INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Por qué a México lo que menos le importa es la cultura y sus artistas

2 de abril de 2018

Alder Hugo Corona Amador.

La institución de difusión cultural y artística solapa irregularidades en las condiciones laborales de su nómina de empleados...

Los trabajadores del Instituto Nacional de Bellas Artes exhiben irregularidades en sus pagos, los afectados alegan un atraso de tres meses en su salario. Octavio Salazar, subdirector general de Administración, acusa de incorrectas las denuncias del personal, según sus declaraciones al diario La Jornada: “Es falso que no se esté pagando, pues ese proceso se inició hace días y a más tardar este miércoles 28, en el transcurso de la mañana, se completará el pago a todo el personal”; sin embargo, los diligentes ya han hecho pública la situación que enfrentan en el campo laboral, mismo que parece constante a través de los años. El INBA no da crédito a las denuncias de su nómina, mucho menos ha construido un sistema eficaz para ellos, por el contrario, solapa estos eventos y se mantiene en funciones a tropiezos.


El resguardo, registro y cuidado de buena parte del patrimonio artístico está en manos de los servicios de distintos recintos, de mella significativa, en la vida cultural de la Ciudad de México. El Museo Nacional de Arte (MUNAL), el Museo de Arte Moderno, la Casa Estudio Diego Rivera, el Museo Tamayo, el Museo Nacional de San Carlos, el Carrillo Gil, Sala de Arte Público Siqueiros y Museo Nacional de la Estampa, difunden la identidad cultural de la nación a través de sus exposiciones y demás actividades, que no han cesado durante el primer trimestre del año, no así con sus salarios. CENCROPAM, dependencia comisionada a velar por la preservación de la riqueza artística mueble e inmueble, también se enfrenta a una prejuiciosa posición laboral. Una nota al respecto del periódico Reforma publicada el 23 marzo del 2018, recaba testimonio de los afectados: "¿Y si alguien se cae de un andamio? Olvídate, que se encomiende a la virgen, porque seguro (de gastos médicos) no tenemos". Además de las antes mencionadas, la Coordinación Nacional de Teatro es una más de las instancias que padecen la mala organización del INBA.



La exdirectora del Festival Internacional Cervantino, de la Fonoteca Nacional y de Radio Educación, participante de la UNESCO, además de investigadora y autora de diversas publicaciones, que le han valido el Premio Nacional de Periodismo, asumió el control general del INBA desde 2017, pues parecía la opción idónea si se considera su trayectoria notable; sin embargo, al asumir las funciones de su cargo las irregularidades se han multiplicado, su actual quehacer la ha restado validez a su imagen, a nivel del escrutinio público y de la consideración en el ramo, tanto por su relación con trabajadores como por su negativa a manifestar su postura. El texto “Los otros intereses de la directora del INBA” del Universal, nos pone a consideración las prioridades de la funcionaria, y revela que Lidia Camacho aparece como suplente de Vanessa Rubio, jefa de la oficina del actual candidato presidencial José Antonio Meade y en la lista de candidaturas plurinominales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), publicada el lunes 19 de marzo del 2018. La agenda de la encargada del INBA parece estar concentrada en obtener una curul y no en desempeñar sus responsabilidades apremiantes, ya el artículo que expone su cometido hace hincapié en la situación de individuos bajo su dirección y su falta de pago.


En una carta firmada el 15 de marzo por trabajadores, las condiciones a las que son sometidos por el INBA van de malas a la precariedad: "No hay prestaciones de ley, como el aguinaldo, no se ofrece ninguna seguridad social ni pago de horas extras, no se genera antigüedad, etcétera. Además, no existe regularidad en los pagos y al inicio de cada año fiscal”. Las anomalías empiezan desde el momento de su contratación, siendo empleados bajo lo estipulado en el artículo 3000, en el que les son obligadas las exigencias de un trabajador formal sin sus respectivos beneficios. Hace poco, y con premura, les fue presentada la opción de ser contratados a través de una empresa de outsourcing, modalidad que les traería ventajas, en el supuesto de que ellos aceptaran: "Nos presentaron como ventajas de esta última adquirir prestaciones de ley, así como pagos regularizados quincenales; sin embargo, esta decisión tuvo que ser tomada por varios de nosotros en menos de 24 horas, sin un contrato por escrito. Cuando por fin nos comunicaron estos detalles esenciales, nos dijeron que tal contratación correría a partir del 1 de marzo del presente año; llegado el día ningún representante de la nueva empresa (de la que desconocemos el nombre) entró en contacto con nosotros". Con la misma prontitud les fue retirada la oferta: "fuimos informados de que el outsourcing ya no estaría disponible y que continuaríamos bajo el régimen del capítulo 3000, lo cual nos deja con más de dos meses sin recibir el sueldo correspondiente a enero y febrero aún, y sin la certeza del cuándo y el cómo serán los siguientes pagos". Aún después de esto, las responsabilidades de los involucrados se desarrollaron con total normalidad.



Hasta el martes 27 de marzo la cuenta de twitter @capitulo_3000, administrada por trabajadores, anunció un alto de las labores del personal perjudicado en los museos Casa Estudio, Laboratorio Arte Alameda, Museo de Arte Moderno y el Museo Tamayo, mientras que en el resto de espacios involucrados se llevan a cabo “actividades de resistencia”, al mismo tiempo que curadores, investigadores, diseñadores, museógrafos, gestores, restauradores e historiadores manifiestan sus desaprobación en la explanada del Palacio de Bellas Artes, en un esfuerzo de volver público su discurso y demandas.


Pese a los escasos recursos, la apatía de las instancias responsables y el trato desmejorado hacia el personal, las ocupaciones de los museos más icónicos del valle de México se mantienen de forma resuelta, hoy podemos visitar sus salas y disfrutar de sus muestras gracias al trabajo de un grupo de personas cuyos derechos han sido vapuleados por la institución a la que, dignamente, representan. En una muestra de disciplina y lealtad, el INBA persevera en su ánimo de acercar al público a un entorno formativo, gracias a la disposición de quienes laboran en la institución. Tanta devoción hemos visto pocas veces, por la obra, sus significados y trascendencia, ya lo dicen los especialistas dedicados, la fortuna artística nacional e internacional debe estar en manos de sujetos especializados en su adecuado manejo y el medio para que estas piezas perduren, requieren de un sistema coadyuvado por una institución firme, de trato justo. El INBA tiene en sus manos a personal devoto de su cometido, pocos organismos cuentan con aptitudes tan nobles de sus trabajadores, quienes gustan de su ocupación.


Desalentarlos con circunstancias abusivas, demerita al INBA, merma su encomienda y lo pone en riesgo, como órgano gubernamental y como una entidad en apariencia noble. Pone en contingencia al acervo a su cuidado, sin personal capacitado, ¿quién protegerá la obra? Si el arte puede aventurarse a pronunciar discursos de importante carga política, la seguridad, protección y divulgación del arte no debe someterse a los intereses del estado o las aspiraciones políticas de sus comisionados. La voz de los trabajadores del INBA es el eco de una denuncia honesta e íntegra, el papel de los medios es de darle aforo a esa petición y hacerla palpable para el público externo.



Nos queda esperar a que el diálogo entre las autoridades del INBA y el personal a su cargo traiga beneficios a la relación entre las partes, y se obtenga una ganancia tangible para los trabajadores e incluso sus familias.



**


¿Conoces quiénes fueron los artistas que arruinaron el arte en México? Descúbrelos aquí.


TAGS: Artistas mexicanos Política
REFERENCIAS: Los otros intereses de la directora del INBA Empleados del INBA inician paro por falta de pago Reclaman trabajadores del INBA pagos pendientes; sí se les están cubriendo, responde el instituto INBA suma protestas por retraso de pago a trabajadores

Alder Hugo Corona Amador.


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

How To Bring Millennial Voters To The Ballots? Cultura Colectiva Will Share Its Learnings Yung Jake: The Artist Who Creates Emoji Portraits With Thousands of Icons Difíciles lecciones sobre la vida y la muerte que aprendes al leer a Hemingway Razones por las que la educación no ha mejorado con la tecnología Cuento para entender lo que pasa cuando no estás lista para ser mamá Fotografías del antes y después de las estrellas de los 90

  TE RECOMENDAMOS