Cómo aprender a besar según 7 grandes películas

Martes, 12 de diciembre de 2017 11:55

|Alonso Martínez

Si te hace falta saber cuál es el mejor beso para un momento con el amor de tu vida, quizás esta lista sea de gran ayuda.



¿Cómo es que podemos darle tanta importancia a una acción que parece tan simple? Claro, podríamos atribuirle razones científicas, pero arruinaríamos lo romántico que puede llegar a ser. Y es que es extraño. Cuando queremos a una persona y deseamos acercarnos a ella, pensamos inevitablemente en besarla; en juntarnos en un momento íntimo en el que sólo unos cuántos segundos pueden definir el futuro de ambos, incluso para siempre. Cuando finalmente sucede, nos soltamos por completo, nuestros sentimientos se convierten en una danza que nos hace mover los brazos y unirnos para quizá nunca separarnos. Nos comemos las bocas, respiramos el aroma dulce que desprende la otra persona y a través de esa acción nos enamoramos como si fuésemos adolescentes.



Por ese motivo, verlos en pantalla nos parece tan encantador y emocionante. Vemos desde otra perspectiva las posibilidades que existen y observamos esos sentimientos llevados al límite. Gracias a la naturaleza del cine, los besos que nos hacen flotar, son representados en contextos maravillosos que expresan la milésima potencia de todo lo que pasa por nuestra mente. Nos enamoramos de lo que aparece en las películas porque es lo que quisiéramos tener o porque nos recuerda algo que poseemos constantemente.


Las siguientes son legendarias expresiones que, aunque sean ficticias, nos hacen desear ser los personajes y tener la felicidad absoluta, pero además de eso, nos sirven como lecciones; son breves enseñanzas sobre cómo dejarse llevar en aquellos besos y no pensar en nada más.


-

Beso romántico


Romeo + Juliet (1996)

Baz Luhrmann



No existe una mejor lección de amor que Romeo + Juliet en su plenitud. Los legendarios y jóvenes amantes están perfectamente representados por Leonardo DiCaprio y Claire Danes, cuya química en pantalla es perfecta, se nota en sus labios. El primer beso que comparten es la definitiva muestra de afecto; acompañada por las líneas intactas del Bardo de Avon y los magníficos elementos del lugar en el que se encuentran los personajes, tiene el dulce tacto de los adolescentes, la impaciencia de los amantes y la suavidad con que sus labios se entretejen deja que la lenta danza que se desprende de sus cuerpos los guíe en el proceso del enamoramiento.



-

Beso pasional


The Notebook (2004)

Nick Cassavetes



Algunos lo llaman el beso definitivo; la gran escena en la que el personaje de Ryan Gosling besa a su contraparte amorosa en uno de los reencuentros más emocionantes en la historia del cine evoca cada uno de los romances realmente pasionales en el mundo. Rachel McAdams se suelta completamente frente su amante, tocándole el rostro mientras él la sostiene, abrazándola con fuerza, dejándolos en ese momento fotográfico en el que se unen bajo la lluvia. Es de aquellos besos que salen naturalmente sólo con la persona que realmente amas, deseas y que quizás extrañas demasiado.



-

Beso seductor


Raiders of the Lost Ark (1981)

Steven Spielberg



Uno de los momentos románticos más sensuales y tiernos, inesperadamente, lo tiene Indiana Jones. Cuando el protagonista está malherido por uno de sus encuentros con los enemigos a los que se enfrenta, Marion, su examante, quiere atender sus heridas de una forma especial, pero él se rehúsa. Ella, con cuidado y terneza lo convence besándolo en los lugares en los que no es doloroso hasta que finalmente se acerca a su boca, soltando con fuerza todo el deseo que tiene por él, convenciéndolo lentamente de dejarse ir y de no ocultar sus sentimientos. Un método efectivo que mezcla dulzura con sutil lujuria.



-

Beso erótico


Cruel Intentions (1999)

Roger Kumble



Esta secuencia es una lección per sé. Kathryn (Sarah Michelle Gellar) le enseña a Cecile (Selma Blair) a besar de una manera sensual para conquistar a su hombre deseado y así pueda corromperla más fácilmente. La maldad de la primera mujer y la inocencia de la segunda le dan una fuerte sensualidad a la escena, pero logra su cometido al enseñarle a la joven y a la audiencia cómo con un poco de maldad y erotismo puede hacer que alguien caiga; aunque, claro, otros factores influyen.



-

Beso del todo


Bridget Jones' Diary (2001)

Sharon Maguire



«Así no besan los chicos buenos», dice Bridget Jones después de casi perder al amor de su vida por un error. En medio de la nieve con sólo un par de calzones de print de piel de tigre y un suéter, ambos se besan seguros de que tendrán un nuevo inicio. Mezclando la ternura del enamoramiento y la rudeza del deseo, Bridget hace el comentario segura de que un contacto tan fuerte no podría venir de alguien más que un womanizer, pero Mark la conforta diciendo que «¡Sí lo hacen, carajo!», y es cierto. Una vez que estás con esa persona, es inevitable darle confort, acercándola a tu cuerpo, asegurándole que no se irá a ningún lado.



-

Beso tierno


Amelie (2001)

Jean-Pierre Jeunet



Una vez que Amelie finalmente se encuentra con Nino, no pierde el tiempo y pasa una noche romántica con él en la que la joven dulcemente hace un juego de besos en los que lentamente se expresan el anhelo que tienen el uno por el otro. Con pequeños besos y luego con indicaciones que le dicen a él dónde hacer el contacto, los dos se descubren paso a paso sin aventurarse demasiado a su entrega. Nos enseñan a apreciar el momento y no desgastar toda la energía de un golpe, sino disfrutar a cada segundo la suavidad de los labios y el cuerpo de nuestro objeto deseado.



-

Beso de amor verdadero


Brokeback Mountain (2005)

Ang Lee



Esos besos en los que los dientes chocan, los cuerpos se azotan y no puedes hacer más que tomar a tu pareja y acercarla con todas tus fuerzas mientras sus labios mojan partes cercanas a la boca abrir los ojos no es una necesidad. En uno de los momentos más desgarradores de Brokeback Mountain, Ennis y Jack se dejan ir completamente después de estar separados y de lidiar con sus dudas sobre el amor que comparten, y aunque la esposa de uno de ellos está viendo desde la ventana, todos los sentimientos que expulsan les impide darse cuenta de ello. Es un statement de liberación para ambos y a pesar de que saben que están en peligro, no dejan de besarse ni de absorber toda la esencia de sus seres como si no existiera un mañana.



-

Aunque es posible aprender de estos filmes, lo cierto es que cuando hay un beso en el que existan sentimientos de por medio es imposible planear lo que sucederá, siempre nos dejaremos llevar por nuestros impulsos. Pueden ser tiernos o intensos, pero todos expresan algo que las palabras son incapaces de revelar. Por alguna razón es una de las muestras humanas más profundas y es imposible no entregarse por completo cuando amamos en serio a otra persona.


Alonso Martínez

Alonso Martínez


Editor de Cine
  COMENTARIOS