NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Reseña de Coco, la película que nos recuerda lo importante que somos cuando se nos para el corazón

24 de octubre de 2017

Octavio Alfaro

Coco gira en torno de Miguel (Anthony González), un niño con el sueño de convertirse en músico y cuyo ídolo es Ernesto de la Cruz

El Día de Muertos es una de las fechas más llamativas para los extranjeros. Desde la perspectiva convencional —aunque no estrictamente occidental— la pregunta resuena como un cuestionamiento elocuente: ¿por qué celebrar a los fallecidos? Simplemente se trata de un gesto de remembranza que acerca a las personas con su pasado y evita el desvanecimiento de los recuerdos de quienes han partido ya. Desde hace seis años comenzó la aventura para producir Coco, la más reciente creación de Disney y Pixar, la cual está basada en dicha tradición y cuyo objetivo es enaltecer y compartir con el resto del mundo una celebración antiquísima capaz de unir el mundo de los muertos con el de los vivos.



Coco gira en torno de Miguel (Anthony González), un niño con el sueño de convertirse en músico y cuyo ídolo es Ernesto de la Cruz. Sin embargo, la mala experiencia de su familia con este tipo de artistas alejan al pequeño de su sueño, por lo que tiene que luchar contra la regla impuesta generaciones atrás si quiere destacar por su talento. La historia se desarrolla en México, durante la celebración del Día de Muertos, cuando los coloridos papeles picados, las iluminadas ofrendas repletas de comida, objetos preciados por los fallecidos, velas, el naranja vivo de la flor de cempasúchil y los rezos, la música y la pirotecnia inundan las ciudades y los pueblos del país para recordar a aquellos que ya no están en este mundo.

Coco es un homenaje a la tierra azteca, a su tradición y a la gente que hace de esto una celebración. Cada detalle está cuidado meticulosamente. Desde las casas del pueblo donde se desarrollan las acciones, hasta sus calles, la plaza con quiosco del centro de la localidad, sin olvidar el panteón y las ofrendas, lo que le da un toque de autenticidad a la animación.

La historia poco a poco se adentra en la representación de la vida y la muerte acorde a la festividad, con folclor y diversión en ambas partes, además de guardar una que otra sorpresa para el desenlace. Personajes icónicos de México como Frida Kahlo, El Santo y Pedro Infante se ven retratados en su forma esquelética como un homenaje, además de mostrar los coloridos y excéntricos alebrijes, unos seres quiméricos producto de la mezcla de varios animales.

Los diálogos tienen sus momentos de gracia y la personalidad de los involucrados sin duda refleja a muchos pobladores en alguna forma, ya sea como hijos o padres. La esencia principal de celebrar la vida después de la muerte nunca se desvía, lo que significa que el trabajo de investigación fue más que eficiente para tener elementos en los que inspirarse y crear la película.



En Coco además se tocan los temas de los valores, como la unión familiar y la perseverancia, que tienen su clímax en momentos conmovedores. Sin embargo, no se sienten forzados estos instantes para causar empatía, sino que se lo van ganando los personajes con su carisma y se perciben con naturalidad.

La animación es estupenda. La calidad impresa a todos los elementos es plausible. Coloridos escenarios, texturas definidas desde piel hasta agua, y los movimientos naturales de los personajes al caminar o inclusive cuando tocan la guitarra. Hay una parte contada con figuras en papel picado que simplemente es magnífica. Por otro lado, la música tiene un papel importantísimo para representar al país. Desde los acordes de una guitarra, hasta canciones como "La llorona", la selección y mezcla sonora estuvieron a la altura de lo demás para representar la variedad compositiva que existe en México.

***

También te puede interesar leer sobre Hasta pronto, Christopher Robin, la película que debes ver si tu infancia fue marcada por Winnie-the-Pooh.

TAGS: Cine de arte Taste of cinema crítica cinematográfica
REFERENCIAS:

Octavio Alfaro


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

5 consejos que debes seguir para maquillarte según la forma de tus ojos Ilustraciones de Wanjin Gim sobre el placer del hombre Las 8 pinturas latinoamericanas más caras de la historia ¿Qué es un bot y cómo puede hacerte votar por el peor candidato? Fotografías de Justin Bieber y Selena Gomez que demuestran que el amor puede destruirte Lecciones de moda que debemos aprender de Ryan Reynolds

  TE RECOMENDAMOS