7 películas que disfrutarás al borde de pensar que eres un misántropo

miércoles, 5 de octubre de 2016 6:57

|alejandro arroyo




Te subes al transporte y lo primero que piensas es que es el peor día de tu vida, ¿Por qué? El vagón o el autobús está lleno, lo cual provoca que el ambiente sea asfixiante. El hedor humano te revuelve el estómago. Tu ropa se pega al cuerpo por el sudor. Tratas ser tolerante pero un señor se para frente a ti o, mejor dicho, coloca su apestosa axila sobre tu cara. Ahora huele a rancio, hace calor y, a pesar que no cabe ni un alfiler más en el vagón, la gente sigue queriendo entrar con sus mórbidas formas. La muerte.

Por estos momentos es que odias al mundo. Si por ti fuera sacarías un arma y comenzarías a disparar o espantar a las personas. Bueno, tampoco harías algo tan extremo pero en ocasiones lo piensas porque, aunque no lo sepas, eres un misántropo.

peliculas de misántropos

Ser misántropo significa odiar a las personas, sentir un asco o repulsión al tener que convivir con ellas. ¿Hay algo malo en eso? En realidad tiene más puntos a favor que en contra, porque desconfían del mundo les gusta la lectura y la música, es perfeccionista y no confía en nadie, tiene un sentido del humor ingenioso, son arrogantes y aman la naturaleza. Su único defecto es que se siente superior a los otros pero, como diría María Rainer Rilke, "¡qué sería del artista sin ego!".

En las siguientes películas se presentan a personajes misántropos, con los que te identificarás. Si crees que no eres uno de ellos, verás que estarás tentado a formar filas del ejército del odio, porque son ellos los seres que más imponen su voluntad.

-

 "Taxi Driver" (1976) de Martin Scorsese

peliculas de misántropos

"Taxi Driver" presenta a un personaje misántropo al extremo. Travis Bickle regresó de la guerra de Vietnam, quedó impactado por la violencia que vivió y ahora está condenado a reproducirla. Al principio trabaja de noche, el momento donde menos personas hay en la ciudad. El demás tiempo se interna en las salas de cine para aislado de las relaciones humanas. Cuando se da cuenta que la crueldad forma parte de la sociedad, intenta cambiar el rumbo de su mundo con más agresiones. Debido a su patología y condición de superioridad, su ayuda termina siendo derramar más sangre en las turbias calles de Nueva York.



-

"A Clockwork Orange" (1971) de Stanley Kubrick

peliculas de misántropos

El personaje de Alex es uno de los más atractivos en la historia del cine. A pesar de ser sumamente violento, hay algo en su temperamento que seduce y encanta a los jóvenes. Como se dijo al inicio, el misántropo es ingenioso, audaz y perfeccionista, cualidades que habitan en el antihéroe de "A Clockwork Orange". Él impone su voluntad y trata de transformar su mundo a la distancia. Sus actos libertinos vienen del complejo de superioridad, el cual habita en cada uno de nosotros, sólo que tenemos miedo a dejarlo salir.

Si no eres un misántropo, después de ver la obra maestra de Stanley Kubrick querrás ser uno.
 


-

"American Splendor" (2003) de  Shari Springer Berman

peliculas de misántropos

La cinta "American Splendor" es ácida y agridulce a la vez. La historia gira en torno a Harvey Pekar, un guionista y dibujante que tiene como principal meta en la vida odiar a las personas. El odio es la fuente de inspiración para su obra autobiográfica, la cual está escrita a través de un cómic lleno de sátira, humor negro y aversión.

Harvey Pekar es un infeliz misántropo que sufre con cada bocanada de aire, pero tampoco tiene la fuerza de ponerle fin a su vida. ¿Te has sentido alguna vez así?



-

"Happiness" (1998) de Todd Solondz

peliculas de misántropos

Con "Happiness", Todd Solondz transgrede con el "establishment" moral y familiar yankee. Proyecta de manera explícita y brutal el deterioro mental de las personas en una gran urbe. Muchos la calificaron de depravado u horripilante, pero el mejor adjetivo es misántropo trastornado. Aquella combinación se encuentra en el personaje Bill, un pederasta y violador que muestra cualidades positivas con su hijo y una profesora drogadicta. La doble moral crea escenarios controversiales y atractivos, demostrando hasta qué punto podemos llegar cuando estamos hartos de la realidad.



-

"They Shoot Horses, Don't They?" (1969) de Sydney Pollack

peliculas de misántropos

El largometraje de Sydney Pollack nos demostró que la misantropía puede ser un síntoma colectivo. Un cúmulo de personas se odian entre sí, pero en lugar de destruirse entre ellos, buscan a un ser débil en el cual pueden verter todo su odio. "They Shoot Horses, Don't They?" se sitúa en el Estados Unidos agonizante de la Gran Depresión. Una pareja, con tal de tener un sitio donde dormir y comer, se inscriben a un concurso de baile. Los bailarines que duren más tiempo bailando ganan.

Parece sencillo pero cuando las personas tienen que bailar continuamente durante semanas, al paso de los días resulta una tortura. El público que se entretiene con su dolor son los misántropos.



-

"Seul Contre Tous" (1998) de Gaspar Noé

peliculas de misántropos

Un hombre que perdió a su mujer y a su hija se cansó de los falsos estilos de los demás y se entregó a un abismo de odio combinado con angustias. Su mejor frase es: "Las relaciones humanas son como un comercio infame". Al final se convierte en una víctima de la modernidad, en un agresivo misántropo que no teme golpear a su "asquerosa" mujer y matar al hijo que lleva dentro. Al final se da cuenta de que "la muerte no abre ninguna puerta" y todo es un absurdo.



-

"The Purge" (2013) de James DeMonaco

peliculas de misántropos

La única trama de "The Purge" es matar. Cuando James DeMonaco la presentó en 2013 millones de personas en el mundo vieron reflejado su miedo más grande, la libertad en la cual todos tenían el derecho de quitarle la vida a otra persona. Por un lado parecía atractivo poder tomar venganza por mano propia pero también se corría el riesgo de amanecer muerto con una hacha en la cabeza. Qué difícil situación. Si no fuera por el sentimientos misántropo que habita en todos nosotros, en lugar de aplaudir a la purga, habría un temor generalizado. La película implantó un deseo extraño de querer asesinar y salir impune.



-

Al igual que todos los trastornos psicológicos, los misántropos están sobre la línea de una enfermedad "normal" y otra extrema. Es cierto que los grandes creadores e innovadores del arte odiaban a las otras personas, pero su labor humana los mantenía cuerdos y en el mundo ordinario. Los personajes de estas historias se dejaron arrastrar por su sentimientos y lo transformaron en una patología, dejando que un trastorno mental acabara con sus vidas









REFERENCIAS:
alejandro arroyo

alejandro arroyo


  COMENTARIOS