Cine

"3 anuncios por un crimen", una fuerte crítica a la decadencia de la sociedad actual

Cine "3 anuncios por un crimen", una fuerte crítica a la decadencia de la sociedad actual

Sam Rockwell, al recibir el Oscar, comentó que debería haber más antihéroes como Mildred, personaje principal de "3 anuncios por un crimen"

¿Qué pasa cuando se ha agotado cualquier esperanza de justicia? ¿A qué situaciones conlleva que la gente común trate de desafiar a la autoridad y exija respuestas? Estas son las preguntas a las que se somete el microuniverso de 3 anuncios por un crimen —cuyo título original en inglés es Three Billboards Outside Ebbing, Missouri—, la última entrega del director inglés Martin McDonagh (Siete psicópatas y un perro, 2012), quien suele integrar la comedia negra a sus películas.

Mildred (Frances McDormand) es una mujer que decide provocar personalmente a las autoridades locales para resolver el asesinato de su hija, luego de siete meses sin tener siquiera pista de un culpable. 

Renta durante un año tres anuncios espectaculares en un antiguo camino que llega al pueblo donde se cometió dicho crimen. El mensaje de los anuncios va dirigido directamente al sheriff Willoughby (Woody Harrelson). Esta situación se torna molesta y desagradable para muchos de los habitantes del lugar, especialmente para Dixon (Sam Rockwell), un alcohólico racista y violento colaborador del sheriff.


post-image


A lo largo de la historia estos tres sujetos manifiestan sus distintos estados de molestia sin ninguna prudencia, lo que va tiñendo de exasperación aún más las situaciones que se van suscitado. La historia en cada giro va desenmarañando la realidad que hay alrededor de los personajes, los cuales son totalmente humanos y van mostrando sus dudas, miedos, impotencia e ineptitud para reaccionar ante las cosas que no son como ellos piensan que deberían ser.

Si bien la trama habla de que ocurrió un crimen, el objetivo del guión es retratar una sociedad desgastada que no cree en las instituciones encargadas de otorgar seguridad y confianza a sus habitantes, lo que refleja cómo en los organismos de gobierno pueden encontrarse personas incompetentes que no ejercen un trato imparcial y eficiente, lo cual provoca más escepticismo hacia dichas instancias.


post-image


Mildred representa a una ciudadana imprudente y también a una madre dolida que clama por una justicia que no llega. Encarna un dolor implícito y un extraño sentido de disgusto que va más allá de la pérdida, relacionada con una conducta habitual ante su familia y amigos. Esto muestra otra parte del deterioro social. Pero la indiferencia de todos los habitantes de Ebbing frente a este hecho atroz genera que se agudice su bravura.

Es por eso que el tema de la película gira en torno de la molestia de los anuncios, no en función acontecimiento violento sufrido por una joven o el duelo de la familia. El guión es un muestrario de realidades actuales. Un ejemplo es la manipulación mediática que transforma las noticias a conveniencia. Otro es el agente del dinero como comprador de todas las cosas, sin importar que sea algo inmoral o incómodo para toda una población, en tanto se mantenga dentro de los márgenes de la legalidad, la cual se emplea ventajosamente. También es una fuerte crítica a la maternidad como creadora de una sociedad indolente que sólo se dedica a saciar necesidades egoístas sin importar a quién afecte, lo que provoca generaciones apáticas.



Pero el argumento además apela a la conciencia por medio de la muerte para obtener sus soluciones, al mostrar piedad y un alto grado de altruismo en los momentos más inesperados de la trama. En ese sentido, 3 anuncios por un crimen hace una llamada urgente al discernimiento como agente de cambio, al ver a través de los ojos de aquellos capaces de encontrar bondad y virtud en las personas sin importar sus errores. Asimismo invita a la transformación en el comportamiento individual, creando una nueva forma de vivir más integra y responsable. Fuera de la rabia o la culpa, que si bien ha estado contenida durante tanto tiempo, es simplemente inútil ante las masas indiferentes o instituciones corrompidas.


post-image


Finalmente el libreto permite al público terminar la historia como mejor le plazca o como su moralidad le permita, ya que para los personajes de 3 anuncios por un crimen el camino se sigue construyendo, pues muestra que no es la furia la respuesta, como tampoco lo es la pasividad o la indiferencia. Hay que involucrarse y hacer algo. Denunciar no es suficiente.

***

Ahora disfruta de estos 3 cortometrajes que te harán reflexionar y dejar de pensar que el cine mexicano es malo.


Referencias: