Anita Page: La diva del cine mudo que enamoró a Mussolini

Considerada “el rostro más bello de Hollywood” sin tener que decir una sola palabra.

“Si hubiera sabido que mis películas iban a ser vigiladas por un público completamente nuevo, habría actuado mucho mejor.”



Anita Page, una de las grandes actrices del cine mudo, cumple 10 años de haber dejado este mundo. Sin embargo, su gran legado siempre permanecerá presente en la historia clásica de la gran pantalla, quien a finales de los años 20 se convertiría en una de las primeras mujeres en ser participe la transición del cine mudo al sonoro, con su participación en la película The Broadway Melody, el primer musical de la historia en ganar un premio Óscar por mejor película en 1930.



Una estrella fugaz


Page quien fue catalogada como “el rostro más bello de Hollywood”, nació el 4 de agosto de 1910 en la ciudad de Nueva York. Su belleza y talento la llevaron por el camino del estrellato, pues con tan sólo 15 años se involucró en la industria cinematográfica con papeles como extra de los que ni siquiera obtuvo el crédito. Pero tocaría las estrellas de la mano de la casa productora Metro Goldwyn Mayer, con quienes alcanzó la cima.


Anita Page ya se había colocado como uno de los rostros más buscados en la pantalla grande, su participación en películas como Our dancing daughters, al lado de estrellas como Joan Crawford; Telling the world, Great day, y finalmente The Broadway Melody. Esta última cinta marcaría el debacle de su carrera en 1933, cuando con sólo 23 años y ante la negativa de MGM de aumentar su salario, combinado con expiración de su contrato, la llevaron a retirarse del mundo del cine. Tiempo después desempeñaría papeles menos sobresalientes durante el resto de su vida.


Incluso Page recordó alguna vez una pequeña conversación con Louis B. Mayer, uno de los fundadores de MGM, quien le aseguró que “podría convertirla en estrella en 3 películas, y también puedo destrozar a tu competencia (Garbo) en tres películas”, todo esto bajo la condición de ser “discretos”, lo que provocó la negativa de la actriz de forma inmediata, puesto que ella ya era una estrella.



Benito Mussolini, su más ferviente admirador


Sin decir una sola palabra, Anita Page logró llegar a los corazones de aquellos que creíamos incapaces de sentir ni cosquillas, entre ellos un nombre muy recordado en la historia mundial: Benito Mussolini. Se dice que Page recibía alrededor de 10 mil cartas de admiradores que le profesaban amor absoluto, entre ellas las de Mussolini que incluso le llegó a proponer matrimonio en diversas ocasiones.


Incluso Anita fue la musa inspiradora del compositor Herb Brown, con quien estuvo casada por un par de meses, y quien le dedicara la canción You Were Meant For Me. Su corta pero exitosa carrera han llevado a Anita Page a convertirse en una de las grandes divas del cine mudo.


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

El ícono del cine mudo que fue condenado al olvido

67 películas que los estudiantes de cine ven antes de terminar la carrera