¿Qué es el arte abstracto?

Viernes, 4 de septiembre de 2015 7:24

|Julieta Sanguino
el arte abstracto

El arte abstracto es una forma de expresión artística que prescinde de toda figuración y no se basaba en una realidad figurativa, sino en sentimientos, pensamientos o ideas.


Después del arte figurativo que invadió los lienzos por siglos, las barreras de representación se hicieron difusas y muchos artistas comenzaron a realizar otro tipo de arte que dejaba de lado el naturalismo de años anteriores. El arte abstracto comenzó en 1910 con Vasily Kandinsky, quien comenzó a crear un arte que no se basaba en una realidad figurativa, sino en sentimientos, pensamientos o ideas.


el arte abstracto 1

Kandinsky comenzó a pintar un mundo donde la dirección, el peso y el espacio ya no significaban nada, por lo que en la abstracción desaparece la doble realidad de lo representado y la representación, lo que existe en el mundo y la interpretación que se da a partir de un lienzo. Para Kandinsky se trataba de un arte real y absoluto, pues ya no era una copia, sino de un mundo nuevo, una creación única.

El término “abstracción” ha sido utilizado para describir diferentes movimientos que forman parte de la abstracción como el expresionismo abstracto, el suprematismo, el neoplasticismo y el constructivismo.

El primer pintor que representa al expresionismo abstracto es Kandinsky, pero poco después, en Estados Unidos surgió la escuela de Nueva York, la que, sin ningún tipo de comunión con Kandinsky, logró representar un tipo de pintura muy similar, en la que se buscaba expresar un sentimiento interior a través de otra de las teorías del psicoanálisis, en las que se busca una representación inconsciente y espontánea que sea una expresión interior o del espíritu.

El expresionismo abstracto contribuyó con una nueva idea de cómo acercarse a las obras en museos y recintos específicos, donde sólo se ingresaba para observar arte. Los pintores se inclinaron por utilizar lienzos de gran formato para desarrollar sus obras, y artistas como Jackson Pollock, Wilem de Kooning, Mark Rothko o Barnett Newman triunfaron con la nueva corriente artística estadounidense.


el arte abstracto 2

En cuanto al neoplasticismo, su gran creador fue Piet Mondrian, quien en 1920 observó a la pintura desde un punto más analítico; buscó trascender la realidad externa reduciéndola a colores puros y formas geométricas.


Según Mondrian, en el mundo hay fuerzas encontradas que están en la naturaleza, tales como la línea horizontal, la vertical y los colores amarillo, azul y rojo, igual que dos no colores: el negro y el blanco. Así, Mondrian buscó crear una obra plástica pura a través de estos elementos. En la pintura de Mondrian no hay centros pero sí equilibrio; los colores equilibran al tamaño.


el arte abstracto 3

Theo van Doesburg, otro de los iniciadores del neoplasticismo, comenzó a introducir líneas oblicuas, lo que rompía con el concepto artístico de Mondrian, quien era extremadamente obsesivo con sus postulados y rompió amistad con quien desobedecía sus reglas.

Por otro lado, Kazimir Malévich, fundador del suprematismo, también entró al juego conceptual del arte abstracto; sin embargo, su creación artística requirió de gran precisión y astucia. Malévich partió de las formas para lograr crear un mundo a partir de la conceptualización. Hizo lo inverso que Mondrian; creó un mundo a partir de la nada con cosas que no hay en la naturaleza, como cuadrados perfectos. Por lo tanto, su mundo partió de un cuadrado negro, algo que no existe en el mundo “real”.


el arte abstracto 4

Malévich buscaba que su movimiento fuera el que verdaderamente marcara un antes y un después en la abstracción. criticó el trabajo de Alexander Rodchenko llamando constructivistas a sus pinturas. El constructivismo enaltece un arte industrial basado en un ritmo dinámico que mezcla la pintura, escultura y arquitectura. Las obras que se realizan dentro de este movimiento son geométricas, a través de materiales como el plástico y el vidrio.


el arte abstracto 5

El arte abstracto se trató de un juego discursivo entre el artista, el público y la pintura. Hizo ver al arte pictórico como otra posibilidad de realizar nuevas creaciones que no involucraran la representación de la realidad o la exaltación de técnicas pictóricas. Ya no importaba qué tan perfecta fuera la obra, ahora se premiaba la imaginación y el equilibrio de las obras porque, para los artistas abstractos, la realidad ya no era un lugar tan bello como la mente y la creación de nuevos espacios que sólo fueran posibles a través de sus ojos, y con su mente e inteligencia.

Julieta Sanguino

Julieta Sanguino


Subeditora General
  COMENTARIOS