Una canción desesperada en tres actos
Arte

Una canción desesperada en tres actos

Avatar of Serner Mexica

Por: Serner Mexica

10 de febrero, 2016

Arte Una canción desesperada en tres actos
Avatar of Serner Mexica

Por: Serner Mexica

10 de febrero, 2016



No hay una sola realidad, sino sensaciones, emociones y sentimientos, y cada uno de éstos presenta la realidad de diversa manera. No hay la realidad y nuestras sensaciones que acaecen en ésta sino que éstas mismas son las que configuran nuestro mundo. Muchos mundos recorremos a lo largo de nuestra vida sentimental, sexual, lúdica y social, y nuestro principal problema es que, en retrospectiva, queremos comprender nuestra historia desde un único criterio: el presente; sin embargo, dicho presente, al igual que las situaciones recordadas, tiene una carga emocional que nos hará valorar las experiencias desde dicha situación cambiante. Hoy creo que una experiencia P fue mala, pero luego creo que fue buena. En sí, ¿fue buena o mala? Depende del presente, es decir, de mis sensaciones al momento de emitir el juicio. La lucha por comprender la realidad y nuestras experiencias, entonces, reside en el mundo de nuestras sensaciones. Tamara nos muestra en su obra – Azul Melódico Solar, una canción desesperada en tres actos– este mosaico de realidades desde un modo de ser, a saber, el poético.

imágenes amorimágenes amor

Ella es ella y ambas emplean el mismo lenguaje, sin embargo, se debaten entre la razón de ordenamiento y la pasión dionisiaca. Al final, ella es una, quien recuerda. Los recuerdos de cuatro hombres le dan vueltas en la cabeza y nos muestra la interpretación del amor que les tuvo o todavía les tiene. Uno ofrece seguridad, pero el juego y el devenir están ausentes y ella no se siente satisfecha; otro provoca locura y desenfreno, pero la certeza se desvanece y los celos no tienen sentido, aunque inevitablemente aparecen. ¿Quiere parejas o esclavos? Se pregunta si podemos saber cuándo estamos enamorados. La pregunta, en hechos, es simple: no. El enamoramiento nos pierde y presenta una realidad donde las cosas no se ajustan a los criterios de enamoramiento; cuando estamos enamorados no sabemos nada, sólo sentimos que la realidad no es aquello que nos representábamos antes de haber caído en dicho sentimiento. Sentimos algo, eso lo sabemos, pero aún no sabemos cómo definir aquello que sentimos. ¿Y qué tipo de amor? Cada recuerdo configura un diverso amor, una clase diferente de amar, formas de amor. ¿Cuál buscamos? El principio de las historias de amor es que los amantes no pueden amarse (como ellos quisieran), de lo contrario la historia termina. Ella quiere la combinación perfecta de sus cuatro amores. El sexo salvaje pero también la meditación postcoital, la locura por la distancia y la idealización del otro; el cariño incondicional y la racionalización de todo contra la vida dionisiaca, la trascendencia del momento y el “no hay mañana”; la pareja envidiada por todos y la máscara de un verdadero sentimiento de insatisfacción filosófica. Ella proyecta desde el presente las interpretaciones de sus recuerdos y los aglutina en un solo hombre. El depositario de todas las virtudes que el presente imagina, que el presente idealiza, que el presente siente. Muchos amores, muchas realidades. ¿Cuál realidad es la que quiere?

amor no correspondido

Ella recurre a la voz de Simone de Beauvoir, el desdoblamiento de su lado más valiente, su lado más libre y, en expectativa, fundamental. ¿Sartre era la fusión de todos? Jean Paul era y no era de ella, era la libertad que nos marea, pero Simone sabe dar una interpretación estoica de su existencia en el amor. Ella lo sabe y por ello toma su figura para atreverse, pero ¿qué es lo que ella quiere? Ella quiere lo imposible.

Una obra cargada de significados personales y símbolos universales que Salamonovitz Rivadeo va desentrañando en su relato a través de los amantes e interacción con sus recuerdos, siempre en una lucha consigo misma sobre la ambivalencia sentimental de la vida. La voluntad entre el ser y el deber ser, lo que es y lo que uno idealiza, lo que sentimos y lo que queremos; lo que vivimos y lo que soñamos.

Azul melódico solar, una canción desesperada en tres actos, es una obra de  Tamara Salamonovitz Rivadeo, que se presenta en el Taller de Investigaciones Psicoanalítica, en Cuernavaca, Morleos,  para conocer más de la obra puedes entrar aquí.


Referencias: