PUBLICIDAD

CINE

El macabro juego del zodiaco: el asesino serial que jamás fue capturado

Hace unos años, el genetista Jari Louhelainen, descubrió la identidad de Jack "El Destripador," uno de los asesinos seriales más famosos de todos los tiempos. Esto fue gracias a que el empresario Russell Edwards compró en una subasta un chal que se encontró junto a una de las víctimas hace más de 100 años. Tras el estudio se determinó que la identidad del responsable pertenecía a un polaco judío llamado Aaron Kosminski.

Jack puso a Londres de cabeza. Aunque sus víctimas fueron prostitutas, mujeres y hombres temían por su vida y salir a las calles por la noche se convertía en toda una odisea.  El terror que causaba el que, alguien completamente desconocido, asesinara de manera tan sanguinaria, descontrolaba a cualquiera.    

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Aunque este es uno de los asesinos más icónicos de la historia, no fue el único que aterrorizó al mundo con sus siniestros actos. En Norteamérica, años después, la mente de otro criminal sacudiría la vida de miles de personas.

A finales de la década de los 60, al menos siete personas habían sido atacadas brutalmente al norte de California y por lo menos 5 de ellas perdieron la vida. El asesino no era una persona ordinaria. Rompía con absolutamente todos los patrones en los perfiles de sus víctimas, lo que hacía mucho más difícil dar con su identidad; no había ninguna huella y, encima de todo, se le habían atribuido 37 homicidios más.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, esto eso no era lo más inusual del caso. Para sorpresa de todos, mandó cartas a periódicos como The San Francisco Examiner, San Francisco Chronicle y Vallejo Times-Herald. En ellas, se atribuía los asesinatos, probaba que había sido el responsable entregándoles pistas que sólo conocía la policía y por si fuera poco, incluía una especie de códigos extraños donde, decía, vendría cifrada la información sobre su identidad. Así, obligó a los periódicos a publicar en las primeras planas esta especie de macabro acertijo.

La historia de este asesino sale de lo común, rompe todos los esquemas. Por ello, fue la inspiración y la base de una película, "Zodiac". Esta cinta no trata de narrar la vida de un asesino; su interés es mostrarnos cómo este tipo de sucesos y personajes afectan la vida privada de quienes buscan resolver el caso.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En 2007 David Fincher director de "Fight Club", "Panic Room", "Se7en" y otros filmes—, llevó a la pantalla grande esta sangrienta historia protagonizada por Jake Gyllenhaal, Mark Ruffalo y Robert Downey Jr. Todos son personajes complejos. Muestran, desde diferentes ángulos, la incesante búsqueda de respuestas, las afectaciones emocionales y las implicaciones que causan este tipo de sucesos. Pese a que tuvo una positiva recepción por críticos y público en general, en taquillas no se recaudó lo que se esperaba.

"Zodiac" recaba datos históricos para la creación de la historia y la adaptación de los personajes. ¿Cómo representar a un asesino cuya identidad permanecía anónima? La cinta se basa en las declaraciones de las víctimas que sobrevivieron a sus ataques. Todas ellas coincidían en que se trataba de un hombre blanco, corpulento y con anteojos, no más.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Lo escurridizo de los rastreos para dar con él, el desconcertante y constante cambio de patrones y el inalienable compromiso moral que implica no abandonar el caso y encontrar al responsable son los ejes en los que los personajes se desenvuelven.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Además, retoma las constantes y excéntricas peticiones a los medios de comunicación entre ellas; colocar en las páginas principales sus cartas, convocar a los ciudadanos a usar una especie de pines con el símbolo del Zodiaco, una transmisión de su llamada en vivo por televisión, etcétera... Aunque inauditas e indignantes, eran imposibles de ignorar pues amenazaba con perpetrar nuevos crímenes si se le desobedecía. 'El Asesino del Zodiaco' tenía un arma poderosa y contra la que nadie tenía defensa: el miedo.

Fincher juega con una fotografía sombría que nos instala emocionalmente en la situación que viven sus protagonistas. La intriga y desesperación se hace evidente en cada minuto de la cinta. El deterioro de los personajes también es algo de lo que somos testigos; la locura se impregna como si de un contagio se tratara. Aunque la cinta tiene momentos cómicos, la mayoría del tiempo es una mezcla de suspenso y terror. Junto con los protagonistas, los espectadores compartimos la desesperación y la impotencia de la situación. Nos hace cuestionar, ¿qué haríamos nosotros?

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El filme nos deja ver que las víctimas de un asesino serial no son sólo aquellas que mata. Su alcance es mucho más extenso; acaba con la vida y la tranquilidad de quienes están cerca. Además, es el pretexto perfecto para que otros malhechores cometan actos ilícitos y hacerse pasar por el multihomicida.

¿La inteligencia de una sola persona enferma mentalmente puede superar la de decenas de investigadores, policías, periodistas y ciudadanos?, ¿cómo es que el "Zodiaco" se escabulle de todas las pruebas y mantiene en secreto su identidad pese a las continuas cartas y llamadas que hace a las autoridades? ¿Quién es el hombre detrás de esa capucha negra que asesina con toda impunidad? Podrías descubrirlo en esta cinta que está actualmente disponible en Netflix.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

**

Sin embargo, si lo tuyo no son las películas de crímenes, puedes conocer la película que te enseña que el arte puede ser una causa revolucionaria y si más bien quieres tener más opciones no te pierdas de estos 20 estrenos imperdibles de Netflix para el mes de julio.

*

Referencias

La Higuera
RT

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD