NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

¿Por qué eres un fracaso cuando tienes sexo?

17 de noviembre de 2017

Diana Garrido

El amor espontáneo, mismo que nace luego de una situación incómoda como el sexo casual, es quizá el más duradero y genuino...


La respuesta es simple: porque no hablas de lo que te gusta y cómo te gusta.


Tal vez pienses que el artículo se ha terminado por el hecho de haberte revelado la respuesta en la primera línea, pero debes seguir leyendo hasta entender por qué es tan importante la comunicación, aunque sea en un encuentro casual.


Acuerdas una cita con una persona únicamente para tener sexo y olvidas lo que ha estado causando estragos en tu vida amorosa. Todo va bien, la persona con la que ahora estás cohabitando en tu recámara es un lindo ser humano, te trata bien y te provee eso que tanto buscabas; cariño, al menos momentáneo. Sin embargo, llega el momento de despedirse y con ello, el sentimiento de vacío vuelve a atacar. ¿Qué sigue? en Two Night Stand, película protagonizada por Miles Teller y Analeigh Tipton, podemos hallar una respuesta mucho más profunda.



La interrogante que le da título a este artículo es la premisa mayor de este filme. Busca dar respuesta a las dudas que todos hemos tenido sobre lo que ocurre con nuestro cuerpo o actitud y porqué no podemos tener una relación sexual satisfactoria, que nos quede en la memoria eternamente y que podamos presumirla a los amigos.


En esta comedia romántica podemos ver la relación de un par de personas que son completamente ajenas entre sí, pero los une un deseo sexual inducido por una página de citas on line. Como suele ocurrir en este tipo de encuentros, por la mañana uno de los dos debe partir y las cosas regresan a la normalidad, la soledad vuelve a atacar y no queda más remedio que seguir luchando por vivir. No obstante a los protagonistas les ocurre lo inimaginable, una tormenta de nieve les obliga a permanecer en casa por una noche más.



No hay más remedio que sentarse a esperar y porqué no, conocerse un poco más. Aunque al principio es incómodo, debido a que su plan no era más que tener sexo y luego alejarse —quizá para siempre— ahora, deberán conocerse y platicar, más allá de una pantalla y de las típicas palabras que se emiten en la intimidad. No obstante, luego de un silencio incómodo y rostros resignados conviven conociendo cómo es realmente el otro. Gustos, aficiones, odios y deseos, todo ello se habla en el escaso cruce de palabras que ambos personajes tienen. Conforme la trama corre y el día también lo hace dentro del filme, ambos son presas de la incertidumbre sobre su desempeño en la relación sexual.



Entonces, los dos se disponen a decirse lo que en verdad estuvo mal y no dijeron por pena o falta de confianza. Así crean una pequeña lista que engloba, básicamente lo que la mayoría pensamos en este tipo de encuentros.


Él:




Ella:




Seguro has pasado por alguna de estas situaciones alguna vez. Al ver la escena en la que esto ocurre, pareciera que los personajes hablan por todos nosotros, puesto que en algún punto de nuestra vida sexual, tuvimos que pasar por una situación similar y por no hablar, suceden. Amamos el sexo casual, pero desafortunadamente, odiamos la comunicación, no por decisión propia, sino involuntariamente. Entre ellos surge la comunicación a fuerza, pero funciona, puesto que ahora con sus secretos al aire, es mucho más fácil volver a tener relaciones sexuales entre ellos o con otros, puesto que ahora ya saben qué es lo que más les gusta y qué no.



Este filme es acerca del amor espontáneo, mismo que nace luego de una situación incómoda, porque aunque en el momento fue algo divertido, ambos se "arrepienten" un poco, pero también habla de los defectos de las personas o que los sentimientos no son un impedimento para enamorarse de una persona. Es también una ventana a todo lo que ocurre en la actualidad, ya no necesitamos estar enamorados para tener sexo y de hecho, el amor puede llegar después de haber mantenido relaciones sexuales. Por mucho tiempo se consideró a la sexualidad como una prueba fehaciente del amor, en la actualidad es sólo una práctica que da placer y que sirve para encontrar empatía con alguien, pasarla bien e incluso conocer personas, pero manteniendo siempre una buena comunicación.


¿Te ha pasado?

**


Una vez que te hayas enamorado pueden ver al menos 5 de estas películas de amor intenso y posteriormente pónganse en un mood sensual con este otro listado de filmes sexuales que te excitar más que cualquier amante que hayas tenido.

TAGS: Sexo Recomendaciones Peliculas en Netflix
REFERENCIAS: IMDb Film Affinity

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Cómo sería tu horóscopo según 'Orange is the New Black' 16 ilustraciones de Emanuela Bartolotti sobre lo que una mujer imagina cada vez que se masturba Obras de Juan José Martín para imaginar un mundo sin fronteras Bandas de ska japonesas que son mejores que cualquiera de Latinoamérica La fe vs. la razón: la delgada línea entre el conocimiento y las creencias Ruso blanco: un vodka con toque oriental

  TE RECOMENDAMOS