NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Por qué Vincent Van Gogh se convirtió en el cliché del artista loco que todos creen conocer

29 de noviembre de 2017

Miranda Villalobos

La vida del pintor no se resume en datos curiosos. Es preciso investigar por qué se mutiló y por qué motivo ingería pintura amarilla

Cuando escuchas sobre Vincent Van Gogh seguramente lo que por lo general te viene a la mente es esa idea de que fue el pintor “loco” que se cortó la oreja, el que pintó La noche estrellada, el que comía pintura amarilla y muchos otros mitos sobre este representante del posimpresionismo. Pero la vida y obra del pintor holandés no se resume en datos curiosos. Es preciso pasar esa capa de la superficie e investigar por qué muchos lo denominan “loco” (categoría fácil e incluso desdeñosa), por qué se mutiló y por qué motivo ingería el pigmento de esa tonalidad tan presente en sus cuadros. También habría que preguntar si para él La noche estrellada fue su pintura más emblemática como lo es en la actualidad. Tal vez la mejor forma de acceder a las respuestas es tratar de comprender su vida, el entorno que lo rodeó, el contexto que se vivió en el siglo XIX y cómo se vio reflejado en su arte. A continuación se resumen dos puntos que intentan explicar los motivos que hacen de su figura un cliché de artista loco que todos creen conocer aunque en realidad ignoran.




Versiones de cómo y por qué se cortó una oreja

Una de las más famosas es la siguiente: en una pelea que tuvo con su amigo Paul Gauguin, le cortó la oreja. Algunas investigaciones dicen que se contó a la policía que Gauguin no estuvo en el momento en que Van Gogh se automutiló para poder protegerlo. La segunda versión cuenta que el pintor holandés envolvió su oreja y se la llevó a una prostituta llamada Raquel como muestra de amor. Según la historiadora británica Bernedette Murphy, el verdadero nombre de Raquel era Gabrielle y en realidad no era prostituta, sino la encargada de la limpieza de un burdel. Tres meses después de este incidente, el artista pintó el interior del establecimiento titulándolo Café de la noche, con el que, según explicó, trató de expresar la idea de que el café es el lugar donde se puede arruinar uno la vida. Si se reflexiona sobre esta acción del pintor, se puede relacionar al porqué comía pintura amarilla: creía que esto le traería felicidad, sin saber que era tóxica. No es un secreto que Van Gogh tenía una enfermedad mental que lo sumía en periodos largos de plena lucidez y recaídas con alteraciones que influyeron en su trabajo. Los historiadores del arte lo describen como un genio, mientras los psicólogos le atribuyen esta genialidad a sus alteraciones mentales.




Un artista con limitaciones

Los historiadores del arte colocan a Vincent Van Gogh en el movimiento posimpresionista, que surge a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, como una extensión del impresionismo y a la vez como rechazo a sus limitaciones. Esto puede reflejar claramente en la paleta y obra artística del pintor holandés, en la que continuó utilizando colores vivos, retratando temas de la vida cotidiana con un toque más de expresión y el latente deseo de reflejar la naturaleza con una visión subjetiva. Es por eso que La noche estrellada es su obra más emblemática e icónica, pues expone la noche más brillante que el día. Van Gogh decía que la noche era aún más colorida que la luz del día y esto lo hacía soñar y sentir más, desde su cuarto en el hospital Saint Paul de Mausole en la provincia de Saint Remy, donde pintó aproximadamente 150 cuadros y numerosos dibujos.



Llegados a este punto, ¿vale la pena preguntarse si en realidad Van Gogh sintió y describió La noche estrellada como lo hace el saldo del tiempo en la actualidad? Pintó 150 cuadros durante el mismo año en el que concibió esta obra, que además lo hicieron sentir feliz, triste y atormentado en menor, igual o mayor medida. Quizás ocurra algo singular: simplemente las personas que admiran sus pinturas le dan ese valor al idealizar la imagen, pues, debatiblemente, la noche, de acuerdo con ciertas perspectivas, podría resultar más melancólica y filosófica que el día. ¿O sólo se siguieron las normas artísticas de la escuela clásica, que denominaron esta obra como la mejor de este pintor?

***

Para conocer más de la vida sobre Van Gogh, quizá desde una óptica del cine y la animación, sin perder de vista su estética y el estilo de su pintura, puedes leer sobre Loving Vincent, la primera película pintada a mano.

TAGS: Historia del arte Vincent van gogh Impresionismo
REFERENCIAS: ruta del impresionismo

Miranda Villalobos


articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Es ahora cuando percibo que heredé tu tendencia al desastre Preguntas sobre nuestro cuerpo que todos nos hemos hecho alguna vez en la vida La poesía es una total porquería cuando tengo frente a mí tu cuerpo desnudo Sé de memoria tu silueta, tu forma que se proyecta entre las sombras Robin Myers: The Poet Who Shows Us That Travel And Experience Are Our Best Teachers The Best Horror Movies From The 2010s That Are Actually Interesting

  TE RECOMENDAMOS