NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

El cineasta que te ayudará a entender que el lujo no es más que un estado mental

4 de diciembre de 2017

Ciro Medina

El audiovisual satiriza la imagen publicitaria de un estilo de vida y desmitifica el afán materialista como sinónimo de bienestar

Si alguna "enseñanza" de vida deja la cultura del consumismo y del poder adquisitivo como reflejo de un supuesto progreso colectivo y personal es que cualquier herramienta es útil. Vender es la premisa. ¿El fin justifica los medios? En este contexto, cuando se habla de medios, bien podría hablarse de los medios audiovisuales. Claro, primero está el arte. El comercial de pruebas de embarazo que hizo David Lynch es un claro ejemplo de que incluso el arte habita en lo mundano. De igual forma sucede con las cuñas de jabón que dirigió el realizador sueco Ingmar Bergman. Pero el propósito del cineasta independiente Max Lanman luce mucho más noble.



Estás ante un espacio publicitario que desborda los límites de lo convencional. No te sorprendas, pues no tardarás en darte cuenta del tono chistoso. Las intenciones quedan claras en los primeros segundos del pequeño corto: "Mi novia necesita vender su auto. A fin de ayudarla, hice este comercial". Acto seguido ocurre lo que básicamente ocurre con cualquier comercial de un coche lujoso y de último modelo. Sin embargo, el producto no es la última creación de una prestigiosa firma automotriz. Se trata de un Honda Accord del año 1996 con más de 140 mil millas a cuestas.



Como era de esperarse, el video dirigido por Max Lanman surtió efecto. Generó rápidamente millones de visitas en YouTube e hizo que se disparara la subasta de eBay hasta alcanzar, poco más, poco menos, los 150 mil dólares. El hecho preocupó a la compañía, que decidió congelar el proceso de venta por "preocupaciones acerca de ofertas ilegítimas". El audiovisual, más allá de ser una astuta estrategia de venta, satiriza la imagen publicitaria de un estilo de vida y hasta cierto punto desmitifica el afán colectivo por poseer, año tras año, los artículos más nuevos, como si eso definiera el bienestar y los logros esenciales de las personas "exitosas" o plenas. Asimismo, con su lema, pone de manifiesto una idea para la reflexión: "El lujo es un estado mental".

***

Lo bueno nunca es suficiente. Por esa razón te compartimos 
las 13 mejores películas de Alfred Hitchcock. Y ya que estás en ello,
puedes idear una tarde de películas y 
preparar algunas botanas para disfrutar con tus amigos mientras te empapas de buen cine.

TAGS: Cortometrajes Cine de arte Taste of cinema
REFERENCIAS:

Ciro Medina


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

5 consejos que debes seguir para maquillarte según la forma de tus ojos Ilustraciones de Wanjin Gim sobre el placer del hombre Las 8 pinturas latinoamericanas más caras de la historia ¿Qué es un bot y cómo puede hacerte votar por el peor candidato? Fotografías de Justin Bieber y Selena Gomez que demuestran que el amor puede destruirte Lecciones de moda que debemos aprender de Ryan Reynolds

  TE RECOMENDAMOS