Por qué hay tanta gente orinando en la historia del arte
Arte

Por qué hay tanta gente orinando en la historia del arte

Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

4 de octubre, 2017

Arte Por qué hay tanta gente orinando en la historia del arte
Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

4 de octubre, 2017



«No he hecho pis en ningún lienzo esta semana. Le dije a Ronnie que no hiciera pis cuando se levantara por la mañana para que aguantara hasta llegar a la oficina, porque él toma mucha vitamina B y el lienzo se vuelve de un color muy bonito cuando es su pis» , dijo Andy Warhol para explicar el origen del lienzo que se vendió en 100 mil dólares en una subasta.  


Por qué hay tanta gente orinando en la historia del arte 0


Aunque esto pueda parecer una locura, el arte está lleno de personas que orinan. Ante esa perspectiva, Jean-Claude Lebensztejn escribió Pissing Figures, un recuento de las obras más importantes de 1280 a 2014 en las que la orina es uno de los elementos primordiales. Aquí algunas de ellas:



-

"La bacanal de los andrios" (1523-1526)

Tiziano


Por qué hay tanta gente orinando en la historia del arte 1


En este cuadro se muestra a Baco y Ariadna en medio de un festín. En la parte inferior, vemos a un niño levantarse la túnica para orinar en el río. El significado que se aduce a esta representación es el desenfreno de la escena y el extravío en que se encuentran todos los personajes detrás, completamente ebrios y perdidos.


-

"Manneken Pis" (1338)

Jerome Duquesnoy


Por qué hay tanta gente orinando en la historia del arte 2


Se trata de una estatua de bronce icónica en el centro de Bruselas. Es un símbolo inequívoco del lugar. Debajo de sí tiene la escritura: «el Señor me levantó sobre una roca, y ahora elevo mi cabeza sobre mis enemigos».


La escultura ha sido reapropiada celosamente por los habitantes del lugar, quienes la disfrazan varias veces al año. La original (creada en 1388) fue robada, por lo que en 1619 la sustituyó una réplica que continúa hasta ahora.


-

"Venus y Cupido" (1520-1530)

Lorenzo Lotto


Por qué hay tanta gente orinando en la historia del arte 3


Cupido está en primer plano orinando a Venus, quien sostiene una corona de laurel con su mano derecha. Ella yace plácida sobre una sábana en la que también reposan pétalos de rosas y desde donde surge una serpiente. El hecho de que la figura mítica se orine ha sido interpretado como señal de fertilidad, pues como se ve, apunta directo a su vientre.


-

"Pissing Men y Pissing Women" (1631)

Rembrandt


Por qué hay tanta gente orinando en la historia del arte 4


Estos grabados son especialmente notorios porque ponen de manifiesto una brecha de género. Mientras el hombre se encuentra de pie orinado, la mujer lo hace en cuclillas. Este lienzo que representa a un granjero y su esposa ha sido leído como una obra satírica del pintor holandés.


-

"Los proverbios flamencos" (1559)

Pieter Brueghel


Por qué hay tanta gente orinando en la historia del arte 5


"Los proverbios flamencos" es una de las mejores pinturas de Pieter Brueghel. En ella se representan, literalmente, algunos de los proverbios más famosos de Holanda. Según los críticos, en este lienzo de 117 x 163 cm, se han hallado hasta 100 de estos dichos.


En uno de los balcones se encuentra un hombre orinando mientras se sostiene de una bandera roja con una luna; se presume que la figura es una alegoría del descuido humano sobre la Tierra.


-

"Piss Christ" (1950)

Andrés Serrano


Por qué hay tanta gente orinando en la historia del arte 6


Se trata de un crucifijo sumergido en un vaso de orina. La obra levantó fuertes críticas, pero la artista sostuvo que se trataba de un acto subversivo para mostrar la «comercialización y el abaratamiento de los símbolos cristianos en la sociedad contemporánea».


La pieza no sólo ha sido vandalizada sino censurada en múltiples muestras museísticas con el argumento de que es “blasfema” e “irrespetuosa” para los creyentes y la Iglesia.


Según Patricia Simons, la alusión a la orina es —sobre todo— un referente de masculinidad. Una manera de mostrar que «las tareas cruciales que debe realizar un pene van más allá de la penetración». La investigadora refiere además estas imágenes implican cuestiones sociales de su tiempo al estar representadas a menudo por niños o en escenarios festivos donde pretende hacerse una reflexión sobre la situación inmoral del contexto histórico.


Por otro lado, Anna Pedersen, historiadora de arte, asegura que desde el arte antiguo hasta el contemporáneo, la orina representa desde las micronarrativas de historias personales hasta las metanarrativas de las universales. Es por eso que no puede darse una lectura generalizada ya que varía en lugar y tiempo.


Por qué hay tanta gente orinando en la historia del arte 7


Otro aspecto que hay que destacar es que la mayoría de quienes aparecen en estas escenas son hombres casi siempre de pie, mientras las mujeres lo hacen en cuclillas, lo que puede representar el predominio de lo masculino sobre lo femenino. De acuerdo a Simons, «junto con la representación de lo que parece ser inocente, encantador y masculinidad ingenua, los espectadores deben, sin embargo, entender una doble significación y metáforas que se enmarcan contrariamente a lo que muestra la imagen. La falta de un autocontrol adulto, se mueve de representar lo idílico y sin preocupaciones de la niñez a la personificación masculina de la bravuconería», expresa.


Por qué hay tanta gente orinando en la historia del arte 8


Sea como sea, gracias a esta representaciones es posible recordar que el arte no es más que el reflejo de lo que la humanidad hace todos los días. Si quieres saber más sobre arte conoce los mejores performances de todos los tiempos y descubre las 23 obras que tienes que conocer si te haces llamar mexicano.