Galería de Arte Mexicano.


_


Sigue descubriendo la obra de otras mujeres artistas como Sharon Barcs: la narradora gráfica mexicana que sueña con mundos fantásticos y Sofía Castellanos: la muralista mexicana que está conquistando al mundo.

TAGS: Feminismo Artistas mexicanos Exposiciones
REFERENCIAS: eugenia martínez Galería de Arte Mexicano

Natalia Lomelí


Coordinadora Cultural

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Hocus Pocus: 30 fotos del antes y después del elenco Cosas que nos avergonzarán de la cuarta temporada de Narcos en México Qué significan las etiquetas de tu ropa y por qué tus prendas lucen percudidas Los 9 desafíos que tiene que superar tu alma después de la muerte según los mexicas Sinister Colonial Ghost Stories: The Breath Of The Devil 5 impactantes datos que no sabías sobre el cáncer de mama

  TE RECOMENDAMOS