Cine

Las excusas que todo cineasta debe dar para poder contar una historia

Cine Las excusas que todo cineasta debe dar para poder contar una historia

Aunque la mayoría tenemos una idea general sobre cómo escribir un guión, a veces los guionistas, directores y cineastas en general esconden "excusas" para poder contar la historia que desean.



¿Cuántas veces han salido de la sala de cine diciendo que la película que vieron no tiene sentido porque la historia nos parece vender algo que al final no vemos? Hemos escuchado y leído comentarios sobre películas donde la gente se queja porque “son un sinsentido” o “esto no es lo que nos mostraron en los cortos y carteles”. Sabemos que en algunos casos se sienten estafados, no es su culpa, pero a veces tampoco lo es propiamente del cineasta.


Las historias que cuentan los cineastas son, en algunos casos, extensiones de cosas que les suceden. Sobre todo cuando las historias son originales o parten de una idea propia. Sin embargo, también se podría da un poco de su personalidad a personajes de la vida real o de una adaptación que sirven como reflejo de algo propio, algo de ellos como realizadores. La mayoría de las veces, a estas historias se les hace un revestimiento para que sean lo suficientemente atractivas como para que las personas vayan corriendo a verlas. Es aquí donde entra en juego lo que es conocido como “las excusas” que da un realizador al hacer una película. Las excusas están presentes en todo tipo de películas, desde las historias de amor hasta las de Ciencia ficción.



post-image



Pero, ¿qué son “las excusas”? Las excusas para los cineastas son la complejización que crean para que problemas comunes se puedan desarrollar de manera entretenida o, al menos, que a la gente le interese ver cómo los personajes logran salir del atolladero en el que se metieron. Y existen varios ejemplos.


Una película que ha sido muy criticada es The Social Network, principalmente por lo siguiente: se alega que la película fue promocionada como la creación de Facebook y que lo que menos muestran es el desarrollo de esta red social. Más bien se enfocan en el problema legal de Mark Zuckerberg con su ex mejor amigo Eduardo Saverin o los hermanos Winkleboss. The Social Network es una película sobre la amistad, el tema principal es cómo un hombre que logró crear la red social “de amigos” más grande del mundo se quedó sin su mejor y único amigo. Justamente, la excusa que tuvieron Aaron Sorkin y David Fincher para contar la historia fue la creación de Facebook. Si no, no hay película. La fundación de esa red social es la que destruyó la amistad.


Otro ejemplo podría ser Arrival. Esta película, dirigida por Denis Villeneuve, nos muestra la llegada de unos seres extraterrestres a la Tierra con mensajes en un lenguaje totalmente incomprensible; un hecho que trae consigo conflictos entre naciones acerca de cómo debe proceder la tierra con los recién llegados. La película en sí no es sobre los extraterrestres o el lenguaje que “nos regalan”, esa es la excusa. Arrival es sobre las tensiones que existen entre nosotros y la frontera que se crea a partir del lenguaje y las interpretaciones que damos a unas cosas dependiendo nuestra procedencia, lo que por lo general lleva a conflictos armados, malentendidos, etcétera.



post-image



Otro ejemplo: en la película Nebraska, el personaje de Bruce Dern gana un premio de un millón de dólares y decide ir a reclamarlo. Su hijo menor, interpretado por Will Forte, es obligado por su madre a acompañar a su padre en la aventura hacia Nebraska. Acá la excusa que nos da Alexander Payne es ir a cobrar el millón de dólares. Pero realmente la película es una historia de perdón y reunión de un padre y su hijo. Pero de no haber millón de dólares de por medio, no hay historia.


En una entrevista que le hicieron para el documental sobre su carrera como realizador, Steven Spielberg comentaba que E.T. no era una historia con un extraterrestre, sino la historia de un niño que debe sobreponerse a la separación de sus padres. Sin embargo, él mismo afirma que la aparición del extraterrestre fue su "excusa" para poder hacer que esa situación fuese entretenida para el público.



post-image



Sobre las "excusas”, lo único que queda por decir es que son las que dan un motor a la razón real de las películas, series o audiovisuales que cada realizador crea. Estas no son el corazón de la historia, pero ayudan a que funcione. Así como E.T. no es sobre el extraterrestre, The Social Network no es sobre Facebook o Arrival no es sobre una llegada extraterrestre con un lenguaje simbólico. Esto no significa que no sean importantes, al contrario, sin ellas no habría películas o historias. Es decir, sin las excusas ustedes no irían al cine a ver el sempiterno cuento de la familia disfuncional o el perdedor que logra asumir una misión que lo salvará a él y a los que quiere.


**


El autor de este artículo también escribe en su blog personal, Plano/Contraplano. Para conocer más de su labor, visita sus redes:


Página oficial

Facebook


**


Hacer un buen guión es una tarea muchas veces titánica y loable que pocos saben apreciar, al menos de entrada. De ahí que muchos textos hayan sido rechazados antes de convertirse en verdaderas joyas cinematográficas. Pero tal vez lo peor ocurre con esos guiones que jamás se han filmado y que podrían convertirse en obras maestras del cine.




Referencias: