Dan Schneider acosador: La teoría de abusos sexuales y pedofilia en Nickelodeon

Amanda Bynes, Miranda Cosgrove, Jamie Lyn Spears, y Jeannete McCurdy pudieron haber sido víctimas de Dan Schneider, un productor cuyo comportamiento podría ser visto como cuestionable.




Un hombre que publicaba fotografías de los pies de sus actrices, y que en todas las fotografías parece invadir el espacio personal de jovencitas menores a 16 años. ¿Suena a un acosador sexual? En realidad es Dan Schneider, el productor y escritor, creador de algunas de las series infantiles más importantes y reconocidas alrededor del mundo.



Él creó El Show de Amanda, Drake y Josh, iCarly, Victorious, Zoey 101 entre otros y rápidamente se convirtió en uno de los hombres más importantes en Nickelodeon. Sin embargo, recientemente el hombre fue despedido por la empresa sin una razón aparente. En un carta pública, el famoso canal para niños afirmó que sus negocios con Schneider habían terminado y que todas sus series llegarían a su fin, a excepción de una que seguiría produciéndose sin su control. A pesar de que no hubo una declaración sólida, se cree que su despido llegó después de distintas quejas de acoso sexual y su mal temperamento.



Lo que llamó la atención del caso, fue que Schneider fue despedido justo después de que comenzaran las controversias de acoso sexual en Hollywood, comenzando por Harvey Weinstein, otro productor que ha sido acusado de múltiples violaciones.


Años antes, en 2013, Amanda Bynes –una de sus estrellas principales– quien protagonizó El Show de Amanda escribió una serie de tweets en los que afirmaba que el productor había abusado sexualmente de ella, lo cual encaja con su breakdown que tuvo durante esos años, y el frágil estado mental con el que lidiaba en ese entonces. Sin embargo, la mujer no volvió a acusarlo cuando resurgió el movimiento #MeToo que invitaba a actrices a compartir sus experiencias de acoso y abuso en Hollywood.



A pesar de eso, en distintos foros en Internet comenzaron a salir múltiples historias que señalaban a Schneider como un pedófilo y un depredador sexual, al igual que historias de gente que trabajó con él y que señalaban sus perturbadoras costumbres.



De hecho, múltiples usuarios de redes sociales se han dedicado a desmenuzar casi todos los episodios de sus series para mostrar que el hombre constantemente insertaba chistes o situaciones que no eran completamente apropiadas para un programa para niños, y que muchos de los episodios se enfocaban en los pies, un posible fetiche que tenía el hombre y que explotaba con sus series. De igual forma, muestran cómo sobresexualizaba a sus protagonistas adolescentes, poniéndolas en situaciones sugerentes o en poses más sexys de lo que se debería en un programa para niños.


Este es uno de los ejemplos:



Asimismo, no es un secreto que Schneider le prestaba una atención extraña a los pies de las actrices en su cuenta de Twitter, donde las publicaba haciendo chistes o incluso pidiéndoles sus propias fotografías a las seguidoras niñas y adolescentes de su cuenta. Ese comportamiento nunca fue puesto bajo cuestionamiento en su "época de oro" pero actualmente están saliendo todas sus publicaciones a la luz, mostrando ese lado oscuro que no parece ser del todo inocente. Se rumora incluso que durante algunos de sus castings, le pedía a los niños que entraran descalzos, para poder verlos.



Basta con ver las fotografías en las que aparece junto a las actrices para ver que su acercamiento tampoco era muy respetuoso. Comparado con otros creadores que trabajan con estrellas infantiles, él aparece invadiendo su espacio personal, dando abrazos incómodos.


Una de las historias más comentadas en línea afirma que el hombre ha tenido distintas acusaciones pero que Nickelodeon ha pagado acuerdos a través de su empresa compañera Viacom para silenciar a esas víctimas. Se dice también que los padres de los chicos que son abusados no se arriesgan a ser expuestos para evitar problemas y seguir generando ingresos con sus hijos. Por su parte, Jeannette McCurdy y Miranda Cosgrove se han mantenido alejadas de Nickelodeon desde que finalizó su programa porque, afirman, fueron tratadas de forma injusta, lo cual podría encajar con las sospechas de los fans.



Tiempo después, McCurdy subió un Vine bastante críptico conde aparece con excesivo maquillaje, imitando a una mujer en crísis, diciéndole a Schneider: «Mira lo que me hiciste».



Es posible que el video sólo sea un juego, pero sin duda hace que nos preguntemos a qué se refiere, o si está haciendo alusión a lo sucedido con Amanda Bynes.


Lo extraño de todo esto es que no ha habido una acusación formal. Muchos creen que las actrices no quieren revivir el trauma, y otros afirman que el productor tiene tanto poder que no podrían realizar nada para dañarlo. Poco después de ser despedido de Nickelodeon, una fuente afirmó que una actriz que todos conocen envió un mensaje a la productora, afirmando estar muy feliz de que el hombre sería puesto bajo juicio (se cree que fue Amanda Bynes) pero no sucedió nada. Bynes podría estar callando, ya que su primera acusación no rindió frutos.


-


Existe la posibilidad de que Schneider sea inocente y que su temperamento haya afectado a las actrices (quienes ahora buscan venganza), pero todas las pruebas presentadas por los fans sugieren que hay un secreto más oscuro detrás del caso. Es claro que algo está sucediendo y que nadie está diciendo nada, ya que es posible que exista toda una red de protección para el estudio. Nickelodeon no está dispuesto a perder credibilidad, así que hará todo para evitar que el escándalo explote. Lo que sucedió detrás de cámaras sólo lo saben los involucrados pero puede que un día todos conozcamos la verdad.