INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Qué película es mejor para rompernos el corazón: '500 días con ella' vs 'Eterno resplandor'

23 de septiembre de 2018

Alonso Martínez

Las dos películas hablan sobre el olvido y el amor de una forma devastadora pero ¿cuál es mejor para rompernos el corazón?



Para muchos de nosotros, Eterno resplandor de una mente sin recuerdos y (500) días con ella, son películas que retratan en cierta forma una relación en la que hemos participado. Hemos sentido el dolor de alguien que no quiso quedarse con nosotros o hemos sentido la desesperación de encontrarnos con alguien que pensamos es perfecto para nosotros pero al final no lo es. Michel Gondry y Marc Webb crearon estas obras que nos representan, pero como un simple ejercicio las comparamos para saber cuál es más destructiva para nosotros y cuál representa con mayor fidelidad el dolor de estar en una relación que quizá no llegue a ningún lado y aceptar que el amor no es como lo imaginamos.



Trama



(500) días con ella fue escrita por el entonces escritor novato Scott Neustadter y su compañero Michael H. Weber. El primero afirmó que la cinta estaba basada en una historia real, y un romance similar al que vemos en pantalla. Por otro lado, Eterno resplandor... es una obra que fue concebida por el director Michel Gondry en colaboración con Charlie Kaufman. Ambos siendo dos de las mentes más creativas de Hollywood, crearon la idea de la historia y fueron llenándola con sus propias experiencias o las imágenes de los personajes que desarrollaron a partir de su imaginación.



En cierta forma, las dos cintas hablan de lo mismo –una relación inestable que deriva de las expectativas de los involucrados, y las dos utilizan una narrativa distinta a la tradicional para mostrarnos los diferentes lados que puede tener una relación al inicio y al final. De igual forma, ambos trabajos utilizan un realismo contemporáneo que toma inspiración de las generaciones que viven ese tipo de relaciones (e incluso las ha definido), lo cual hace aún más cercano el impacto que generan, e incluso motiva a cuestionar nuestras propias experiencias y el futuro que buscamos.



La mujer y el hombre



Tanto Summer como Clementine han sido definidas como manic pixie dream girls, un concepto que se le da a un personaje femenino excéntrico y llamativo, pero que tiene ciertas manías que le impiden ser completamente parte de la vida de los hombres con los que se relacionan. Ambas usan a sus contrapartes masculinas en un juego de push & pull, pero siempre siendo honestas con sus sentimientos.


Sin embargo, en (500) días, no conocemos realmente al personaje de Summer, y la vemos siempre a través de la mirada de Tom. Al darnos esa perspectiva, la cinta nos hace tener más empatía por los sentimientos del chico ya que no sabemos con claridad lo que piensa Summer. Aunque es clara, no vemos lo que eventualmente le revela a Tom: que ella no esperaba que él fuera la persona con la que se quedaría por el resto de su vida. Lo cierto es que su súbita decisión de casarse es extraña. Incluso podría ser demasiado exagerado para el guión, y es probable que haya sido agregado para darle un aspecto más villanesco a su personaje.



Por otra parte, Clementine tiene un aspecto más realista. Aunque el filme también se enfoca más en su personaje masculino, sí vemos lo que piensa la mujer (también por la apertura de su personaje). Constantemente la vemos lidiar con su realidad, la inseguridad y la forma en que ve la vida. Ella enfrenta a Joel constantemente por tener una visión romántica de ella y le asegura una y otra vez que todo podría acabar. Incluso, su decisión de borrar a Joel encaja a la perfección con toda esa personalidad.


Los dos personajes masculinos no aprenden su lección. Tom se rehusa a recordar a Summer y al final sólo la escucha, pero se enamora de manera instantánea de una nueva chica. Es una nota feliz para una historia trágica y no incluye esa aura de desolación realista que imprimió Gondry en Eterno resplandor. Aunque también es razonable que alguien siga adelante y crea que su siguiente relación será la perfecta y definitiva, es más devastador ver a Joel rehusándose a aceptar lo que dijo de Clementine y lo destructivo de su relación, diciéndole que lo intenten de nuevo. Joel se aferra de nuevo a la idea de que puede lograrlo y se muere por la compañía de alguien, así no la conozca y haya escuchado de su propia voz que la detestaba. Somos todos nosotros negándonos el daño que nos ha causado alguien, esperando seguir adelante, atrapados.


Cinematografía, diseño de producción



Parece ser que (500) días definió una estética hipster que aún sigue vigente hasta nuestros días. Filmada en Los Ángeles, muestra un lado distinto de la ciudad, pero no hace nada por sus personajes, sólo hace que convivan en una estética atractiva que hace la historia de amor más llamativa. Aprovecha el atractivo de los actores y le da una cierta magia pero todo es demasiado "bonito". Aunque existen tomas memorables, e ideas que encajan perfecto con el espíritu hipster de la cinta (como la escena expectativa-realidad, el corto francés, o el intro en 35mm).



Sin embargo, Eterno resplandor es superior en múltiples niveles. No sólo la cinematografía de Ellen Kuras (quien ha trabajado largo tiempo con Gondry) es una de las más revolucionarias del cine del siglo XXI, sino que cada uno de los colores evoca una idea –como el cambio constante en el cabello de Clementine o el permanente estado azul que persigue a Joel–. El diseño de producción es un rompecabezas literal que genuinamente nos adentra en la destrucción de los recuerdos y la melancolía de la pérdida y no existe un momento en el que nos separe de las emociones. Acompañado con el score y los diálogos honestos de los personajes, resulta abrumador y devastador.


-


Soundtrack




¿Cómo compararlos? Los dos soundtracks encajan a la perfección con la historia y los momentos por los que pasan los personajes. Sin embargo, también revelan mucho sobre por qué son tan diferentes. Desde ELO hasta Beck, Eternal sunshine nos destroza poco a poco, jugando con nuestras emociones, mientras que (500) days nos muestra un poco más del amor y de la felicidad que nos hace sentir el tener a alguien de nuevo. Quizá el único track devastador sería "Hero" de Regina Spektor durante una secuencia en la que encaja a la perfección, pero indudablemente Gondry hizo una mejor curación. No es que Marc Webb (director de Summer) tenga mal gusto, sino que quizá su involucramiento sentimental no fue tan directo como el de el otro director.




-


Conclusión



Las dos cintas de las que hablamos tienen una temática similar pero muestran lados distintos de las relaciones, o al menos cómo son en realidad. Summer tiene un mensaje mucho más esperanzador que Eternal Sunshine, pero la dinámica entre los personajes no es tan fuerte ni sólida como para sentir una conexión real. Al final Tom puede resultar arrogante por negarse a aprender la lección, y aunque pasa lo mismo con Joel y Clementine, la obra de Gondry, por otra parte, es absolutamente devastadora. No sólo nos muestra una relación de inicio a fin, sino que usa al personaje principal en un estado frágil recordándonos a nuestras propias relaciones y los recuerdos que tuvimos en cada una. El diseño de producción y la fotografía muestran literalmente la destrucción de su alma y de su entorno, y al final deja a los personajes en el mismo lugar en el que comenzaron: confusos, perdidos, ansiosos por algo más.


Película ganadora: Eternal Sunshine of the Spotless Mind




TAGS: Recomendaciones Clasicos del cine crítica cinematográfica
REFERENCIAS:

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Pasos para elegir tu outfit si tienes un Tinder date Trucos de maquillaje que nos enseñaron las chicas asiáticas Quiénes son y dónde se encuentran los supuestos neonazis mexicanos Mole, rebeldía y Oaxaca, qué hay detrás de Enrique Olvera Películas sobre personas trans: sus vidas y realidades Películas y series que se van de Netflix en octubre

  TE RECOMENDAMOS