La absurda obra de arte rosada que causó polémica por matar al mundo
Arte

La absurda obra de arte rosada que causó polémica por matar al mundo

Avatar of Maria Suarez

Por: Maria Suarez

9 de mayo, 2017

Arte La absurda obra de arte rosada que causó polémica por matar al mundo
Avatar of Maria Suarez

Por: Maria Suarez

9 de mayo, 2017




¿Puede el arte ser un reflejo de las fallas y deficiencias de la sociedad? Si damos un vistazo a la historia del arte veremos pistas de los problemas que la gente desconocía o quizá que es la mejor herramienta para describir lo que la población priorizaba. Haciendo alguna prueba en la percepción de la población a través de las obras de arte más influyentes podemos ser capaces de vislumbrar lo que era considerado hermoso, cautivador e incluso práctico; de esta manera podemos comparar y contrastar opiniones en cuestiones políticamente correctas entre el pasado y nuestra era actual. A partir de esto, ¿qué crees que este estudio antropológico revele si comparamos la cantidad de excesos de los 80 con nuestra actual forma de pensar?

Tómate una expedición a través del tiempo a la década de la decadencia neón. Los ideales de la época flower power de los hippies fue reemplazada con un panorama cansado del futuro. Si todo iba a terminar, ¿por qué no salir con una explosión y ya? La escena disco al final de los 70, que iba a marcar el inicio de la vida nocturna 24 / 7 de los 80, revela estos panoramas pesimistas. Desde que los sueños de los 60 habían sido destruidos, no había nada más que disfrutar al máximo, por el poco tiempo que nos quedaba. Eventualmente el boom de la economías cambiaría la desconsoladora percepción hacia una narrativa consumista, donde adquirir cosas materiales era suficiente para arreglar lo que sea. Esta perpetuación llevaría a la crisis que enfrentamos hoy, donde constantemente buscamos formas de deshacer errores del pasado. 

pink islands miami art installation consequences-w636-h600

El 4 de mayo de 1983 un grupo de alrededor de 400 personas comenzaron a desplegar más de 6 millones de metros cuadrados de polipropileno rosa brillante sobre al agua que rodea las 11 islas de la Bahía Vizcaína de Florida. La realización del proyecto se llevaría a cabo durante 2 semanas y tres días para después ser eliminada. A pesar de las denuncias de diferentes grupos ambientalistas, la develación de la instalación probaría el éxito de su creador, quien lo comenzó a preparar en 1980. Después de tres años, 7 audiencias públicas, 10 solicitudes de permiso y un gran préstamo bancario, "Surrounded Islads" de Christo y Jeanne-Claude vio la luz.

De acuerdo a su sitio web, la pieza "era un trabajo de arte que subraya varios elementos y formas de cómo la gente de Miami vive entre la tierra y el agua". Argumentan que no existieron repercusiones ecológicas, incluso explican que en el caso de las islas "los trabajadores removieron, antes del proyecto y por encargo de Christo y Jeanne-Claude, 40 toneladas de basura de las 11 islas". Sin embargo, como lector, no puedes evitar sentirte un poco confundido por no entender su arte, como si tuvieras que estar de su lado si te consideras una persona ecológica. 

El problema de trabajos como éste no es que existan, ya que se estableció que la tela iba a ser removida y, en el mejor de los casos, reciclada. El problema real es que a pesar de que el polipropileno que se utilizó era tejido, en lugar de plástico, es un elemento que toma tiempo en descomponerse, sin mencionar que los químicos usados para teñir la tela también terminan en los ríos y océanos.

pink islands miami art installation-w636-h600


La sociedad actual ha sido forzada a estar alerta al 100 % de la contaminación, ya no podemos pretender que no estamos alcanzando niveles críticos. Hace un par de años, sólo representaba lo que podríamos percibir al instante y lo que era evidente; sin embargo, cuando nos dimos cuenta que la devastación ambiental está estrechamente ligada a la globalización, el capitalismo y el consumismo, comenzamos a ver las grietas en la narrativa que nos han impuesto desde hace mucho a pesar de las consecuencias. De hecho, la generación actual está sufriendo los rezagos de las generaciones pasadas que fueron educadas para sólo preocuparse por las formas obvias y superficiales de dañar a la naturaleza. El problema no es que hicieron esto a propósito, sino que su contexto social lo permitía gracias a una falta de comprensión científica, así como un fuerte boom económico del capitalismo.


pink islands miami art installation experiment california-w636-h600

Cuando vemos las imágenes aéreas de "Surrounded Islands", nos quedamos con esta increíble sensación de los 80. Después de todo, ¿cómo era Miami en 1983? El rosa brillante del agua nos recuerda a los excesos y decadencia de esa era y puedes incluso escuchar la música salir de los botes y helicópteros donde la prensa y los conocedores de arte –muchos de Nueva York– observan esta creación masiva. Todo suena como un esfuerzo no dañino, algo hermoso que hizo que la gente mirara "esas islas sucias como unas joyas", como Jan var de Marck, el entonces director del Centro de Artes de Miami, argumentó. Pero, ¿qué era lo antiestético de esas islas?, ¿la basura que contenía en sus costas o el hecho de que no había nada que ver antes de que se convirtieran en parte de esta instalación de arte?

Para contrastar esta estética decadente, el contexto actual tiene su propia versión de costas rosadas y no hay nada de artístico ni glamouroso sobre ellos. En el otoño de 2015, un equipo de científicos de México y Estados Unidos hicieron un proyecto en el cual utilizaron tintura rosa no dañina para que los investigadores entendieran el "rumbo de una variedad de rastreadores, incluyendo contaminantes, larvas y más cerca de la región de la costa, donde los humanos y el ecosistema eran directamente impactados".

pink islands miami art installation california beaches-w636-h600


Obviamente, el color no era tan amenazador como el rosa brillante de "Surrounded Islands", aunque el propósito del experimento no era que se viera estético, sino mantener el océano limpio. Nuestra sociedad necesita resolver los problemas relacionados con el estado de nuestro planeta en diversos ámbitos, no sólo los más evidentes. Si estamos conscientes del impacto que creamos a largo plazo, nos moveremos paulatinamente a un futuro donde podemos apreciar la belleza natural sin tener que convertirlo en un espectáculo. No podemos cambiar el pasado, pero podemos aprender de los errores para encontrar nuevas formas de sanar y proteger el medio ambiente pues hasta que dejemos de buscar la forma en la que la naturaleza trabaja para nosotros, seremos capaces de entender por qué necesitamos hacer todo lo que podamos para protegerla en lugar de utilizarla en nuestro beneficio. 


Fuentes:

Scripps Institute of Oceanography

Official website of Christo and Jeanne-Claude

The New York Times

Hyperallergic




Referencias: