Arte

Obras de visión apocalíptica

Arte Obras de visión apocalíptica

“Hasta que no se llega a la agricultura y la ganadería; el hombre no comienza a sentir que su destino pende de fuerzas inteligentes. Con la conciencia de depender del tiempo favorable o desfavorable… surge la idea de toda clase de demonios y espíritus benéficos que reparten maldiciones y bendiciones…”.

- Arnold Hauser

 

Ante una época de desorientación moral se han perdido las referencias y nadie se atreve a señalar los senderos para indicar un mejor camino que otro. Y es que, en el fondo, no hay argumentos sino diversidad de opiniones. Bajo un bombardeo incansable de frases como: peligro de extinción, escasez de agua, deforestación, violencia, muertos, narcotráfico, políticos, avionazos, halconazos etc., frases que describen sin duda, problemas reales serios, han perdido  fuerza en la conciencia de los afectados y ante este escenario que llega a su término el 2012, año que trae consigo numerosos relatos, algunos buenos y otros no tanto. Uno de los temas que llama la atención es el término del calendario Maya y su relación con el fin del mundo.

 

Hace algunos siglos el arte se encontraba sometido a los bienes de la iglesia, y gracias a sus caprichos existen obras de arte asociadas a la biblia, sobre todo al tema del apocalipsis. Estas obras sublimes son invaluables tanto en su capacidad creativa como en su técnica;  su función social existe hasta nuestros días pues abordan sentimientos universales y creencias heredadas. Con el paso de los años se fue liberando de ésta y muchos artistas retomaron estos temas una y otra vez, algunos ejemplos son los siguientes:

 

Las Puertas del Infierno –Auguste Rodin

 

Iniciada en 1880,  es un relieve y está sujeta a un esquema narrativo, sin embargo se resisten al intento de leerlas coherentemente  y sólo dos figuras están relacionadas con La Divina Comedia de Dante. Coronada por "El Pensador",  tiene el efecto de centralizar y allanar el espacio de las puertas sometiendo todas las figuras abstractas ante su presencia.

 

https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/03.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/04.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/05.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/06.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/07.jpg

 

 

El apocalipsis de San Juan – Alberto Durero


El apocalipsis no es un libro de contenidos, sino de descripciones fantásticas y simbólicas que se deben interpretar. Panofsky ha destacado que Durero pudo conocer las biblias de Grüninger de 1845, y esta imagen se convirtió en el prototipo de las ilustraciones que posteriormente se hicieron.

 

 

El jardín de las delicias – El Bosco

 

Francisco Quevedo cuenta en El alguacil endemoniado que cuando El Bosco llegó al infierno, al preguntarle a los demonios por qué había “hecho tantos guisados de nosotros en sus sueños”, dijo: “Porque no había creído nunca que había demonios de veras”. Y aún podía haber añadido el artista, “Para demonios los desguisados de los hombres”. El jardín y el infierno representan, el primero la creación de Dios o mundo de la naturaleza y el segundo la creación del hombre o mundo de las artes.  

 

https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/08.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/09.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/10-1.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/11-1.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/12-1.jpg

 

 

La caída de los ángeles rebeldes – Giordano


Isaías 14: 12-15, Apocalipsis 12: 7-8

Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. 

 

 

Saturno devorando a uno de sus hijos - Francisco de Goya y Luciente


El terrible Saturno, para evitar que se cumpliera la profecía, según la cual sería derrocado por uno de sus hijos, devoraba a todos los que nacían de su unión con Rea. Sin embargo, ésta logró dar a luz en secreto a Júpiter quien más tarde consiguió derrotar a su padre en una larga contienda, sucediéndole en el reino y convirtiéndose en señor de todos los dioses. Existen varias interpretaciones en torno a esta pintura, pero lo cierto es que parte de un personaje cargado de miedo ante las acciones generadas por la conciencia, después de todo, los mitos están cargados de sentimientos humanos.

 

 

La Divina Comedia – William Blake


Para la comisaria Alison Smith, William Blake es una figura fundamental en el conjunto cultural británico, un tesoro nacional cuyo poema, 'Jerusalén', se recita enfervorizadamente en la última noche de los Proms desde hace décadas. Según el periódico The Guardian, «William Blake es con gran margen el mayor artista que Gran Bretaña ha producido». Su figura inspira a los que se enfrentan a los poderes establecidos, y aunque ella no lo diga, debería inspirar aún más a los que luchan enfrentándose a lo más difícil, oir la voz de la inspiración propia, escuchar el mensaje de la imaginación en su lenguaje fantasioso, crear un sistema de valores personal.

 

 

En efecto, es complicado definir las obras más representativas en este tema, sin embargo los artistas aquí presentados coincidieron en su pensamiento al creer que la fe es cosa de personas débiles, la invención del cielo y el infierno depende sólo del imaginario humano.

 


Referencias: