Obras que Pablo Picasso pintó cuando tenía entre 8 y 15 años

Las primeras obras de Pablo Picasso son la mejor muestra de su talento precoz, sorprendente por la innovación en su técnica.

Siempre estoy haciendo lo que no puedo hacer, para poder aprender a hacerlo
—Pablo Picasso


A nadie debería tomar por sorpresa que un maestro del arte moderno, como el padre del cubismo, Pablo Picasso (Málaga, 1881), diera muestras de ser un prodigio desde una temprana edad. La técnica, algo que caracterizó siempre su arte, incluso puede apreciarse en las primeras pinturas de Pablo Picasso que pintó cuando apenas era un niño. Podría decirse que el artista que supo mostrar el sufrimiento de las mujeres en la guerra se encontraba en una posición de talento y habilidades con la que muchos soñaban. Para el artista, quien despuntaba rápidamente con su estilo peculiar, lo único que podía hacer era estudiar formalmente para desarrollarlo aún más. Eso le permitiría, entre otras cosas, reinventar 7 pinturas clásicas.



Es difícil imaginar el impacto que tendría una de sus pinturas más famosas, Les Demoiselles d’Avignon, pues fue su debut en la sociedad parisina. En el centésimo aniversario del artista, el crítico de The Guardian Jonathan Jones lo describe como “la grieta, la ruptura que divide el pasado y el futuro”. Es pintura, de las primeras obras de Pablo Picasso, causó un alboroto entre sus compañeros, pues representó un verdadero choque cultural. Ciertamente, y no en vano, Picasso revolucionó el mundo de la pintura, pues la época en la que le tocó vivir lo impulsaba a plasmar los sentimientos de la guerra en su arte, y fue uno de los detonantes del impacto que tuvo. Por eso es importante recordar su labor como artista y dar un repaso por las primeras pinturas que hizo Pablo Picasso.



Primera Comunión

1896—



Aunque su anterior obra perturbó a los parisienses, se puede experimentar cierta nostalgia y conmoción al ver el trabajo que Picasso había realizado 10 años antes. En Primera Comunión, realizada cuando tenía sólo 15 años de edad, puede verse como una de las obras de género conservador, la cual fue interpretada con una exquisita habilidad, a pesar de su inexperiencia en el mundo del arte. 



Retrato de la madre del artista

1896—



La imagen de su madre fue ejecutada de una manera brillante. En este mismo año, el joven genio realizó uno de sus primeros autorretratos. En febrero de 2013 los expertos del Museo Picasso de Barcelona se encontraron con un dibujo de carbón en la parte posterior de esta obra. Ahí se puede ver a un hombre con una pipa. Después de examinarlo, los restauradores se dieron cuenta de que es una de las primeras obras de Pablo Picasso, hecha en su temprana adolescencia. 



Ciencia y caridad

1897—



Siguiendo el consejo de su padre, el joven Picasso pintó un enorme lienzo de forma académica. El resultado fue magistral, pues pintó uno de los mejores retratos españoles, el cual consta representa a su devota tía Pepa. Se piensa que esta obra está inspirada en la pintura de Enrique Paternina Visita de la madre. La gente sigue admirando esta obra porque se preguntan cómo es que un adolescente logró pintar una imagen tan perfecta.



Estudio para un torso

1892—



Este dibujo lo realizó con tan sólo 11 años. Claramente se puede ver la habilidad prodigiosa de Picasso, aunque la pintura no fuera de estilo conservador como la anterior. Aquí se puede ver su talento inquieto y el gran detalle en el torso masculino. Aunque con el arte académico el pintor se sentía como pez en el agua, hacer estudios de modelos de yeso no logró cautivarlo, pues él aspiraba a más.



Picador

—1889—



Es impresionante pensar que la primera pintura al óleo de Pablo Picasso sea ésta, y que la haya realizado cuando tenía 8 años. Por si fuera poco, el artista la conservó durante toda su vida. Se puede ver los atisbos de una revolución en esta pintura, pues, aunque el talento innato siempre estuvo ahí, su habilidad cada vez fue más detallada e impecable.



Corrida de toros y palomas

—1890—



Este dibujo lo realizó un año después y, aunque no tiene pintura, en él se puede ver que su habilidad mejoró sobre todo al plasmar las palomas de una forma tan cuidadosa. Este boceto apareció en un show de 2006, en la Colección Philips, en Washington, con obras de arte que Picasso y Paul Klee hicieron cuando eran unos niños. El comisario Jonathan Fineberg comenta que “el garabato confiado y juguetón de Picasso de 9 años de edad da indicios de su talento con las aves finamente dibujadas”.

::

Aún al ver las primeras obras de Pablo Picasso, es fácil entender por qué es uno de los mayores exponentes de la historia del arte. Igualmente, para profundizar en el tema, puedes echarlo un vistazo a lo que tienes que saber para conocer la obra de Picasso. Asimismo la historia detrás de los títeres de Paul Klee puede llamar tu atención.