INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

3 cosas que necesitas saber para convertirte en un coleccionista de arte

20 de septiembre de 2018

Yolanda Cantu

Empezar una colección es mucho más sencillo de lo que parece, descubre qué se necesita saber para ser coleccionista de arte.

El amor al arte ha hecho que miles de personas dediquen su tiempo e incluso inviertan su dinero en diferentes obras; gracias a esto existe el mercado del arte, que atrae a aquellos compradores que no solo buscan realizar una compra motivada por la pasión que sienten por el arte, sino que también buscan que la obra que adquieran pueda revalorizarse en un futuro.



Si deseas ser coleccionista de arte la primero pregunta que te debes plantear es: ¿Qué tipo de arte quiero coleccionar y por qué? De esta forma podrás ir armando tu propia colección, asegurándote que tenga un hilo conductor que una todas las piezas, lo cual puede volverla mucho más atractiva; no tiene que ser forzosamente una conexión temática, puede basarse en periodo histórico, un artista específico o una corriente estilística.


Ya una vez que tengas claro tus razones para empezar una colección, debes entender los factores que determinan el valor de la obra de arte en el mercado. 


El tipo de mercado

Por ejemplo, la compra de una pieza de arte puede darse en cualquiera de sus dos mercados: el primario o el secundario. El primario es cuando se compra directamente al artista o a su dealer y generalmente son obras recién creadas; todas las demás compras pertenecen al mercado secundario. La diferencia es que en el primario es cuando se puede descubrir un talento prometedor, mientras que en el secundario es cuando una obra de arte ya reconocida puede multiplicar su valor.




La categoría del artista

La categoría del artista va a definir en gran parte el precio de la obra; puedes comprar obra de un artista emergente o bien de un artista ya establecido. La diferencia radica en que los precios del primero pueden ser mucho más accesibles y además la posibilidad de que su cifra aumente a través de los años es muy alta, pero las piezas de un artista establecido tienden a tener mayor demanda y por lo tanto, posibilidad de venta.



Factores externos

Otros factores que definen el valor de una obra, además de la autenticidad y la originalidad de la misma, son la procedencia de la pieza, la técnica utilizada, los materiales, la dimensión, el estado de la obra; los lugares en los que se ha exhibido y la crítica de los expertos sobre la pieza, entre otros que a veces pueden llegar a incluir, si la firma del artista está presente o no.




A pesar de que historiadores, críticos de arte, curadores y galeristas, sin lugar a dudas figuras importantes en el mundo del arte, han establecido algunos de los criterios que definen el valor de una obra de arte; hay que recordar la apreciación del arte es una actividad subjetiva y siempre hay que tener bien presente que la obra que vamos a adquirir nos conecte con nuestras emociones, pues al final del día el arte es para sentirse y para comunicar.


Por eso como coleccionistas debemos respetar las obras de arte, conservándolas y sobre todo compartiéndolas; apoyando al artista para que su creación continúe y el arte siga creciendo.



Descubre la verdad sobre la muerte de Caravaggio y las obras de arte para entender a da Vinci más allá de la Mona Lisa

TAGS: Arte moderno arte contemporáneo crowdsourcing
REFERENCIAS:

Yolanda Cantu


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Por qué Halloween y Día de Muertos no son celebraciones antagónicas 5 formas sexys de tener intimidad con tu pareja que no involucran penetración Las transformaciones físicas más increíbles que hemos visto en el cine este año 10 disfraces originales del Día de Muertos El cuento que refleja la realidad cruda y violenta en el día a día de la vida en México Qué es el Hyperloop, el tren de alta velocidad del futuro

  TE RECOMENDAMOS