6 pinturas que demuestran que la sensualidad femenina no está en el físico 
Arte

6 pinturas que demuestran que la sensualidad femenina no está en el físico 

Avatar of Nicole Gomez

Por: Nicole Gomez

14 de septiembre, 2016

Arte 6 pinturas que demuestran que la sensualidad femenina no está en el físico 
Avatar of Nicole Gomez

Por: Nicole Gomez

14 de septiembre, 2016



El cabello no sólo es atisbo de la identidad, también es una provocación. Como las melenas de James Dean o los Beatles, el cabello fundamenta su estilo en un espíritu transgresor porque se encuentra insatisfecho con los discursos y modelos establecidos. 
Luis Arce




El cabello es un tema un poco usual; sin embargo, en el arte, algunos  han explorado el significado y la figura que representa. Por ejemplo, en la literatura encontramos algunos autores que han escrito ensayos, relatos o investigaciones sobre la melena; uno de ellos es Gabriel García Márquez en el libro "Del amor y otros demonios", novela que surgió a raíz de una leyenda que le contó su abuela:

"Extendida en el suelo, la cabellera espléndida medía veintidós metros con once centímetros. El maestro de obra me explicó sin asombro que el cabello humano crecía un centímetro por mes hasta después de la muerte, y veintidós metros le parecieron un buen promedio para doscientos años. A mí, en cambio, no me pareció tan trivial, porque mi abuela me contaba de niño la leyenda de una marquesita de 12 años cuya cabellera le arrastraba como una cola de novia, que había muerto del mal de rabia por el mordisco de un perro, y era venerada en los pueblos del Caribe por sus muchos milagros".

Marquez no es el único ejemplo, en la pintura también existieron artistas quienes representaron el cabello por medio de formas naturales, exageradas o artificiales, pues posee un sentido simbólico tan grande que tal vez hemos ignorado al considerarlo sólo un detalle decorativo y no un rasgo estético; la cabellera, entonces, ya no se toma como un valor agregado sino como un lenguaje artístico, y para demostrarlo te presentamos seis pinturas en las que el personaje principal no fueron las mujeres sino su melena.



1. Cabeza de Medusa — Caravaggio

pinturas sensuales

La característica por excelencia de este personaje mitológico es su cabeza y su cabello de serpientes; la pintura de Caravaggio provoca que enfoquemos la atención en el rostro del personaje y sus expresiones un poco perturbadas. 




2. Lady Godiva — John Maler Collier

pinturas sensuales

Lady Godiva fue la esposa de un Conde, quien lo convenció de que disminuyera los impuestos al pueblo. Al acceder, el conde le puso como penitencia pasear desnuda sobre un caballo por todas las calle de la ciudad. Por lo que el pintor Maler decidió retratarla y resumir la historia en una pintura, en la que hizo énfasis en el hecho de que Godiva se cubrió el cuerpo con su cabello para protegerse.




3. Diego y yo — Frida Kahlo

Diego y yo

Frida tuvo la habilidad de plasmar todas su emociones dolorosas en sus obras, como en este cuadro en el que Diego permanecía en los pensamientos de ella, así como un sentimiento de engaño que le llevó a considerar la idea de acabar con su vida; el cabello enredado en su cuello parece significar el "ahogo" que la situación le causó, lo que convierte al autorretrato en uno de los más sinceros de la artista mexicana.



4. Magdalena penitente — Tiziano



pinturas sensuales

María Magdalena es una figura religiosa que representa el "pecado"; en esta obra de Tiziano, Magdalena intenta cubrir su cuerpo desnudo y avergonzado con su melena rojiza, la cual posee una textura que podría hacer referencia al pubis y, por lo tanto, a su sexualidad. 




5. Isabella and the pot of basil — William Holman Hut

Isabella and the pot of basil

Los artistas victorianos solían pintar acerca del amor y sus tragedias; como ejemplo esta escena en la que una mujer llamada Isabella abraza un macetero de albahaca y sobre él deja caer su cabello como símbolo de fertilidad, abundancia y crecimiento. Algo que no debemos pasar por alto es que dentro del macetero se encuentra la cabeza de Lorenzo, su amado.



6. Amor y dolor — Edvar Munch

Amor y dolor

Una de las caracterizas de este cuadro enigmático es que no se ven los rostros de la pareja, pues el verdadero protagonista es la melena rojiza que transmite un dolor indescriptible.
 


El cabello tiene una relación estrecha con la personalidad femenina, por ello es que muchos pintores representaron a las mujeres fatales de la Historia usando como rasgo esencial el cabello rojizo, pues denotaba que era una mujer valiente, peligrosa, astuta y sensual.



**


Alguien dijo alguna vez que "el arte es femenino", pues todas las expresiones artísticas se basan en la sensibilidad del artista y lo que es capaz de trasmitir, por ello conoce a 5 mujeres que han sido agredidas y torturadas en sus performances. Y si tu interés por el arte es reciente, estas son las 8 preguntas que todos deben hacerse para entenderlo mejor.







Referencias: