Después de este documental no verás la moda de la misma manera
Cine

Después de este documental no verás la moda de la misma manera

Avatar of Lorena GB

Por: Lorena GB

13 de enero, 2017

Cine Después de este documental no verás la moda de la misma manera
Avatar of Lorena GB

Por: Lorena GB

13 de enero, 2017



¿De dónde viene la ropa que usamos? ¿Cuál es el verdadero impacto que está teniendo en el mundo? El estadounidense Andrew Morgan nos invita a sumergirnos de a una historia que imaginábamos más glamourosa y menos escalofriante: "The True Cost", el documental tras las vitrinas.

The True Cost


Sin duda, muchos somos amantes de la moda, y vemos en ella una oportunidad para comunicarnos con el mundo, para revelar nuestras emociones y personalidad. Pero, ¿somos conscientes y entendemos las realidades que se esconden tras ella? Precisamente ese el propósito de Morgan: abrirnos los ojos, y para ello acude a fuentes como periodistas, diseñadoras, investigadores, activistas, trabajadores textiles y empresarios del escenario de la moda.

Como punto de partida, el documental nos muestra la reinvención de ésta, su transformación a una industria que no se conforma con dos temporadas al año como lo hizo durante mucho tiempo, sino que ahora, las nuevas dinámicas, exigen alrededor de 50 temporadas. Prácticamente tenemos una nueva colección por semana! Lo que trae beneficios únicamente para el bolsillo de los grandes empresarios.

The True Cost


Este nuevo modelo se ha denominado ‘Fast Fashion’, un concepto que no sólo tiene que ver con la excesiva oferta a la que estamos expuestos, también con sus cómodos precios. El problema es que mientras las prendas son más baratas cada día, los costos de producción han subido, por lo que las grandes marcas recurrieron a subcontratar empresas textiles de países subdesarrollados para incrementar sus ganancias.  

En los años 60, Estados Unidos producía el 95 % de su ropa, ahora tan solo el 3 %, es decir, el 97 % se subcontrata en países subdesarrollados como China, Bangladesh, India y Camboya, donde el salario y las condiciones de trabajo son deplorables.

The True Cost documental


“En occidente dicen precios bajos todos los días, así, todos los días, me causan dificultades, y yo se las causo a mis trabajadores, así funciona”, comenta sin tapujos Arif Jebtik, dueño de una fábrica de ropa.  

Para ejemplificarlo mejor, el documental nos muestra una serie de imágenes de la tragedia de ‘Rana Plaza’, una fábrica textil a las afueras de Dacca (Bangladesh), donde su edificio de ocho pisos se derrumbó dejando a más de mil empleados sin vida, ya que los dueños de la fábrica ignoraron las ordenes de evacuar un sitio que presentaba grietas y obvias inconsistencias en la infraestructura; una tragedia que se convirtió en el peor desastre en la historia de la industria textil.

The True Cost; tragedia Bangladesh

Después de posar los ojos en Bangladesh, el segundo país con mayor producción textil, "The True Cost" se dirigió a los campos de algodón, el lugar donde todo empieza. Allí nos encontramos con una industrialización que deja a su paso agricultores pobres al tope de deudas, comunidades afectadas por el contacto excesivo con químicos, y una considerable tasa de suicidios. Sin embargo, eso no es todo, los consumidores son otra rama del asunto. Dado que la publicidad nos vende la idea que entre más tenemos, más felices somos, actualmente nuestras compras han subido un 400%

Cuando compramos en exceso estamos contribuyendo a la degradación del medio ambiente, ya que es la segunda industria más contaminante después del petróleo. Morgan nos lo explica mejor a partir de las fábricas de cuero que están contaminando el río Ganges en la India. También nos muestra las protestas en Camboya, donde sus trabajadores textiles se enfrentaron a la policía antidisturbios con el fin de exigir un salario de 160 dólares mensuales. Tristemente estos enfrentamientos dejaron víctimas mortales en Phnom Penh, su capital.


A pesar que el filme ahonde sobre la injusticia y el sinsabor, también existe una luz de esperanza, gracias a personajes que aportan su grano de arena para cambiar el mundo. Entre ellas resalta Safia Minney (People Tree) Livia Firth (Eco-Age) Stella McCartney y Larhea Pepper (Textile Exchange); y nosotros “¿vamos a estar satisfechos con un sistema que nos hace sentir ricos, mientras deja nuestro mundo tan desesperadamente pobre?" Es momento de actuar.





**
Te compartimos las razones por las que Moda no es sólo usar ropa bonita, y es importante saber por qué muchos pierden la cabeza sobre este tema. 



Referencias: