8 películas que llevaron a la locura a sus protagonistas y lo harán contigo

martes, 13 de junio de 2017 11:31

|mediodigital



Cuándo actuamos y cuándo somos realmente nosotros es una elección personal que, sin previo aviso, se puede salir de control e inundar hasta el más mínimo detalle de nuestras vidas. Tarde o temprano llega el momento en que el performance invade al acto natural y el personaje se apodera del cuerpo. Si no lo crees, pregunta a todos aquellos quienes decidieron incursionar en el mundo de la actuación y se sumaron al Método Stanislavski para conseguir mejores resultados; un sistema creado por un actor, director y administrador de teatro ruso con el mismo nombre, el cual es resultado de muchos años de esfuerzos por parte de este hombre para determinar cómo una persona puede controlar el rendimiento en los aspectos más intangibles e incontrolables del comportamiento humano, tales como las emociones y la inspiración artística. Es decir, a partir de la personificación constante y completa de un personaje incluso cuando están off-camera, permite –según Stanislavski– una actuación honesta y realmente interiorizada.

grandes actores de peliculas the joker

Uno de los casos más famosos es el que invadió a Heath Leadger y a Jared Leto a partir de sus caracterizaciones como The Joker. Claro, éste ha sido un extremo, pues se especula que en el caso del primero éste fue el motivo por el que sus pesares y estados mentales llegaron a un extremo que le dirigió al suicidio, y en el segundo, sus colaboradores han revelado que Leto solía enviarles inquietante correspondencia y objetos desagradables –condones usados, por ejemplo– en un proceso de familiarización con el psicópata ficticio. Todo un problema que se desató de lo que debía quedarse simplemente como una producción fílmica y sin nada más que ganancias dichosas. Sin embargo, estos no son los únicos, ¿qué otros podemos mencionar? Por lo menos ocho, cuatro pares de actores que nos hicieron temerles tanto en sus películas que, ahora que sepamos todo lo que esconden esas actuaciones, seguro nos llevarán a un delirio tan grande como el que ellos padecieron en un inicio.

-

Robert De Niro


Podemos iniciar con uno de los mejores actores de nuestra era, De Niro; mismo que en “Cape Fear” (1991) de Martin Scorcese, logró estremecer a todo el elenco con sus actos demenciales y los terroríficos mensajes que éste dejaba en la contestadora del director. Cuentan que los tatuajes que luce De Niro durante la cinta fueron hecho con aceite para que no desaparecieran con rapidez y él pudiera entrar mucho más en el rol.

-

Daniel Day-Lewis


¿Quién no recuerda a este gran hombre gracias a los escándalos de sus actuaciones? Por ejemplo en “My Left Foot” (1989) de Jim Sheridan, Day-Lewis se rompió dos costillas y así conseguió la postura de su personaje; también está el registro del aislamiento al que se sometió para “The Last of the Mohicans” (1992) de Michael Mann y, entonces, conseguir ese carácter osco que necesitaba durante el rodaje.

-

Shia LaBeouf

Shia es todo un caso. Incluso muchos podríamos decir que ya no sabemos qué es lo que le sucede o si todo el tiempo está en personaje; no obstante, es imposible negar que es un muy buen actor y que se ha ganado con todo un lugar en nuestra lista. Para “Fury” (2014) de David Ayer, LaBeouf se quitó un diente, cortó su rostro y dejó de bañarse durante meses con tal de ser más fiel a su papel.

-

Jamie Dornan

¿Seguir a una mujer desde el metro por varias cuadras y hacerla temblar de miedo? Por supuesto. Antes de ser el famoso Christian Grey, Dornan interpretó a un asesino serial para la serie de la BBC “The Fall” (2013-16) y él asegura que esto era completamente necesario.

-

Nicolas Cage

Sí, muchos lo odian, pero eso no exenta el que de vez en cuando actúe decorosamente. Por ejemplo, en “Birdy” (1984) de Alan Parker, Cage se extrajo cuatro dientes para darle aún más vida a su desfigurado personaje en esta cinta sobre los traumas post-Vietnam.

-

Joaquin Phoenix

Quizás, junto a Shia Labeouf, no encontremos hombre tan misterioso, excéntrico e histriónico como Phoenix. Recordemos aquella ocasión en 2008 cuando dijo que dejaría la actuación, se dedicaría al hip hop, parecía que nunca tomaba un baño, era incómodo a donde fuera y actuaba como un lunático de asilo; todo un mascarade para realizar un documental igual de extraño que él, “I’m Still Here” (2010) de Casey Affleck.

-

Kate Winslet

¿Recuerdas “The Reader” (2009) de Stephen Daldry? Entonces entenderás cuando te digamos que nuestra querida y siempre eterna Rose de "Titanic" sufrió como nunca para este filme; fue tan enérgico el desempeño de Winslet que, según sus propias palabras, tardó meses en dejar de tener pesadillas y pensamientos obsesivos en torno a los guardias nazi que se retrataron en la cinta.

-

Adrien Brody

Mucho de lo que es hoy Brody se lo debe a su actuación en “The Pianist” (2003) de Roman Polanski. Tuvo que bajar tanto de peso que llegó a los 53 kg y él confiesa que fue tanta la desesperación, el hambre que sentía, que dudó en algún momento si terminaría el rodaje como una persona íntegra o incluso con vida.

-

Para la prensa y la crítica especializada, el método es un sistema que no siempre es bien recibido por considerarse contrario a la propia actuación; en otras palabras, por no ser un ejercicio puro. Aunque habemos algunos que lo consideramos una práctica más exigente, más extendida de lo que significa actuar. Para entender aún más este tema, puedes leer sobre James Franco, Shia LaBeouf y otros actores que aseguran hacer arte y aquellos que Pidieron la muerte de sus personajes para impactar a sus fanáticos.




REFERENCIAS:
mediodigital

mediodigital


  COMENTARIOS