Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

CINE

La película que nos demuestra que el desprecio es la mejor forma de venganza

Por: Cultura Colectiva18 de septiembre de 2017

La vida es el sentido metafísico que cada individuo le aporta. Las ideas sociales, la moral e incluso el amor son un invento que la sociedad creó de forma colectiva para atribuirle un sentido a "esto". Si de verdad no hay un propósito y la existencia es injustificable, ¿por qué seguir adelante? Hay películas que podrían hacerte recuperar el optimismo por la vida, pero éste no es el caso. La cinta Nocturnal Animals abre ese camino al debate con esta y muchas otras interrogantes. Se trata de una película que invadió las salas de cine a finales del año pasado y, a casi un año de su estreno, es preciso retomar como referencia. Después de presentar A Single Man (2009), su primera película, el diseñador de moda Tom Ford volvió a mostrar su faceta cinematográfica con Nocturnal Animals (2016), con la que una vez más puso de manifiesto su talento para la pantalla grande como director y guionista.

La cinta se basa en la novela Tony and Susan, de Austin Wright, y su elenco incluye a Amy Adams, Jake Gyllenhaal, Aaron Taylor-Johnson y Michael Shannon. Nocturnal Animals, conocida en castellano como Animales nocturnos, narra la historia de Susan Morrow (Amy Adams), una galerista de Los Ángeles que vive una lujosa pero vacía vida con su segundo marido, Hutton (Armie Hammer). La historia comienza al Susan recibir una novela escrita por su exmarido Edward (Jake Gyllenhaal), de quien no ha sabido nada desde que terminaron. Sin embargo, éste le pide que sea la primera en leerla, ya que siempre fue su mejor crítica. Esa misma noche Susan comienza a leer la novela para encontrarse con una historia oscura y triste de un desesperado viaje en carro de un hombre junto a su esposa e hija.

Nocturnal Animals es una historia de venganza en la que no se derrama una gota de sangre, pues describe una venganza sutil por parte de Edward hacia las horribles acciones que cometió la persona que más amaba y en quien se convirtió. Un aspecto que resalta bastante en la película, además de su buena trama y excelencia actoral, es la magnífica dirección de arte. Con cada elemento presente —una escultura, un cuadro, el vestuario o tan sólo el uso de la paleta de color (como es el caso del rojo)— juega un papel importante con respecto el personaje, su mundo interior y la atmósfera o el ánimo de la imagen.

La película se mueve en tres tiempos: presente, donde Susan vive con Hutton, trabaja en una galería de arte y lee la novela. Pasado, con flashbacks que transportan al espectador a su encuentro con Edward, cuando termina con él y la relación con su madre. Y la la ficción de la novela, que básicamente consiste en la narración del libro que Edward escribió.

Como te habrá dicho tu instinto cinéfilo, la historia de la novela y sus personajes está inspirada en la historia de Susan y Edward. En la obra, la dulce Susan es Laura, la esposa de Tony, el protagonista. Ray, Lou y Turk son los aspectos más horribles de Susan y cada uno representa algo de lo que le hizo a Edward. Turk es la infidelidad de su mujer, Lou es la mentira, a la que Susan recurre para no hacerle daño a su esposo porque es débil; y Ray es el peor de todos, estrechamente vinculado con Susan por medio de de varios elementos estéticos de color verde.

Edward —al mismo tiempo Tony— es una figura débil, pero mediante su sed de venganza se vuelve más valiente. Sufre la pérdida de su esposa e hija de igual modo que Edward lo hizo. También es representado por Bobby Andes (el policía), su parte fuerte y que quiere justicia. Al final se impone un tono sombrío y "moralmente" ambiguo, con un fuerte tono de indiferencia y desprecio como mejor forma de venganza. ¿Qué hay de los cuatro minutos de señoras obesas bailando? La obra es realizada por la protagonista, Susan, por lo que está relacionada con su vida. Se podría decir que la gordura de las mujeres que presenta es el mundo de excesos y lujos en el que vive, pero el desagrado que causa se refiere a su infeliz y vacía vida interior. En el fondo por eso, como bien se habló antes por esta vía, esta cinta te ayudará a entender por qué una mujer tiene miedo de ser feliz.

Escrito por Alexandra Cárdenas

***

A menudo el sello de nacionalidad impone un rasgo de identidad. En algunos casos esos aspectos se entremezclan y dan como resultado otras cosas. El caso de Luis Buñuel, el director español que hizo películas mexicanas, es un ejemplo claro y lo mejor de todo es que puedes ver varias de sus películas en YouTube.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: