Cine

Amy, el espejo de una sociedad en decadencia

Cine Amy, el espejo de una sociedad en decadencia



“Creo que tenemos que ser conscientes de que a las personas les está permitido cometer errores”.
Amy Winehouse

Un corazón afligido y una conciencia transgredida revuelcan a todo aquel que se sumerge en este viaje audiovisual. Su nombre es suficiente para encerrar una pieza documental que registra la transición de una adolescente con voz afro y carismática, a una mujer con marcados problemas psicológicos, vacíos de afecto, bulímica y desgastada. Sin embargo, una estrella eternamente apetecible para los ambiciosos y nunca satisfechos tabloides. 

amy winehouse slide


Un año después de la trágica, y aun así nada sorpresiva muerte de Amy Winehouse a sus 27 años, en 2012, Asif Kapadia se dio a la tarea de contar a profundidad una historia que supimos a medias. Su duración inicial de tres horas fue reducida a 128 minutos, en los cuales, a través de una exhaustiva investigación, nos conduce por una historia desgarradora y humana que funciona como el espejo de una sociedad en decadencia.

Por medio de material de archivo, videos caseros, cortes de entrevistas y voces en off de las personas más cercanas en la vida de Amy, conocemos la otra cara de la moneda, y ese es el mejor logro del documental. Kapadia nos quita el velo del prejuicio, ya no sólo vemos a una celebridad alcohólica y drogadicta, por el contrario, nos llega al corazón una persona que siempre estuvo allí pero que ignoramos. Básicamente el filme nos revela a la romántica, divertida y hermosa persona que era Amy.

fotos de amy winehouse sonrisa


Su director, dividido entre aplausos y férreas críticas, entre glamurosos premios como los Bafta o los Oscar, también ha tenido que responder con el señalamiento de la ética, ya que uno de los principales fundamentos en los que se desenvuelve el documental, quizás el principal, es el lamentable acoso de una era mediática que todo lo difunde, que de todo saca provecho y que ahuyenta el valor humano de aquellos a quienes expone.
Puesto de esa manera, el documental se cuestiona a sí mismo porque nos exhibe, a veces sin pudor, la transición que vivió Winehouse. 

¿Quién nos confiere el derecho de ver cómo se desintegra la vida de una persona?

Es cierto que se trata de una celebridad y a todos nos interesa echarle ojo a lo que pasa detrás del escenario, pero esa curiosidad es lo que mantiene viva a una industria que se abastece del sufrimiento de otros. Más grave aún, ese morbo en ascenso alimentó la pérdida de una de las voces más sublimes y poderosas del siglo.

corte fotografias amy winehouse


Por otro lado, el espectador sale abatido porque nos deja la amarga sensación de que algo pudimos hacer y no lo hicimos, vimos en vivo y en directo una muerte anunciada. Así que también es una crítica hacia el público, ese que muchas veces la abucheó en conciertos sin entender qué pasaba, y que reía ante los chistes crueles de su estado físico y sus penosas escenas.

La historia también nos habla de la relación entre Amy y su padre. Mitch Winehouse ha demostrado en repetidas ocasiones su descontento con el documental, y es comprensible, pues a ojos del espectador, queda la visión de una familia compuesta por una madre que nunca tuvo una presencia fuerte en la vida de Amy, y un padre que juega en contra de su propia hija por intereses personales, e incluso económicos.


Uno de los detalles más sensibles del filme, es conocer lo autobiográfico en las letras de Amy. En el documental esas letras funcionan como otra herramienta para contar lo que le ocurría, pues detrás del éxito de cada canción se encuentra la verdadera vida de Amy, quien llevó al plano musical cada una de las experiencias que la marcaron, y es como nos damos cuenta de la nostalgia, el dolor y el amor que disfrutaba, padecía y experimentaba.

amy wonehouse sindrome


La tormentosa relación con su exesposo Blake Fielder y la depresión de la que era víctima desde sus 14 años, la llevaron a desarrollar un talento único. Escribir era su válvula de escape, desahogaba sus penas componiendo canciones sinceras, diferentes; en ellas no podía existir nada que no fuera real. Otra razón por la que decidió hacer música fue el hecho de no encontrar algún artista que le gustara, ya que sólo se topaba con música sin alma, y alma era algo que a sus creaciones no le faltaba; sin embargo, durante mucho tiempo creyó que nunca alcanzaría la fama. No obstante, se equivocó.
Sus canciones marcaron una historia clave en la música, ella hizo que los jóvenes de este siglo sintieran una gran conexión con el jazz y el soul. Su música no estaba enfocada en la elite, por el contrario, con elementos novedosos y genuinos transformó el género.

fotos de amy winehouse labio


Lo cierto es que Amy era un ser complejo.  Poner en tela de juicio su infinita capacidad para crear música sería un error. Ella logró que sintiéramos la música más allá del sentido del oído; nos emocionó, nos enamoró, se introdujo en nuestro ser por medio de su voz, igual que aquellas míticas estrellas de rock, y como tal se despidió de este mundo, no sin antes darle una paliza a los artistas pop de la época, enseñándoles lo que era crear arte más que ser una figura. El filme no nos da una respuesta acerca de su muerte, su trabajo consiste en revelarnos una serie de eventos que desconocíamos, y  quizá busque dejarnos una lección con el triste desenlace de Amy.



***

Ella tenía muchas pasiones, una de ellas era la lectura, por eso queremos compartir contigo los Libros favoritos de Amy Winehouse


Referencias: