Pinturas para recordar que nuestra inspiración más grande siempre es nuestra pareja
Arte

Pinturas para recordar que nuestra inspiración más grande siempre es nuestra pareja

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

8 de abril, 2016

Arte Pinturas para recordar que nuestra inspiración más grande siempre es nuestra pareja
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

8 de abril, 2016





Estar de frente al suspiro encarnado puede motivar las acciones más tiernas o salvajes de nuestro ser, sobre todo si hemos hallado a ese cuerpo en el que convergen nuestros sueños, anhelos y esperanzas. La persona amada no sólo es el beso pasional o la caricia nocturna, es la locomotora en la que viajan nuestros proyectos, es el caballo árabe en el que galopa el deseo de un mañana eterno.

No tenemos porqué limitar al ser amado como ese otro que sólo satisface a la pasión o consuela en los días grises; una pareja sentimental se perfila entonces a ese genio, a ese órgano dador de formas que estimula la proyección de lo trascendente y trascendental. La motivación que es posible encontrar en ella es, por sobre todas, la de mayor decisión y poder en tu vida.


Inspiración - Dalí y Gala


Así es como entendieron muchos artistas a sus esposas, esposos, amantes y seres de inmaculado empeño, cual inspiración para sus más grandes proyectos. La fijación que tenían por estos fue el paso fundamental para permitir el libre tránsito de su creatividad y lo que se consideraría, hasta cierto grado, como su producción más sincera, más íntima.



-
Frida y Diego


Inspiración - Frida y Diego

Nombrar a esta mujer "institución mexicana" puede tomarse en dos vías: la del cliché y la de lo necesario. Su mención es prácticamente obligada y es el ejemplo de un amor que, a pesar de no fluir como el resto de las relaciones en el mundo, se mantuvo fiel en la creación a ese amor que lo significaba todo a pesar de los malos entendidos, las infidelidades y los malos momentos.



-
Modigliani y Jeanne


Inspiración - Modigliani

Aún en las situaciones más complicadas, Jeanne Hébuteme fue la mujer que nunca abandonó a Amedeo; la devoción y dependencia que en él había depositado incluso la obligó a renunciar a cualquier otra cosa en la Tierra. Si ponemos atención, podremos ver que Modigliani con frecuencia no pintaba el iris de sus modelos al retratarlas, sólo el de ella.



-
Renoir y Andrée

inspiracion-renoir

Después de la aflicción que significó para este maestro del Impresionismo la pérdida de su esposa, casi en el ocaso de su vida, conoció a Ellen Andrée, su última gran musa, nacimiento de un deceso en sí. El fallecimiento de su mujer abrió el camino a una obsesión pelirroja de indomable naturaleza, un ser que poseyó no en el romance o en la carnalidad, sino en el lienzo.



-
Koons y “Cicciolina”

Inspiración - Koons

Ya casi para despedir al siglo XX, el artista más controversial del arte contemporáneo y su mercado produjo una serie de pinturas frente a las que se fotografió teniendo sexo con su esposa; un momento en que la exhibición de su amor y sus encuentros propiciaron su creación del momento.



-
Carrington y Ernst

Inspiración - Leonora Carrington

Él fue el paso decisivo para la novia del viento en el camino surreal. Su obra está plagada de los sueños, ambiciones, miedos y desenfrenos que suscitaba el gran amor que sentía por Max Ernst, el único y verdadero amante de esa inglesa que sólo sabía entregarse con furia sincera.



-
Dalí y Gala

Inspiración - Gala

El maestro catalán que le dio nombre y figura al surrealismo que rompió los muros del movimiento francés, tuvo una musa como nadie, una mujer a quien amó tanto que no pudo mas que trasformar su visibilidad por medio del arte. Gala fue su nombre y sus rostros fueron todos.



-
Gerda y Lili Elbe

Inspiración - Gerda Wegener

Gerda Wegener, mejor conocida como la esposa de “La chica danesa”, fue una pintora que vio de frente al éxito gracias a las decisiones de su marido; concisamente, después de que éste cambió su género. Gerda le amó con tal fuerza que siempre apoyó sus actos y le retrató con el pulso que una mujer enamorada necesita.



-
Picasso y Marie Therese

Inspiración - Picasso

El amo del Cubismo, después de consolidarse como un empedernido y exitoso mujeriego, tuvo una relación que le significó un cambio radical en su trabajo: una experimentación con el erotismo y un nuevo enfoque de contenido y representación.



La inspiración que del sujeto amado emana, puede convertirse en el recurso más explotable de todos, y no porque sea lo único que se espera de la relación, sino porque es lo que menos importa al estar juntos, se da orgánicamente en movimientos de apoyo, solidaridad y afecto.


***
Te puede interesar:

6 pasos para desenamorarte de alguien

La obra de arte que nace del sexo y el amor, y que tú puedes hacer






Referencias: