Cine

5 razones por las que Boyhood podría ganar el Oscar a Mejor Película

Avatar of Marco

Por: Marco

Cine 5 razones por las que Boyhood podría ganar el Oscar a Mejor Película


Los Premios Oscar están cada día más cerca. En lo personal, como mexicano quiero que la estatuilla de mejor película y mejor director sean para el cineasta Alejandro G. Iñárritu. Sin embargo, Cultura Colectiva tiene en consideración que su competencia es ardua. Boyhood, una historia que recalca momentos en la vida de un niño desde sus 5 hasta sus 18 años de edad, le arrebató el título de mejor película a Birdman en los Globos de Oro y es posible que lo vuelva a hacer en los premios de la Academia.

Y sí, la película del director mexicano es una fina pieza cinematográfica cuidada en muchísimos aspectos, no fue nada fácil de realizar y no me sorprendería tanto si Iñárritu consigue el reconocimiento. Sin embargo, Richard Linklater también hizo un cine diferente y complicado de llevar a cabo. Así que Cultura Colectiva presenta 5 retos (razones) cinematográficos que le podrían valer el Oscar al director estadounidense.  


1.  
Se filmó en 45 días a lo largo de 12 años

Linklater juntaba al crew cada año y se ponía a filmar. Lo interesante es que uno no puede saber qué va a filmar un año antes de la cita. Así que Linklater se tenía que sentar cada año a pensar qué clase de eventos podrían continuar su historia y qué clase de elementos contextuales podrían embellecer o atenuar estos eventos. A pesar de ello, se las ingenió y escogió bien, pues en la línea narrativa de su historia no hay falla.

Boyhood 12 años


2. Sus actores no desistieron

Las actuaciones, especialmente la de Patricia Arquette (la madre) y la de Ethan Hawke (el padre) son grandiosas. Conforme la historia avanza, sus actuaciones son más creíbles. Encarnaron espectacularmente a sus personajes. Y aunque esas actuaciones son geniales, de repente la actuación de Ellar Coltrane (Mason) se ve algo floja y desconectada. Pero es entendible, no es fácil mantener a los actores en una misma línea durante 12 años y menos si eran niños cuando empezaron. Otro problema actoral que se le presentó al director tuvo que ver con su hija, Lorelei Linklater (Samantha), que en algún momento le pidió a su padre que la mataran en la narrativa. Su padre, obviamente desistió diciéndole que eso sería muy violento para lo que él planeaba. Al final, la chica se convenció y siguió con el proyecto.

Boyhood-Ethan-Hawke-Ellar-Coltrane


3. El Guión

La premisa de la película es demasiado simple “un niño que eventualmente se irá universidad”. La película tiene lugar desde 2002 hasta 2013. Hay 143 escenas en la película y se filmaba cada año. Estos son algunos obstáculos que presentó la narrativa. Ya se ha dicho que el conflicto en las películas es esencial para mantener al público en el límite de su asiento. Sin embargo, en Boyhood no hay un conflicto aparente. La magia está en el ojo del espectador que espera a ver qué le pasa a Mason. Linklater eligió muy bien los momentos y acontecimientos que le darían más vida a Mason. Por ejemplo, le dio una identidad, le dio giros a su historia que derivaban de los familiares de Mason, no tanto de él, y le dio un motivo: hacer arte.

CREDIT: Matt Lankes for IFC Films


4.  La idea

Cristopher Nolan y Barack Obama dijeron que ésta fue su película favorita del 2014. Y es que seamos sinceros, casi todos nos podemos relacionar con el filme. El público ve a un niño pequeño creciendo, afrontando problemas de identidad y familiares, vemos cómo la gente a su alrededor va forjando su carácter, y cómo Mason lidia con la vida. Hay demasiados elementos que juegan en la narrativa para avivar nuestra empatía. La idea, como ya dije es muy simple pero aun así bastante cercana porque de alguna manera todos nos vemos reflejados en uno o más aspectos de la vida de Mason.

Boyhood-Book-cover



5. La dirección en General

Richard Linklater es un director que en películas previas a esta había explorado cosas como los sueños, el futuro próximo, los estados alterados de consciencia, etc. De hecho, sus películas son algo difíciles de seguir si no comprendemos bien sus motivos filosóficos. Sin embargo, Boyhood es un filme muy amable, cordial y fácil de ver. Es de recalcar cómo es que Linklater mantuvo a su equipo unido en una idea, en una premisa y logró que pudieran seguir trabajando juntos durante 12 años. También cabe resaltar su habilidad para plasmar lo que está en su cabeza independientemente de los cambios contextuales que pudo haber sufrido su historia. Además, se respeta la ambición del cineasta estadounidense; no cualquiera se avienta un proyecto de arte sujeto a los imprevistos dictados por el tiempo y acaba nominado al mayor reconocimiento cinematográfico. Si de algo les sirve el dato, si Linklater moría en el plazo de los 12 años, Ethan Hawke tomaría la dirección del proyecto. 

Linklater


Referencias: