Cine

Los mejores cortos sobre asesinos y tus peores fobias que puedes ver en menos de 1 minuto

Cine Los mejores cortos sobre asesinos y tus peores fobias que puedes ver en menos de 1 minuto

Cierra los ojos y déjate morir.



El asesino ya te cortó la garganta, el payaso violento se ríe en tu cara, los niños poseídos se ríen de ti una y otra vez y no hay nada que puedas hacer para escapar. A tu alrededor ves sangre, basura, los recuerdos de lo que alguna vez amaste convertirse en humo. Tu vida ha terminado.


Posiblemente eso es lo que quería hacernos sentir Floria Sigismondi cuando dirigía los enfermizos videos musicales de Marilyn Manson, Björk y The Cure. Su visión violenta de la vida y la muerte encajaban a la perfección con el discurso apocalíptico y destructivo de las canciones que convertía en obras maestras visuales, por lo cual se le reconoce como una de las directoras más innovadoras y complejas de la era moderna.



¿Quién mejor que ella para dirigir una serie de cortometrajes de terror con Nicole Kidman, Jake Gyllenhaal, Andy Serkis y los actores más reconocidos de 2017?


Nadie.


El periódico The New York Times le encargó a Sigismondi realizar cortometrajes para mostrar el talento de esos grandes actores, y ella cumplió al llevar la idea más lejos integrando las pesadillas de sus visiones, la locura de nuestras fobias y lo mejor del cine en menos de un minuto. Estas son sus obras:


-

Nicole Kidman

en

The Possessed


post-image


Nicole Kidman demostró su grandeza en Big Little Lies, pero también se consolidó como uno de los mejores rostros del horror psicológico al participar en The Killing of a Sacred Deer. El corto en el que aparece muestra todas las facetas de una mujer rota y poseída. Cada gesto suyo nos confirma que está perdiendo la cabeza sin razón alguna, o quizá se está liberando...



-

Timothée Chalamet

en

The Cannibal


post-image


Si pudiésemos describir a Chalamet en una sola palabra, sería "clase". El joven es absoluta elegancia y dulzura envuelta en su rostro francoamericano. Sigismondi lo sitúa como un refinado caníbal recorriendo su comedor, disfrutando cada uno de los pasos previos a consumir a su víctima. Tiene culpa en la sonrisa y sangre sobre el cuerpo. Disfruta con absoluto placer la perversión de su crimen.



-

Andy Serkis

en

The Demented Clown


post-image


Andy Serkis es un genio de la actuación; un verdadero maestro de la expresión y el alma humana, y posiblemente el mejor intérprete que existe actualmente. Sólo necesitamos ver menos de 60 segundos de él encarnando a un payaso psicópata que tiene a un bebé entre sus manos para sentir paranoia, miedo, terror, e incluso asco en sus máximos niveles. El payaso parece estar dudando pero, ¿qué sucederá cuando finalmente tome una decisión?



-

Saoirse Ronan

en

The Mannequin


post-image


Saoirse Ronan finalmente ganó reconocimiento al interpretar a Christine "Lady Bird" en la cinta de Greta Gerwig y demuestra su talento en proyectos como éste. Floria Sigismondi explota su rostro y facciones, presentándola como un fascinante maniquí que súbitamente parece cobrar vida. Aunque muestra calma y fineza, las lágrimas de sangre en su rostro nos indican que ese despertar no es una bendición, todo lo contrario.



-

Daniel Kaluuya

en

The Psycho Killer


post-image


Kaluuya interpretó magistralmente a la víctima protagonista en la insólita Get Out y en esta ocasión los papeles están invertidos; él es el asesino serial. El personaje, sin nombre, está tranquilo; extremadamente satisfecho por su violento crimen. Notamos ligeras expresiones de placer en sus ojos hasta que una presencia interna lo interrumpe, entonces piensa: "¿qué demonios hice mal?".



-

Daniela Vega

en

The Vampire


post-image


Floria Sigismondi también honró al talento internacional con Daniela Vega de Una mujer fantástica, otro de sus cortos. Éste es uno de los más tranquilos de toda la serie, pero es una prueba más de la innegable energía que emana Vega, quien interpreta a un vampiro mirando la luna, esperando a que algo suceda. Una vez que la luz la alimenta, sabemos que será el inicio de algo trágico.



-

Jake Gyllenhaal

en

The Damned


post-image


Gyllenhaal tiene uno de los mejores rostros psicópatas en la historia y sin duda es uno de los actores más infravalorados. Sigismondi apropiadamente lo sitúa como un hombre perturbado en medio de un pasillo, simplemente perdiendo la cabeza mientras raya las paredes. Pero algo en su mente se quiebra cuando se da cuenta de que no está solo.



-

Brooklynn Prince

en

The Demon Child


post-image


La pequeña Brooklyn Prince se convirtió en el foco de atención después de su participación en The Florida Project, que le ganó una nominación como mejor actor a Willem Dafoe. La directora la muestra en su faceta menos tierna como la niña demoniaca dentro de un baño sospechoso. El corto explota nuestros miedos más profundos de la niñez y, aunque parece un poco simple, usa el lado tradicional del terror para mostrar el rango de la joven actriz.



-

La visión de Sigismondi parece salida de una película de terror, pero no cualquiera: una tan sádica, extraña, violenta, cruda y perturbadora que sería imposible volver a dormir después de verla. Su tacto visual para el estilo gótico y ominoso es único y nos recuerda que los grandes directores no sólo son los que crean decenas de películas, sino también los que dedican su vida a crear experiencias y pesadillas que, sin importar que sean cortas, se quedarán con nosotros el resto de nuestras vidas.



Referencias: