Cine

El documental que retrata la descomposición social en la frontera de Dominicana y Haití

Cine El documental que retrata la descomposición social en la frontera de Dominicana y Haití



Podría decirse que el cine documental nunca asume una postura neutral. Así como puede hacer recuperar tu fe en la humanidad, podría dejar con un vacío existencial y dejarte reflexionando sobre la imposibilidad de concilio entre las personas. Tal vez esto es lo que pone de manifiesto Death by a Thousand Cuts (Jake Kheel y Juan Mejía Botero, 2016), un filme que reseña los sucesos acaecidos en la frontera entre República Dominicana y Haití, a raíz del brutal asesinato de un guardaparques dominicano, una cruda metáfora de la creciente tensión entre ambas naciones en el contexto de la deforestación masiva de la zona y la explotación del carbón que ahí se da.





Los haitianos dependen del carbón vegetal como fuente primaria de combustible para cocinar y, habiendo agotado sus propios recursos naturales, cortan ilegalmente árboles de los bosques protegidos de su vecino para satisfacer la demanda. En enero de 2012 el guardaparques Eligio Eloy Vargas (Melaneo) fue asesinado a machetazos cerca de la zona limítrofe, en el Parque Nacional de la Sierra de Bahoruco. Una de las personas más afectadas por la muerte de Melaneo es su esposa Calina, de nacionalidad haitiana, ya que el principal sospechoso es un tal Pablo Tipal, haitiano también.


death by a thousand cuts

El crimen sirvió para inflar aún más la tensión entre la población local y la haitiana, compuesta en su mayoría por emigrantes ilegales. La Sierra de Bahoruco es parte de la reserva de la biósfera Jaragua-Bahoruco-Enriquillo de la Unesco. Mucha de la flora y fauna endémica ya no existe en el lado haitiano, ecológicamente devastado.

Death by Thousands Cuts explora cómo existen carteles que han convertido la deforestación ilegal en un lucrativo negocio y un punto que impulsa más el sentimiento antihaitiano de muchos dominicanos. Además sugiere que las leyes racistas de inmigración del país están realmente vinculadas con la desigualdad de la riqueza y con la lucha por los recursos naturales. Los realizadores Juan Mejía Botero y Jake Kheel capturan en imágenes y testimonios los horribles sentimientos que surgieron entre dominicanos y haitianos por el hecho, como si se tratara un oscuro punto de inflexión en una problemática que se ha extendido por décadas. Sin embargo, la cinta también compone una mirada al pasado que explica la complicada historia de la isla compartida entre las dos naciones caribeñas en constante pugna. Desde el principio, la película pone en evidencia los estragos de no lidiar de una manera más humana con lo que significa una frontera, una delimitación de diferencias desde todo punto de vista: cultural, étnico y sórdidamente nacionalista. El evento clave fue la adopción, por parte de Dominicana, de una política de preservación de sus bosques. Haití no emprendió tal iniciativa y ya en la década de los 70 sus bosques fueron diezmados.


death by a thousand cuts


La producción está filmada en un estilo documental clásico, con entrevistas y material de archivo. Mejía Botero y Kheel recrean un ambiente tenso, de ánimo denso, de constante alerta y de paranoia, que caracteriza el modo de vida en dicha frontera. A pesar de generar una estética de suspenso por medio de la banda sonora, Death by a Thousand Cuts plantea preguntas que podrían ayudar a definir el futuro de las sociedades a escala global. No hay figuraciones parciales: los haitianos no son vistos como transgresores ni los dominicanos como víctimas. En realidad, la relación entre ambos pueblos es mucho más compleja. El documental recurre a información verídica y reconstruye un marco histórico que revela mejor su contexto.

Si bien el tema central parece ser la producción ilegal de carbón de Haití, la película se concentra en la ansiedad sociocultural como un síntoma del imaginario colectivo en respuesta al terrible hecho que sienta un precedente más a su constante incomprensión.

***

Nada como un vistazo a la más recalcitrante miseria humana para empezar a aclarar el camino en la búsqueda por una condición de vida que incluya a todos sin menosprecio y en completa libertad y respeto a sus derechos. Estos documentales te harán entender el mensaje


Referencias: