Tú tan Rubens yo tan Caravaggio, diferencias brutales entre el diplomático y el ‘chico malo’ del arte
Arte

Tú tan Rubens yo tan Caravaggio, diferencias brutales entre el diplomático y el ‘chico malo’ del arte

Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

7 de junio, 2017

Arte Tú tan Rubens yo tan Caravaggio, diferencias brutales entre el diplomático y el ‘chico malo’ del arte
Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

7 de junio, 2017



Existe el chico lindo, amable, cortés; se lleva bien con sus padres, saca buenas notas, hace ejercicio y tiene en claro las prioridades para el futuro. Existe el chico que te gusta.

Muchas mujeres se sienten atraídas por hombres que rechazan cualquier tipo de reglas, esos que se comen el mundo de un bocado sin preguntarle a nadie; que desafían a la autoridad y que deciden por sí mismos el camino que llevará sus vidas. No se trata las conductas "agresivas" —que por cierto, no son atractivas— sino a una personalidad independiente y libre.

Tú tan Rubens yo tan Caravaggio, diferencias brutales entre el diplomático y el ‘chico malo’ del arte 1

Algo así sucede con Peter Paul Rubens y Michelangelo Merisi da Caravaggio. Ambos hitos del arte del siglo XVII, los dos son especialmente brillantes e imprescindibles, uno es el joven "bien portado", académico, correcto y el otro es "el chico malo" que se mete en problemas todo el tiempo y no tiene respeto por casi nada. A continuación te presentamos un breve recuento de la vida de este par de maestros que tiene mucho en común pero también notables diferencias:

-Caravaggio-

Despiadado, cruel y indolente: así han descrito a Michelangelo Merisi a lo largo de la historia. Caravaggio es el nombre del poblado italiano donde el controversial pintor vio la luz del mundo en 1571, de ahí su nombre. La peste terminó con la vida de su padre ─quien se desempañaba como funcionario de gobierno─ cuando él tenía una corta edad, por lo que los remolinos emocionales comenzaron desde que era pequeño.

Gran parte de su técnica pictórica la aprendió de Simone Peterzano. Pronto el uso de claroscuros sorprendió a las más altas cúpulas del poder ─con quienes conservaba alguna amistad por el nexo familiar─ aunque no dejaba de incomodar a las "buenas conciencias" de los aristócratas y la Iglesia. Pintaba cuadros bajo encargo, pero de forma velada, agregaba en ellos mensajes considerados entonces "inmorales": pintaba cortesanas y personas marginadas socialmente, algo inimaginable entonces. Ejemplo de ello es "La muerte de la virgen" donde la modelo principal es justamente una prostituta.

Tú tan Rubens yo tan Caravaggio, diferencias brutales entre el diplomático y el ‘chico malo’ del arte 2

Sobre su vida se ha dicho mucho. Las distintas versiones coinciden en situarlo como un personaje conflictivo, siempre huyendo de la ley. Libró al menos un par de veces la prisión pero eso no hacia que dejara de meterse en problemas y peleas. Uno de los episodios más impactantes es cuando, supuestamente, asesinó a un hombre luego de una discusión por un juego de pelota, no sin antes haberlo castrado. Fueron estos episodios violentos los que lo volvían un nómada; siempre estaba de un lugar para el otro. Incluso, se dice que dormía vestido y con una daga en la mano.

Tú tan Rubens yo tan Caravaggio, diferencias brutales entre el diplomático y el ‘chico malo’ del arte 3

Por supuesto que en su obra existen vestigios de su manera de vivir; sus personajes andróginos han dado lectura a un matiz de homosexualidad presente en él. Además, en rechazo al clasicismo, fue uno de los primeros en resaltar el uso de la naturaleza muerta, a mostrar la realidad de un modo crudo y directo; sabiendo encontrar la belleza donde no todos la veían. 

Pese a su desordenada vida, no dejaba de asombrar a quienes veían sus piezas; el uso dramático de la luz, encarnaba las emociones de los actores presentes. Al mostrar pasajes religiosos, los personajes eran retratados en una brutalidad humana total; mostraba los pies sucios y las caras afligidas de los actores de la historia bíblica. Algo poco visto en la tendencia pictórica de su tiempo.

Tú tan Rubens yo tan Caravaggio, diferencias brutales entre el diplomático y el ‘chico malo’ del arte 4

En palabras de Poussin, Caravaggio, «poseía por entero el arte de pintar, pero había venido al mundo para destruir la pintura». La marginación del pintor lo siguió de manera póstuma; murió solo en la playa de Porto y fue hasta el siglo XX cuando su trabajo fue reconocido

-Peter Paul Rubens-

Seis años después de Caravaggio, pero en Siegen, Alemania, nació Peter Paul Rubens. Su suerte le dio el privilegio de estudiar en los principales escuelas de arte italianas. Pronto su talento fue descubierto y también comenzó a pintar por encargos. Sin embargo, en él sí existía una clara preocupación por rescatar el arte renacentista. La mayoría de su trabajo retrata escenas costumbristas, sobre batallas, temas religiosos, históricos y de paisajes. 

Tú tan Rubens yo tan Caravaggio, diferencias brutales entre el diplomático y el ‘chico malo’ del arte 5

Cerca de los 20 años, ingresó a la Rombout Verdonk. Ahí aprendió retórica, gramática, latín y griego. Fuertemente impresionado por los trabajos Da Vinci y Tiziano ─y se ha dicho que también impactado por el trabajo de Caravaggio─ Rubens comienza su carrera como pintor perfeccionando la técnica del claroscuro que asombró a todos. 

A diferencia de Caravaggio, Rubens tenía al menos una decena de discípulos, quienes trabajaban con él en un taller que abrió debido a la alta demanda de sus trabajos. Algunas versiones apuntan a que él hacía sólo el boceto y la parte final, todo el proceso era realizado por los aprendices. Esto no nos consta. 

Tú tan Rubens yo tan Caravaggio, diferencias brutales entre el diplomático y el ‘chico malo’ del arte 6

En cuanto a su vida privada no hay demasiado que contar; se sabe que, en algún momento, su madre se convirtió al catolicismo y Rubens abrazó también esta religión. Se casó dos veces y su preocupación vital radicaba en su trabajo, del que se sentía muy orgulloso y tenía en alta estima, según podemos leer en alguna de sus cartas escritas para sus clientes, entre ellos, Felipe IV de España quien, se dice, lo tenía como pintor predilecto. 

Tú tan Rubens yo tan Caravaggio, diferencias brutales entre el diplomático y el ‘chico malo’ del arte 7

-

Ambos son genios. En ninguno de los dos cabría un sólo momento de duda en cuanto al talento. Nos dejan sin palabras. Ambos tienen el poder de situarnos frente a las obras de una manera peculiar; no estamos como meros espectadores, somos partícipes de ellas. Nos sentimos como si pudiéramos tocar la carne de los personajes retratados por Rubens, levantar el brazo y alcanzar las frutas que Caravaggio nos presenta. 

Cabe mencionar que no existió rivalidad entre ambos pintores. Incluso, como vemos, hay significativas coincidencias en la obra de ambos, y pese a las diferencias abismales de conducirse en la vida, también compartieron la misma época, semejantes circunstancias sociales y políticas y una amor nato por la creación.

**

Si quieres conocer más sobre arte pero sientes que te faltaría tiempo para conocer todo lo esencial, puedes hacerlo aquí en sólo 31 días. Si más bien quieres seguir disfrutando a Caravaggio, conoce cómo es el arte de las sombras.

*

Referencias

Museo del Prado
Descubrir el arte
About


Referencias: