10 películas retratan el dolor de estar en la Friendzone

sábado, 7 de enero de 2017 12:05

|Cultura Colectiva


 
Como pocas palabras en el mundo, friendzone es una de esas en que la desgracia y el humor se conjugan. Nadie quiere decirla para sí, pero en efecto todos la hemos dicho para alguien; su impronunciabilidad no radica en lo difícil de su entendimiento o su origen extranjero, sino en lo complicado de su experiencia. Curiosa conformación la de sus letras que, intentando significar algo parecido a “zona de amigos” o “área de amistad”, no consigue otra cosa más que la perpetuación de un dolor, de un final que pareciese ser eterno y sólo nos mantiene cerca para ver de cerca el cruel desenlace. Con la palabra end (fin) escondida en sus entrañas, este vocablo que presume una invitación cordial a no perder el vínculo entre dos personas, siempre y cuando se haga en términos no románticos, es una hipócrita salida verbal al “No me interesa”, es un sinónimo bastardo del “No quiero dañarte, pero mucho menos añadirte a mí”, es un finiquito prolongado. 

peliculas de friendzone estupido

Más allá de un acto lastimero y compasivo ante alguien que se ha vulnerado en los sentimientos ajenos, la friendzone guarda un carácter espectacular, de divertimento. Forzando las lecturas de esta terrible situación, incluso podríamos encontrar en una lengua germana –pariente directa del inglés– el inicio catastrófico de esta situación: frie, “gratis” en danés. Porque mandar a una persona directo y sin escalas a dicho punto gélido del planeta, no es otra cosa más que el show gratuito de admirar a una triste bestia en su jaula, esperando que algún día su domador decida tirar un poco de afecto en el suelo y entonces, poder agarrarlo, atesorándolo por la eternidad. 

peliculas de friendzone wallflower

Friendzone, como ese concepto gracioso y brutal, es también uno de los monstruos más temidos en la actualidad. Un hecho, así como una categoría, de la que huimos constantemente por haber visto antes sus desagradables efectos en los demás. El cine, por ejemplo, es uno de esos retratos fieles con los que hemos aprendido del miedo y visto con recelo al amor. Gracias a éste, el romance ya no se ve con el mismo fulgor esperanzado y se anda con cautela entre sus sinuosos senderos; en consecuencia de sus tramas, hay títulos en específico que bien pueden arrojar un poco de luz sobre lo que muchas veces no esperará en una vida de pareja o lo que ya nos ha ocurrido en más de una ocasión. 

-

Crazy, Stupid, Love” (2011) de Ficarra y Requa 


Nadie como Steve Carell para demostrar que después de una larga relación –el máximo friendzone del mundo– no hay nada más patético, irrisorio e inútil que buscar desesperadamente el amor y dar tropiezos entre personas. 

-

Silver Lining Playbooks” (2012) de David O. Russell 


La película perfecta para entender por qué algunas llegan a su fin, otras ni siquiera se molestan en comenzar y algunas nunca debieron ver su inicio. Desastres mentales, reconciliaciones y desconfianzas son los elementos centrales en este drama humorístico. 

-

How to Lose a Guy in 10 Days” (2003) de Donald Petrie 


La muestra perfecta de cómo intentando jugar ventaja sobre los sentimientos de los demás, eres tú quien puede salir más afectado de lo que imaginabas. 

-

The Proposal” (2009) de Anne Fletcher 


Con una mascareta de por medio, la protagonista de esta historia pretende engañar al mundo entero –para beneficio propio– sobre su supuesta relación con uno de sus subordinados, dejándole bien en claro a éste que nunca sucederá nada entre ambos. Ese tipo de promesas y desplantes suelen ser los más peligrosos. 

-

The Ugly Truth” (200) de Robert Luketic 


En realidad esta película podría caer en la categoría de “Mala con vías de ser asquerosa”, pero si algo vale la pena de ella es que, con éxito, presenta al personaje masculino por excelencia que intentando utilizar lo más posible a sus “amigas”, resulta siendo la principal víctima de sus actos. 

-

Just Friends” (2005) de Roger Kumble 


La típica película sosa que no mata y sí entretiene en una tarde sin mucho qué hacer. La ventaja de esta rutinaria comedia norteamericana es que demuestra dos etapas de la friendzone: ésa en que tú fuiste el objeto del desdén y la otra en que puedes devolverle el golpe a la vida, pero no lo haces porque eres un buen perdedor. 

-

“No Strings Attached” (2011) de Ivan Reitman 


Porque no lo olvidemos nunca, otra forma de batear con golpe certero hacia la friendzone es mantenerlo todo como un acuerdo puramente sexual. 

-

“Friends with Benefits” (2011) de Will Gluck 


Con la misma fórmula del filme anterior, esta comedia romántica captura esa larga y tormentosa brecha entre dos personas que sienten algo entre sí, pero por pretensiones de libertad, miedos o inseguridades, deciden no estar juntos más que en términos de placer. Todo un argumento válido para dirigir a una equivocación. 

-

“Scott Pilgrim vs The World” (2010) de Edgar Wright 


, todos tenemos a esa Ramona Flowers en nuestra vida para demostrar que podemos enfrentarnos a los seres humanos más estúpidos del planeta y a las situaciones más innecesarias del día y, aún así, no conseguir nada a cambio. 

-

What If” (2013) de Michael Dowse 


El típico caso de “Soy un alma en pena que no sabe hacia dónde dirigir su vida, todo lo hace mal, la suerte me escupe a la cara, pero te encontré para que fuéramos amigos, tú estás en una relación y probablemente seas el amor de mi vida” en el que todo sale pésimo. 

-

Ahora, antes de que te dirijas al sofá para ver películas por horas y alimentar tus recuerdos de triste soltería forzada, debes leer por qué La friendzone no existe del todo, sólo es tu machismo hablando, y en todo caso, relajarte con 5 malditas razones para dejar de joder a la chica que te mandó a la friendzone.





TAGS: Desamor
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS